Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

2013, ¿tan bueno como el 2012?

02/01/2013 11:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Autor: Luis García Miró Elguera

Fuente: Diario Expreso

Acaba un año sui generis. Empezó bajo el signo de la incertidumbre tras un confuso primer semestre del flamante gobierno del presidente Ollanta Humala, bajo la inquietante batuta de la izquierda velasquista incrustada en el gabinete de Salomón Lerner. Recordemos que apenas iniciado el régimen Humala arrancó el chantaje socialista manipulado por los operadores zurdos que trataban hacerse del poder a costa de lo que fuere. Inclusive de mermarle autoridad al jefe de Estado. Cada cual se exhibía como el machito del barrio, al extremo de criticar en público a sus pares con menos experiencia politiquera. La meta era secuestrar al presidente Humala, extorsionándolo por el apoyo que recibió del socialismo durante los dos procesos electorales, y obligándolo al pago de un rescate que consistía en entregarles a los rojos el dominio del Estado. El país se paralizó, Conga es la fotografía de esos seis meses de vuelta a cavernario socialismo militar del dictador Velasco Alvarado.

Pero el 10 de diciembre de 2011 el presidente Humala removió a Lerner y compañía del gabinete, y colocó como premier a una persona prudente, seria y eficaz: Óscar Valdés Dancuart. No obstante el Perú seguía cabreado por el destino que habría de imprimirle un gobierno que acababa de dar un giro copernicano en apenas seis meses de gestión. Por suerte, a los pocos meses el escenario político cambió de negro a blanco. Valdés Dancuart demostró habilidad, firmeza, eficiencia pero, sobre todo, lealtad al jefe de Estado. Atrás quedaron el chantaje al presidente, las serruchadas de piso interministeriales y el figuretismo velasquista dirigido a copar todos los espacios del poder. Asimismo empezó a tomar fuerza la figura del sólido Luis Miguel Castilla como cabeza del estratégico MEF. ¿Qué sucedió para que el presidente Humala tomara aquella decisión vertebral? No hay respuesta. El enigma sigue hasta hoy, aún cuando las especulaciones son de todo calibre. Inclusive el mandatario tuvo que tomar distancia con su más próximo entorno familiar: Isaac, su padre y el peligroso orate Antauro. Este último no hizo otra cosa que conspirar desde el primer día en que su hermano asumiera las difíciles tareas presidenciales. La historia se encargará de dilucidar las razones que tuvo Ollanta Humala para imponer los cambios que decidió imprimir en su gestión, apenas a seis meses de haberla inaugurado.

Más sobre

Lo evidente es que en los doce meses que hoy acaban, el régimen Humala ha conseguido consolidarse en el poder y, fundamentalmente, empezar a gobernar. Pongamos las cosas en claro, con Lerner y compañía Ollanta Humala era un rehén. Ahora, mientras tanto, su gestión está ejecutando obras y, por encima de todo, fomentando que el país crezca y progrese, los únicos dos fundamentos con los cuales se logra promover trabajo y bienestar para el pueblo y, en consecuencia, generar inclusión social y reducir las desigualdades. Que el 2013 sea la reafirmación del año que se va, que ha sido uno bueno para el Perú.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2284 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
286
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.