Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

25 de Abril

25/04/2017 06:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pasan los años y Portugal sigue avanzando por la senda de la modernidad, desde aquel amanecer en el que despertó cantando Grândola Vila Morena, ese amanecer que puso los pelos de punta a la península ibérica y que algunos soñaron como el inicio de un nuevo mundo

Han pasado 43 años desde entonces y a día de hoy en Lisboa gobierna la izquierda en un acuerdo a tres, que sirve para sonrojar las caras de otras izquierdas de otros países.

Esa misma izquierda que ha sido elegida por el pueblo portugués para sustituir a una derecha incapaz de sacar adelante a Portugal.

Esa misma izquierda que ha sacado al país de la recesión y de la crisis, que permite a Portugal sacar pecho demostrando a Europa que otra política económica es posible.

Esa misma izquierda plural y a la vez unida para servir al pueblo, que está demostrando que la unión entre socialdemócratas y comunistas no es un “sacrilegio” y si un sortilegio para el conjunto de los trabajadores y las clases explotadas por las oligarquías económicas.

Portugal es el ejemplo de que otra política es posible, a pesar de las diferencias y de las matizaciones en el seno de la clase obrera y de sociedad en general.

Portugal es el ejemplo de que la democracia popular es viable, posible y necesaria para transformar la sociedad.

Portugal es el ejemplo de que la democracia popular es una alternativa a la dictadura del proletariado.

Nadie se quiere hacer eco de la realidad portuguesa, nadie quiere reconocer en su justa medida el éxito de la izquierda portuguesa.

Hoy, cuando se celebra el 43 aniversario de la revolución de los claveles, miles de portugueses se sienten orgullosos de haber demostrado al mundo   --una vez más—  que Portugal si es diferente, distinta y ejemplar a la hora de resolver sus problemas.

La unidad de la izquierda es posible siempre, sólo la impiden los egos desbordados

Frente a la realidad portuguesa la socialdemocracia  en Francia y en el Estado español, se deshace  en sus luchas internas y en el pedante desprecio a la nueva izquierda que amenaza con borrarla de la faz de la tierra, para convertirla en una mala pesadilla de la clase obrera.

La unidad de la izquierda, pasa siempre y necesariamente por la unión entre Socialistas y Comunistas.

La agitación y la propaganda anticomunista sólo sirve de acicate a la derecha, al liberalismo y al nacimiento de las organizaciones antisistema como el Bloco de Esquerda en Portugal, Podemos en España, Die Linke en Alemania y la France Insoumis de la nueva izquierda francesa, que marca una nueva era de l izquierda en Europa.

Algunos y algunas, se podrán poner patas arriba o hacer figuras egípcias desmelenando su anticomunismo y su desprecio a la nueva izquierda, pero tarde o temprano, frente al pesimismo y la confusión fomentada, la izquierda acabará reciclándose y limpiándose de indeseables.

El 25 de Abril, sigue siendo una fecha para recordar con ilusión, con entusiasmo y con esperanzas para los trabajadores.

Otra izquierda es posible como lo están demostrando los portugueses y como lo están comprendiendo y asimilando los trabajadores del sur de Europa.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

 

gonzalo    alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1405 noticias)
Visitas:
8590
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.