Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Monica Pozzi Escot escriba una noticia?

Alan García y el Pacto con Dios

02/07/2010 17:56 9 Comentarios Lectura: ( palabras)

Te veo rezando todos los días al pie de tu cama. ¡Qué Dios te coja confesado! Por dormir, comer y beber con toda tranquilidad del mundo, mientras miles de peruanos aún andan por las calles confesando sus desgracias

Cuando vi por primera vez a Alan García, me dije a mi misma: es un golfo, petulante, creído, arrogante y mentiroso. Era una adolescente que a pesar de todo me daba cuenta de la forma que tenía él para embaucar a todo mujer que se le ponía en frente. Fue definitivamente una de las mejores cartas que jugo el Apra para llegar al poder. Su pícara sonrisa, convenció a muchas mujeres, amas de casa que deliraban cuando salía a hablar uno de sus famosos discursos, embelesando hasta a la más humilde mortal.

Aquel hombre, nada católico, laico de por sí, y creo que agnóstico, hoy lo vemos rezándole a la imagen del señor de los milagros para que lo dejen terminar su segundo mandato.(No se preocupe tanto que ya le queda poco)

¿Quién lo diría? Nuevamente, caímos con esta misma piedra, bueno entre el hambre y la necesidad, escogimos la necesidad para que nos gobierne.

¿Qué sucedió con nuestro Padre de la Patria? Ahora lo vemos vestido con su traje del señor de los milagros, (más bien vestido con su carpa morada y haciéndolo casi casi de sacristán) Imagino Señor García que pedirá perdón por cada pan que se lleva a la boca y que no llega a los más de miles de peruanos humildes de nuestro país.

Imagino que habrá hecho un pacto con Dios, pero Dios, aún no te ha escuchado. Porque hasta hoy ninguna de sus obras se culminan, una de ellas su famoso tren eléctrico que debió de haberse hecho hace más de una década y media, que yo desde mi humilde hogar creí que serviría para patinar con mis amigas del colegio. Hoy veo con nostalgia que se han traído abajo varias de esas torres que se levantarón en la Av. Aviación, tenían hermosos murales, creí en ese entonces que teníamos un buen museo de arte a la intemperie.

¡Vamos Señor García! A ver si le pone un poco más las pilas (digo recargue las baterías) a su gobierno y termina esto de una buena vez. Los pactos con Dios aún no le hacen efecto, le recomiendo ir donde un chamán a ver si este le quita un poco de kilos y lo hace ver mejor todo a su alrededor y de repente le funciona todo mejor.

Como buen Católico, después de su gran desayuno dará gracias al Dios supremo por los panes que se metió al estómago pidiendo de todo corazón que los demás puedan comer. Más aún las personas que tiene su dinero congelado en las AFP, el cual no pueden ni ver, ni disfrutar de él, porqué se han empecinado a no devolver en absoluto el dinero de estos humildes mortales. ¡Dios lo agarre a usted confesado! Le devuelva el decoro para que devuelvan el dinero a estas personas que están sin un centavo en sus bolsillos.

Imagino que habrá hecho un pacto con Dios, pero Dios, aún no te ha escuchado. Porque hasta hoy ninguna de sus obras se culminan

¿Dónde dejamos a las de la tercera edad? Vamos señor García, prometió subirles el sueldo a los de la 20530 que lo tienen congelados hace más de 10 años, hay una gran cantidad de Cesantes de este régimen que reciben entre 600 a 800 soles. Le pregunto a usted: ¿Podría vivir con ese sueldo todo un mes? Creo que no. Sólo un par de zapatos que usted usa valen 800 soles, el sueldo de un mes, que humildemente estas personas obtienen por el pago de sus años de servicios.

Mentiras tras mentiras en todo su gobierno. No podemos negar que nuestro sol cada día está más fuerte. Pobre de las personas que con mucho esfuerzo envían desde otros lugares del mundo, divisas a nuestro país para que sus familiares puedan sobrevivir, el cual cada día ven menguado.

¡Vamos Padre de la Patria! De una vez por todas, haz algo por nuestros viejos, auméntales unos cuanto soles más. No puede ser, que sólo te dediques a hablar de la famosa 19990 que no son los únicos con una pensión deplorable.

Por favor ¡haz algo por los que no van a tener pensiones dignas! Haz algo por los que tenemos nuestro dinero en las AFP, sí sigue esto así, cuando llegue la edad de jubilación para los humilde ocho mil, tendremos una pensión de 150 soles al mes. ¿Se podrá vivir con eso?

San Alan García, haz un voto de conciencia y termina de hacer el pacto con Dios, deja las frivolidades aún lado y decícate al pueblo, que está dando manotazos de ahogado, pidiendo un poco de tu gracia, al menos lo que te queda de tu mandato.

Lic. Mónica Pozzi-Escot


Sobre esta noticia

Autor:
Monica Pozzi Escot (48 noticias)
Visitas:
1511
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Blanca (03/07/2010)

Debería ponerse los pantalones de una ves el presidente y hacer algo por nuestras pensiones.

0
+ -
Responder

Norareip (03/07/2010)

En verdad que solo hace este hombre fanfarronear, hace de nuestro país un circo.

0
+ -
Responder

Norareip (03/07/2010)

Olvidaba, deje señor presidente de sonreir y preocúpese de una vez de nosotros.

0
+ -
Responder

Catherinepozzi (03/07/2010)

En verdad que sí, espero y funcione su pacto y haga algo por nosotros.

0
+ -
Responder

Pozziescot Comunicaciones (03/07/2010)

Quién lo entiende, es un buen actor nuestro presidente

0
+ -
Responder

Pozziescot Comunicaciones (03/07/2010)

Deje de sonreir y actue de una buena vez. Creo que debe de dormir tranquilo con tanta pastilla para la depresión que toma en las noches.

0
+ -
Responder

Blondet (05/07/2010)

dudo mucho que su pacto le haga efecto a Alancito.

0
+ -
Responder

Mougneca (05/07/2010)

En verdad que su pacto sólo funcionó para él.

0
+ -
Responder

Africamía (06/07/2010)

Es verdad, un tipo nada metido en la iglesia y hoy por hoy cambió de repente de religión, hipócrita.