Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La alerta roja del clima se ha encendido según la Organización Meteorológica Mundial. Pero el hombre, culpable no sabe apagarla

31/03/2014 03:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La OMM lleva registros de los cambios del clima y estos últimos años se han deteriorado hasta un punto desesperado por culpa de la inacción humana. La Antartida está en vías de deshielo, Groelandia es un paisaje verde, los mares inundan la tierra

– Una vez más, estos últimos años y los primeros meses del 2014 hemos visto las drásticas repercusiones que tienen las sequías, las olas del mar y las de calor, las inundaciones y los ciclones en las personas y los bienes de todo el mundo, como se indica en la Declaración anual de la OMM (la Organización Meteorológica Mundial) sobre el estado del clima mundial.

Organización Meteorológica Mundial.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM),   en inglés, World Meteorological Organization (WMO) es una organización internacional creada en 1950 en el seno de la ONU cuyo objetivo es asegurar y facilitar la cooperación entre los servicios meteorológicos nacionales, promover y unificar los instrumentos de medida y los métodos de observación.

La OMM es la heredera de la antigua Organización Meteorológica Internacional (International Meteorological Organization - IMO), fundada en Viena, Austria en 1873. En la actualidad cuenta con 191 Estados Miembros y Territorios.

La OMM tiene su sede central en Ginebra, Suiza. En el informe se confirmó que 2013, junto con 2007, han sido los más cálidos los sextos en la clasificación desde que se llevan registros, desde hace medio siglo, confirmand la tendencia al calentamiento mundial a largo plazo. La Declaración aporta una instantánea de las temperaturas regionales y nacionales y de los fenómenos meteorológicos extremos, así como de los detalles relativos a la capa de hielo, el calentamiento del océano, el aumento del nivel del mar y las concentraciones de gases de efecto invernadero, todos ellos indicadores interrelacionados y coherentes de la evolución del clima.

Los objetivos de la organización son:

Facilitar la cooperación mundial para crear redes de estaciones que efectúen observaciones meteorológicas, así como hidrológicas prestar servicios meteorológicos y conexos; e intercambiar información meteorológica y conexa. E intensificar la aplicación de la meteorología a la aviación, la navegación marítima, los problemas del agua, la agricultura y otras actividades humanas;

y, de materias conexas.

Las declaraciones anuales de la OMM, que fomenta la investigación y enseñanza de la meteorología, reúnen los principales fenómenos climáticos de cada año. Hoy  día se consideran una fuente autorizada de información, reconocida internacionalmente, sobre temperaturas, precipitaciones, fenómenos extremos, ciclones tropicales y extensión del hielo marino. En la última entrega se palpa un empeño de la OMM por proporcionar más información a escala regional y nacional con el fin de apoyar la adaptación a la variabilidad del clima y al cambio climático global.

Trece de los catorce años más cálidos de los que se tiene registro se produjeron en el siglo XXI.

Los tres últimos decenios ha sido cada cual más cálido que el anterior, siendo el decenio 2001-2010 el más cálido registrado. El promedio de la temperatura mundial de la superficie del océano y de la tierra en 2013 fue de 14, 5 ºC es decir, superior en 0, 50 °C a la media de 1961-1990 y en 0, 03 °C a la media decenal de 2001–2010. Las temperaturas en muchas partes del hemisferio sur fueron especialmente cálidas. Australia experimentó el año más caluroso del que se tiene registro y Argentina fue el segundo.

La Declaración anual de la OMM sobre el estado del clima mundial contiene el estudio de un caso particular de calor récord registrado en Australia en 2013, examinado por científicos del Centro de Excelencia ARC para la Ciencia del Sistema Climático de la Universidad de Melbourne (Australia). Se utilizaron nueve modelos climáticos mundiales pioneros para estudiar si los cambios en la probabilidad de que esas temperaturas extremas durante el verano australiano se debieran a la influencia humana. Y los incendios provocados por esa oleada de calor son dignos de estudio.

“La comparación entre las simulaciones de modelos climáticos que tienen o no en cuenta los factores humanos muestra que se ha quintuplicado la probabilidad de que el récord de calor registrado durante estos dos últimos veranos en Australia sea resultado de la influencia del hombre sobre el clima y de que esos récords hubieran sido prácticamente imposibles sin los gases que retienen el calor de origen humano, lo que demuestra que algunos fenómenos extremos es mucho más probable que se produzcan debido al cambio climático y la influencia humana” concluyó el estudio.

“Los fenómenos naturales, como las erupciones volcánicas o los episodios marinos tropicales de El Niño y La Niña, de años pasados, siempre han contribuido a empeorar nuestro clima, han influido en las temperaturas o han provocado desastres como sequías e inundaciones. Sin embargo, muchos de los fenómenos meteorológicos extremos que se produjeron en 2013 se correspondían con las consecuencias que ya se esperaban que tuviera el cambio climático provocado por la actividad humana. Se registraron precipitaciones más fuertes, un calor más intenso y un mayor número de daños causados por mareas de tempestad e inundaciones costeras como resultado del aumento del nivel del mar – como demostró tan drásticamente el tifón Haiyan en Filipinas, ” según el Secretario General de la OMM, Michel Jarraud. Y en Galicia y la costa cantábrica, como lo han observado los meteorólogos locales y sufrido las poblaciones de esas zonas.

“En el calentamiento mundial no hay moratorias que valgan, ” añadió el señor Jarraud. El calentamiento de nuestros océanos se ha acelerado y  a profundidades menores. Más del 90% del exceso de energía atrapado por los gases de efecto invernadero se almacena en los océanos. Los gases de efecto invernadero han alcanzado niveles récord, lo que significa que nuestra atmósfera y nuestros océanos continuarán calentándose durante los próximos siglos. Las leyes de la física no son negociables.”

“La predicción meteorológica, incluso de tormentas y otros peligros, tiene un grado de acierto mucho mayor en los últimos años. Como demostró en octubre el ciclón Phailin, el segundo ciclón tropical que ha azotado India desde que se iniciaron los registros modernos, la mejora de la predicción, junto con las medidas de los gobiernos destinadas a aumentar el clima nacional y proporcionar auxilio, reduce enormemente la pérdida de vidas. Debemos seguir intensificando la preparación y fortaleciendo los sistemas de alerta temprana, y aplicando un enfoque multirriesgos a la reducción de riesgos de desastre”, añadió.

La última Declaración de la OMM,   es una fuente autorizada de información, y ha sido reconocida internacionalmente, al destacar los fenómenos climáticos clave producidos en 2013 y comienzos del 14.

El tifón Haiyan (“Yolanda“), una de las tormentas más intensas que jamás han tocado tierra, devastó partes del centro de Filipinas.

Las temperaturas del aire en superficie sobre las zonas terrestres en el hemisferio sur fueron soporíferas, lo que se tradujo en olas de calor generalizadas; según hemos dicho Australia sufrió un calor sin precedentes todo el año, y algo parecido Argentina y Nueva Zelanda vivieron, respectivamente, su segundo y tercer año más cálido del que se tenga noticia.

- Un aire polar frígido azotó partes de Europa y el sureste de Estados Unidos.

 

- Sequías graves afectaron a Angola, Botswana y Namibia.

- Lluvias monzónicas intensas se transformaron en inundaciones graves en la frontera entre India y Nepal.

- Lluvias e inundaciones abundantes azotaron al noreste de China y a las regiones orientales de la Federación de Rusia. Y también a zonas de la península ibérica y las islas británicas.

- Lluvias e inundaciones intensas afectaron a Sudán y Somalia.

- Sequías importantes afectaron al sur de China.

- El noreste de Brasil registró su peor sequía de los últimos 50 años.

Siglos de ignorancia y descuido e intereses económicos y políticos han llevado al mundo donde está

 

- El mayor tornado jamás observado azotó Reno (Oklahoma, Estados Unidos).

 

- Precipitaciones extremas se tradujeron en inundaciones graves en los Alpes y en Austria, la República Checa, Alemania, Polonia y Suiza, sobre todo en zonas inusuales en lo que va de siglo.

- Israel, Jordania y la República Árabe Siria se vieron azotadas por nevadas sin precedentes y algunas desconocidas por gente mayor.

- Las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzaron unos niveles máximos sin precedentes.

- Los océanos mundiales alcanzaron un nuevo récord de nivel del mar alto, sobre todo en la pleamar.

- La extensión del hielo marino en la Antártida alcanzó su récord máximo diario.

“Aunque el ritmo del calentamiento varía de un año para otro debido a la variabilidad natural causada por fenómenos como el ciclo de El Niño, las erupciones volcánicas u otros, el calentamiento sostenido de la atmósfera inferior es un indicio preocupante, ” dijo el Secretario General de la OMM, Michel Jarraud. “La continua tendencia al alza de la concentración atmosférica de los gases de efecto invernadero y el consiguiente aumento del forzamiento radiactivo de la atmósfera de la Tierra confirman que el calentamiento va a seguir”, añadió.

“La pérdida récord de hielo marino del Ártico entre agosto y septiembre — un 18% menor que el récord mínimo anterior de 4, 17 millones de kilómetros cuadrados alcanzado en 2007— fue también un indicio preocupante del cambio climático, ” dijo el científico Jarraud. “En los años 2011-2012 se produjeron otros muchos fenómenos extremos, ya citados  incluidos los tsunamis. La variabilidad natural del clima siempre ha provocado fenómenos extremos, pero ahora las características físicas de los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos tienen su origen cada vez más por el cambio climático, ” manifestó. “Por ejemplo, dado que el nivel medio del mar a escala mundial es actualmente unos 20 cm más alto que en 1880, tormentas como el huracán Sandy están causando más inundaciones costeras que las que se habrían producido de haber sido de otro modo”, explicó el señor Jarraud.

Sería interesante citar a organizaciones y sabios que se han expresado en tiempo reciente contra el cambio climático como un invento

En 2013-14 hubo temperaturas superiores a la media en casi toda la superficie terrestre del globo, sobre todo en América del Norte, el sur de Europa, el oeste de Rusia, algunas zonas del norte de África y la zona septentrional de América del Sur. No obstante, también se observaron temperaturas inferiores a la media en toda Alaska, en partes del norte y el este de Australia y en Asia central.

Las precipitaciones en todo el mundo estuvieron ligeramente por encima de la media a largo plazo del período 1961-1990. Sin embargo hubo condiciones más secas de lo normal en gran parte de la zona central de Estados Unidos de América, el norte de México, el noreste de Brasil, el centro de Rusia y el sur y el centro de Australia. Se dieron condiciones de humedad superiores a la media en algunas zonas del norte de Europa, el oeste de África, el norte y el centro de Argentina, el oeste de Alaska y la mayor parte del norte de China.

La extensión del manto de nieve de América del Norte durante el invierno de 2011/2012 estuvo por debajo de la media, convirtiéndose en la cuarta extensión más reducida registrada, según los datos del Global Snow Laboratory (Laboratorio de Nieve Mundial). Esto contrastaba sobremanera con los dos inviernos anteriores (2009/2010 y 2010/2011), en los que se habían dado la mayor extensión de la capa de nieve y la tercera extensión mayor, respectivamente, desde que se iniciaran los registros en 1966.

Mientras tanto, durante el invierno la extensión de la capa de nieve del continente euroasiático estuvo por encima de la media, convirtiéndose en la cuarta extensión mayor jamás registrada. En general, la extensión de la capa de nieve del hemisferio norte fue superior a la media — 590.000 kilómetros cuadrados por encima de la media de 45, 2 millones de kilómetros cuadrados — y fue la decimocuarta extensión más vasta que se haya registrado nunca. Pero en 2013, el efecto de invierno verde cambió al blanco. ¿Por qué?

Manto de hielo de Groenlandia: a principios del mes de julio la capa de hielo de la superficie de Groenlandia se fundió considerablemente y se estima que el 97% de esa superficie de hielo se derritió a principios de agosto. Groenlandia, tierra verde!!!. Se trata de la mayor superficie que se haya fundido desde que empezaran los registros de satélite hace 34 años. Durante el verano se suele producir el deshielo de casi la mitad de la superficie de la capa de hielo de Groenlandia de forma natural, especialmente en las elevaciones más bajas. Sin embargo, debido a un sistema de altas presiones en 2012 se dieron condiciones más cálidas de lo normal en Groenlandia, a las que se atribuye el rápido deshielo.

La extensión del hielo marino en el Ártico alcanzó el nivel más bajo sin precedentes de su ciclo anual en 2012, en septiembre, a saber, 3, 41 millones de kilómetros cuadrados. Dicha extensión batió el récord mínimo anterior del 18 por ciento, alcanzado el 18 de septiembre de 2007. Fue inferior en un 49 por ciento, o en casi 3, 3 millones de kilómetros cuadrados, al promedio mínimo de 1979–2000. La diferencia entre la máxima extensión del hielo marino en el Ártico el 20 de marzo y la extensión mínima más baja del 16 de septiembre fue de 11, 83 millones de kilómetros cuadrados, lo que constituyó la mayor reducción estacional de la extensión del hielo marino producida en los 34 años de registros de satélite.

 Ese valor superó el récord máximo anterior de 19, 36 millones de kilómetros cuadrados, establecido el 21 de septiembre de 2006.

Otros desastres naturales: el huracán Sandy causó la muerte de casi 130 personas y provocó una destrucción importante en el Caribe, así como decenas de millones de dólares de daños en daños en el este de Estados Unidos. El tifón tropical Bopha, que fue el más mortífero del año, azotó Filipinas dos veces en diciembre. Durante todo el año, Estados Unidos y el sureste de Europa padecieron sequía extrema, mientras que el África occidental se vio gravemente golpeada por  inundaciones n conocidas hasta ahora extremas. La población de Europa, el norte de África y Asia tuvo que soportar nevadas y con fríos extremos. Por tercer año consecutivo se produjeron graves inundaciones en Pakistán y el país no estaba preparado.

El cambio climático está agravando la variación natural del clima y se ha convertido en una fuente de incertidumbre para los sectores económicos sensibles a las condiciones climáticas reinantes, como la agricultura y la energía.

“Es vital que sigamos invirtiendo en las observaciones e investigaciones que mejorarán nuestros conocimientos sobre la variabilidad del clima y el cambio climático”, dijo el señor Jarraud.

“Es necesario  entender qué proporción del calor adicional capturado por los gases de efecto invernadero se almacena en los océanos y las consecuencias que ello supone en cuanto a la acidificación de los océanos o a efectos de otro tipo. Necesitamos saber más acerca de los efectos de enfriamiento temporales provocados por la contaminación y por otros aerosoles emitidos a la atmósfera. Asimismo, necesitamos comprender mejor el comportamiento cambiante de los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos como consecuencia del calentamiento mundial, así como la necesidad de ayudar a los países de las zonas más afectadas a soportar mejor los riesgos relacionados con el clima mediante sistemas mejorados de alerta temprana y sistemas de vigilancia del clima”, dijo el señor Jarraud.

El Marco Mundial para los Servicios Climáticos (MMSC), adoptado por el Congreso Meteorológico Mundial en su reunión extraordinaria en 2012, constituyó  la plataforma básica mundial necesaria para la adopción de decisiones en materia de adaptación al clima gracias a una mejor información climática.

La evaluación de la temperatura mundial se basa en tres conjuntos de datos independientes conservados por el Centro Hadley de la Oficina Meteorológica y la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia (HadCRU), ambos en Reino Unido; el Centro Nacional de Datos Climáticos de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) en Estados Unidos, y el Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales, dirigido por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), también en Estados Unidos.


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1628 noticias)
Visitas:
7217
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.