Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

América y los pasos de nuestras vidas,

19
- +
25/01/2021 13:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El matrimonio, es un ejemplo de unidad y fortaleza, sigamos el ejemplo de Rusia y Corea del Norte en cuanto a la unidad familias

Cartas a Arthemis

En mi casamiento todo fue muy rápido, apenas duro tres horas y me dolió muchísimo. Los hermanos evangélicos que se encargaron del festejo sin mi dirección pautaron ese horario, pero, lo más increíble que su vehículo fue llenado de platos de comida que creo que fue para el gato y sus familiares y quienes no pudieron asistir. Uno de ellos, fue el encargado de llevar a mi esposa al altar y fungía como anciano de la asamblea donde me congregaba, años después, ya fallecida mi conyugué me lo encontré en una acera y bajo la vista para no saludarme y así dos o tres veces. De verdad, no me interesa su amistad y, es que hemos perdido la respetabilidad por los asuntos de los demás y, eso de la corrupción es un tema muy viejo en Venezuela.

Son ratos de silencio, de mucho silencio.  Una vez saliendo del culto en una población llamada Bárbula y ya recorrido dos kilómetros le hice al carro un giro en U y estaba allí sobre lo alto de una lomita esperando la buseta, me la tropecé y monte, en segundos estaba cerca de su residencia y aquellas visitas se repitieron por seis meses, luego el casorio por la Asamblea evangélica local. Son los pasos de la vida

Aquellos días, estaba decaído de ánimo y decidí aprender por experiencia propia, muchas cosas han pasado, hoy, no puedo afirmar cuales han sido buenas o no. Pero, eso de andar solo resulta muy difícil. Gastaba mucho dinero, porque soy un comprador compulsivo., nadie me hacia trabas y me gustaba comer en las pollerías y pizzerías, me daba placer ver a mis hijos comer. . Para cortar el silencio, decidí actuar con rapidez y pues, ya me casé. Lo demás darles placer a mis hijos en todo. Lo demás lo hacía Thais, mi suegra Cecilia y mis sueños de tener una familiar unida, por ello, visitaba a cada momento a mamá, luego la cuñada, pero, por igual a Cecí.

Al fallecer, todo se desvaneció como la espuma de una malta, se perdió la comunicación y mis hijos viajaron al exterior buscando los espectros de una realidad.

La falta de dinero me priva de hacer lo que quiera, todavía me queda la costumbre de repetir las cosas, pensando en mis hijos. A mi hija, siempre le expresaba, ocúpese de las carnes y el salado, yo me encargo del resto, incluso de los gastos inmobiliarios, es disciplina fiscal y me consideraban tacaño. Pero, me gustaban los eventos y eso, era dinero. La existencia es no encerrarse en cuatro paredes y dormitar, hay que tomar de manos a los hijos y pasearlos. Resido en un conjunto residencial de 42 casas y veo con estupefacción como hay niños con padres dueños de carros nuevos y no lo sacan a comerse un helado, es asunto de psiquiatría. Y dialogo entre el grupo familiar.

Falacias y calumnias, una manera opositora de destruir el ejemplo de crecimiento familiar en una nación

Continuo en la misma costumbre de hace años.  Necesito regresar sobre mis viejos pasos, necesito de nuevo tener experiencias propias, no me gusta ser nunca segundón de nadie, busco por mi disciplina como escritor ser el primero, no es por yoismo. Aprendí a manejar las técnicas de la Comunicación Social, oratoria, hipnosis, ejercicios y teorías de la parapsicología por tres años en Caracas, trabajo desde los trece años en periódicos y compongo vallenatos y música de rock,   durante los años 80- 85 dicte seminarios de oratoria y desarrollo de la personalidad, junto, al ahora pastor Orlando José Aguilar Montoya, ante esto, tuve que hacer dos cursos de locución y estudiar cuatro años de Filosofía jurídica en en La Facultad de Derecho de nuestra institución universitaria en Carabobo.

Digo esto, porque no acepto falsedades e hipocresía, la puedo tolerar, son experiencias personales, pero las coloco porque me preocupa como orientador que afuera, hay millones de familias que tienen a sus hijos encerrados entre paredes y no les dan vueltas, menos recreación, no comparten con ellos y, lo peor no atienden a sus esposas, lo que indica que vamos a una desorganización social de carácter estructural y solo Dios puede unificar el matrimonio para lograr un carácter emocional deseado y equilibrado y cuidado con las malas consejerías, quebrantan y dañan el matrimonio. Hay personas que aconsejan y no ven en su interior como están quebrantando a su propia familia, ni un regalo a su esposa, llevarla a comer con sus hijos, recorrer un centro comercial con ellos., hay una deformación cultural y social.

Doy gracias a Dios por América y la educación que le dio a nuestros hijos, no busco exponerlos, sino que son testimonios. Crie dos niños, un cazar y su gran problema, la afectividad de sus padres, nadie se hacia responsable de su crecimiento, sobretodo de la niña. La semana pasada hable con ella. Me siento feliz de haber cumplido.

Ahora, de los evangélicos, la mayoría reflejan una falsedad en sus vidas, son seres amargados, sin el amor de Cristo, no superan los traumas, ni buscan un psiquiatra o psicólogo y llegan a las Asambleas ocasionando un gran daño moral.

Fuerzas extrañas a la moral buscan destabilizar la vida familiar de Rusia y Corea del Norte

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1691 noticias)
Visitas:
136
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.