Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ernesto R. Del Valle escriba una noticia?

Ana mirely: ni diosa ni frigia. (especial para guatiní. )

06/01/2010 17:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Alguien dijo que leer, es siempre una aventura atrapante, no sé quien fue, ni me interesa, quizás no haya sido sino yo mismo, alucinando en esas horas que muchos tenemos de diablos o de dioses-

ANA MIRELY: Ni diosa ni frigia. (Especial para GUATINí.)

La lectura debe ser espontánea, con toda la atención puesta a los requerimientos literarios de los cuales, el autor hace gala. Aprendí de las tantas lecturas, que un libro de poemas no se lee de la misma manera que una novela o una obra de teatro, cada género tiene su vestimenta diferente para la fiesta del leer y hay que respetarla.

P.- Quién es Ana Mirely?

R.- Mi nombre es Ana Mirely, fue así como me llamó mi madre al nacer, y entre los años de mi niñez, comencé a soñar. Soy mamá, ama de casa, esposa, hija, y profesora de química. También soy estudiante y redacto mis sueños.

El caso es que la novela Diosa Frigia, de la autora cubana residente en Hialeah, que dice llamarse con el seudónimo de Ana Mirely y cuyo nombre real es Anamirelis Acosta Gil, es de esos libros de una trama que se ensambla como tema al romance ardiente, apasionado y desconocido, de una arqueóloga enamorada de su vocación laboral y olvidada por completo de su otra vocación, la de ser mujer.

P.- Te ha sido fácil escribir? Es decir la cotidianidad de una mujer que es a la vez profesora ama de casa y madre tres veces, te motiva a escribir?

R.- Muchas cosas diferentes me motivan a escribir, pues cuando uno se encuentra abrumada por sueños, es muy difícil encontrar una solución que nos satisfaga, y en el transcurso de mis años de mamá con tres niños que atender, un hogar que llevar, y una carrera que continuar, mis sueños de escribir aumentaron mientras leía y relataba a mis hijos historias de aventura, de amor y de honor. Mi matrimonio, junto a un hombre apasionado, cariñoso y alabador, amoldó mis historias, transportándolas a un mundo colmándolo de romance, sonrisas privadas y misteriosos secretos.

Este romance envuelve la otra trama de Diosa Frigia, llena de aventuras y peligros, en la búsqueda, en las selvas de Brasil, de una antigua civilización mitológica ubicada en el tiempo hace tres mil años, un tema por demás subyugante, misterioso y de por sí influyente en la capacidad del lector para no dejar el libro hasta su página final.

P.- Cómo fue ese proceso de creación en la mujer, el ama de casa y la profesora?

R.- Comencé a escribir durante la adolescencia, soñando, como sueñan muchas jovencitas, con el compañero perfecto, el hombre seductor, y con sentimientos enmascarados. A medida que fui madurando, comprendí que el mundo puede ser para muchas personas muchas cosas diferentes, pero para mí, mi mundo estaba lleno de promesas, de poemas y aventuras. Escribí mis historias de pasión y romance entre pomos de leche, noches en vela, y fiestas de cumpleaños. Y continué, durante mis proezas como maestra de química y brindándole a la juventud estudiantil la imagen de una vida donde se puede alcanzar cuanto uno se proponga.

La pasión, la intriga el riesgoso tránsito por el Amazona, y la turbulenta historia de amor que envuelve a los personajes Mayka Kovick y Kre Elfrevanier, es algo distinto y alejado de lo que estamos hastiados de ver en la Literatura que se escribe en Miami llena de miserias mercantiles, chubascos políticos, etc.

P.- Es la nostalgia un ‘leit motiv’ en tus andanzas literarias?

R.- Hoy por hoy, me encuentro en la cuenca de largos años de estudio, lecturas, enseñanza, junto a mis padres y a mis hijos, ya hombres y mujer, unida a mi compañero de treinta años, y recordando junto a mis familiares, con cierta nostalgia, los años que llevé en mi mente innumerables historias.

El lector va a encontrarse con una autora de estilo ameno y limpio, de sencillo lenguaje y fácil entendimiento a pesar de la compleja trama a la que se va a enfrentar con la lectura de Diosa Frigia

P.- Sientes ser la misma Ana Mirely, luego de Diosa Frigia?

R.- Sí y no, solo puedo decir que, entre las tormentas que la vida nos envuelve, el amor es algo que nunca desampara al ser humano, y viviendo entre la arrobadora felicidad de la fantasía, nos embelesamos como escritores, y ansiamos compartir el placer de entretener.

La nueva literatura cubana escrita fuera de la Isla no deja de tener sus distenciones y distinciones. En este caso, Diosa Frigia de Ana Mirely, aporta al lector esa seducción plena de pasión y el amor que desafía al tiempo y lo hace poner a sus pies de manera responsable.

.


Sobre esta noticia

Autor:
Ernesto R. Del Valle (102 noticias)
Visitas:
3309
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.