Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Análisis: ¿Qué sucede en Corea del Norte?

05/04/2013 11:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué es lo que pretende Corea del Norte?

image

Autor: Oswaldo de Rivero

Fuente: Diario La Primera

En estrategia nuclear los países se pueden dividir entre los que tienen capacidad de "second strike" (contragolpe nuclear) y los que no lo tienen.

La capacidad de contragolpe nuclear contra un ataque nuclear sorpresivo está hoy instalado en las flotas de submarinos nucleares que tienen solo las grandes potencias (en mayor cantidad los Estados Unidos, seguido en mucho menor número por Rusia, Francia, la Gran Bretaña y la China).

Estos submarinos son casi indetectables, navegan sumergidos por todos los océanos del mundo y son capaces con sus misiles balísticos nucleares de contragolpear e incinerar a cualquier potencia nuclear que se atreva a atacar a sus naciones.

De esta manera, el arma nuclear no es en verdad un arma porque no puede utilizarse so pena de recibir un contragolpe nuclear que destruiría al país atacante. Es así como se mantiene la paz entre las grandes potencias y no hay una tercera guerra mundial después de 69 años. El arma nuclear vuelve razonable a los que la poseen.

Corea del Norte no tiene esta capacidad de contragolpe, es un país nuclear sin "second strike", pero a pesar de esto, declara como blanco nuclear a los Estados Unidos. Además, sus misiles no alcanzan hoy el territorio americano pero si alcanzan las bases americanas en Corea del Sur y Japón, que también han sido declaradas blancos nucleares, y de ser atacadas, debido a los tratados de alianza de los Estados Unidoscon estos dos países, sería como un ataque al mismo territorio estadounidense. ¿Entonces lo que quiere Corea del Norte es suicidarse?

¿Es tan insano el régimen comunista monárquico totalitario regido por la estirpe Kim, ahora por Kim Jong Un, hijo de Kim Jong il y nieto de Kim il Sung?

Lo que quiere Corea del Norte es algo que no es insano, pero que sí es irrealista, que confunde fantasía con realidad. Quiere con esta amenaza de guerra nuclear absurda que se le reconozca como una nueva potencia nuclear con capacidad para negociar directamente, de potencia nuclear a potencia nuclear, conEstados Unidos el problema de la división de la península coreana. Es decir, sin la participación del gobierno "títere" de Corea del Sur y sin la necesidad de la protección nuclear de China.

Parte importante de esta negociación sería que se le levante a Corea del Norte las sanciones impuestas por el Consejo de seguridad, que han sido hechas nada menos sin la oposición de China, su aliada y protectora, que está ya harta de las locuras militaristas norcoreanas, en medio de la falta de capacidad de la dinastía de los Kims para elevar el nivel de vida de su pueblo y evitar así la ola de refugiados norcoreanos hacia China.

También con esta pretensión fantasiosa Kim Jong Un, el nuevo amo de Corea del Norte, este jovencito de figura bovina, pretende superar la memoria de su difunto y furtivo padre y más bien volverse idolatrado, como su abuelo Kim il Sung, generalísimo de hierro, tres veces héroe de la republica y presidente eterno que invadió Corea del Sur en 1950.

Difícil analizar a dónde va toda esta absurda fantasía. Los servicios de inteligencia chinos y americanos deben estar consultándose (Con información del diario La Primera). ___________________________________________________________________________________

Los movimientos de Kim Jong Un, muestra de nerviosismo y poder image Autor: Stephan Haggard Fuente: CNN

Marzo trajo consigo una serie de lo que los eruditos llaman "provocaciones" de parte de Corea del Norte. Si inspeccionamos los hechos más de cerca, Pyongyang ha optado por la retórica en vez de las acciones militares reales.

Aunque es preocupante que Kim Jong Un insista en desarrollar su capacidad nuclear e incrementar su arsenal, las crecientes señales de determinación podrían indicar tanto nerviosismo como poder.

Entonces, ¿el régimen está en problemas?

El primer enfrentamiento ocurrió cuando el Consejo de Seguridad de la ONU debatió acerca de las nuevas sanciones que se impondrían a Corea del Norte por el lanzamiento de un satélite en diciembre, y su tercera prueba nuclear, en febrero.

El Comando Supremo del Ejército del Pueblo Coreano, el ministerio de Asuntos Exteriores y un órgano partidista que se encarga de las relaciones entre el norte y el sur, empezaron a emitir declaraciones en un esfuerzo por mermar las disposiciones del armisticio, como las líneas de comunicación militar y el destacamento de una misión del ejército norcoreano en Panmunjom.

Finalmente, Corea del Norte se retiró del armisticio, pero no es la primera vez que lo hace y no se sabe a ciencia cierta qué significan las declaraciones recientes. El armisticio no es un tratado de paz, sino un simple cese al fuego. El armisticio basa su estabilidad no en los compromisos verbales, sino en la capacidad disuasiva de ambas partes.

¿Algo cambia realmente a causa de este nuevo retiro? Parece que no.

La decisión que tomó de rechazar algunos acuerdos que hizo con el Sur, como el acuerdo para la desnuclearización de la península, fue igualmente desafortunada. Sin embargo, la insistencia de Pyongyang en desarrollar armas nucleares ha dejado inoperante este y otros acuerdos.

La actitud presuntuosa de Corea del Norte ha tenido un escaso efecto en el debate que se desarrolla en la ONU. Y ha sido contraproducente. Aunque la resolución se presentó como el resultado de las maquinaciones de Estados Unidos y Corea del Sur, China también firmó y se aprobó de forma unánime.

Esta medida abre la posibilidad de aplicar sanciones económicas más estrictas, como la posible cooperación de Beijing al aplicar restricciones en los intercambios comerciales con ese país.

La siguiente ronda de declaraciones se dio cuando Corea del Norte, Estados Unidos y Corea del Sur entraron en un ciclo anual de ejercicios militares.

Estos periodos siempre son tensos, ya que Pyongyang afirma que los ejercicios de rutina son una provocación.

Conforme el país se moviliza efectivamente, la prensa norcoreana se llena con imágenes de Kim Jong Un dirigiendo los ejercicios de las tropas; se comenta que algunas de las imágenes se manipularon con photoshop para incrementar su efecto.

Como resultado de esos ejercicios, podríamos estar en presencia de lo que en un trabajo se conoce como "ascender en la jerarquía".

Sin embargo, posiblemente, Corea del Norte cometió un gran error al afirmar que podría efectuar un ataque nuclear preventivo. Anunciar esa intención es peligroso porque hasta el más mínimo movimiento táctico puede malinterpretarse. No es necesario decir que esas declaraciones deben tomarse seriamente y tal vez Estados Unidos y Corea del Sur exageraron en su reacción ante tal despliegue público de poder.

Vale la pena poner atención a la importante iniciativa de defensa con nuevos misiles balísticos, los recorridos de entrenamiento con bombarderos B52 y B2, y a la actualización del Plan Combinado de Reacción a la Provocación Estados Unidos-Corea del Sur, que tiene implicaciones nucleares.

En los últimos días, Estados Unidos volvió a hacer público su despliegue de aviones de combate hacia la península.

Aquí está en juego una fuerza mayor que probablemente se centra en las enigmáticas políticas internas de Corea del Norte. De ninguna manera se puede asegurar que Kim Jong Un ha consolidado completamente su autoridad. Al intensificar el discurso y a la vez contener las acciones militares actuales, el régimen puede contar con que Estados Unidos y Corea del Sur tampoco darán el primer paso.

El resultado es que los ejercicios y las amenazas de represalias de parte de Corea del Norte han logrado diferir los ataques, aunque no eran inminentes. Los representantes norcoreanos puede clamar una especie de victoria sobre las amenazas estadounidenses en sus dos grandes reuniones políticas de esta semana, que hacen pensar que la retórica estaba motivada por la política interna.

Los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte constituyen problemas que los cinco actores de la región —China, Japón, Corea del Sur, Rusia y Estados Unidos— tienen que resolver a través de la concertación.

Sin embargo, un discurso violento, sin importar lo desconcertante que sea, no es lo mismo que la intención de atacar. El curso de acción apropiado es mantener con calma nuestra disuasión y no reaccionar a las exageraciones. Con suerte, la dirigencia se alejará de las posturas nucleares y se inclinará hacia las reformas económicas, que es lo que realmente necesita el pueblo norcoreano (Con información de CNN).


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2245 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
1048
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.