Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pistonudos escriba una noticia?

ANCAP nos enseña cómo chocan un Toyota Auris nuevo y un Corolla del 98

16/05/2017 08:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con motivo de la semana por la seguridad vial de las Naciones Unidas, el equivalente australo-neozelandés de EuroNCAP ha publicado una prueba de choque entre modelos que distan casi 20 años. Por un lado está un Auris E180 (allí sigue siendo Corolla) y por otro un Corolla E110 de fabricación australiana. Hasta 1999 se estuvo fabricando en Melbourne el popular modelo, a partir del restyling empezaron a llegar los coches desde Japón. Fueron más de 600.000 Corolla en un plazo de 31 años.

Es una colisión frontolateral a 64 km/h, que simula el típico accidente frontal en el que dos coches que van en sentido contrario casi consiguen esquivarse y han decelerado lo suficiente antes de colisionar. El resultado es bastante claro, el Auris sale muchísimo mejor parado que el Corolla; de uno saldría el conductor vivo, del otro lo más seguro no. No hablamos precisamente de un compacto tercermundista, ni fabricado para países donde la vida de los ocupantes no tiene aparente valor.

La diferencia de resultado entre los dos coches se puede explicar por algunos factores que no son tan evidentes. Por un lado, la tecnología e ingeniería ha mejorado sustancialmente en los casi 20 años que se sacan un modelo y otro, considerando que el Auris actual más bien data de 2012 y que esa generación del Corolla se estrenó en 1995. Un factor es determinante en el rendimiento de las estructuras de deformación programada: la calidad del acero.

Según avanza la industria metalúrgica, se van mejorando las especificaciones de los aceros. En los últimos años se han visto muchos modelos que emplean especificaciones de ultra-alta resistencia, mucho más robustos, que permiten reducir peso y aumentar el espacio disponible para el habitáculo. Si el material es más resistente, se usa menos cantidad y no hace falta consumir tanto espacio con las estructuras de deformación programada.

Si miramos los resultados de EuroNCAP de 1998, la misma generación del Corolla obtuvo un resultado de tres estrellas. Según ANCAP, el viejo Corolla saca un 0 (0, 4/16), ¡pero no son equivalentes porque las condiciones se han endurecido! Solo hay que ver la diferencia, en la prueba europea de entonces el techo apenas se dobló, pero en la prueba australiana moderna la estructura ha reventado y colapsado, por eso el dummy sale hecho unos zorros. Descartando el efecto caducidad en la carrocería, que es un coche y no un yogur, resulta evidente que la colisión simulada no es exactamente igual (coche a coche y coche a barrera). ¿Segunda opinión? Hay un vídeo del IIHS que probó esa generacíón (la carrocería es sedán) y tampoco se observan tantos daños en el Corolla E110.

Me habría gustado ver el resultado de Corolla antiguo contra Corolla antiguo, posiblemente la estructura habría aguantado mejor. A fin de cuentas, el nuevo Auris es mucho más resistente estructuralmente hablando, por lo que el esfuerzo de deformación se lo ha comido en mayor grado el coche más blando. Por otro lado, y no es para ignorarlo, el Auris moderno es un coche un poco más pesado, lleva más equipamiento, ha crecido, etc.

No hace mucho EuroNCAP también hizo una prueba de un coche añejo, un Austin Metro, contra uno moderno, un Honda Jazz. Como no podía ser de otra manera, el viejo inglés se retuerce como si fuese de mantequilla, pero quizás no era el mejor ejemplo: ese coche se había diseñado mucho antes, más bien en los 80, porque los británicos alargaban escandalosamente la vida comercial de sus moderlos. ¿Habría quedado igual un Metro contra un Metro? Lo dudo. Anyway, la seguridad pasiva de ese coche era lamentable, EuroNCAP fue la puntilla y poco después dejó de venderse.

Salta a la vista que el modelo actual es más seguro que el antiguo, tendría cojinetes que fuese al revés. Ahora bien, creo que hay que distinguir entre colisionar contra un modelo de tecnología constructiva equivalente y otro que es mucho más resistente y pesado (o simplemente más resistente). Esto a efectos prácticos no es vital, a fin de cuentas uno no siempre puede elegir el año de matriculación del coche contra el que va a chocar. Sin embargo, no hay que provocar alarma social con el tema de los coches más veteranos, son más peligrosos, pero no tanto, también hay que considerar cuántos kilómetros hacen, por qué tipo de vías, en qué estado mecánico, etc.

Fuera de las matemáticas no es tan fácil encontrar verdades absolutas.


Sobre esta noticia

Autor:
Pistonudos (287 noticias)
Fuente:
pistonudos.com
Visitas:
1352
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.