Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Andres Oppenheimer: El impacto político del Papa Francisco I

15/03/2013 12:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Autor: Andres Oppenheimer

Fuente: Diario El Nuevo Herald

Uno de las mayores interrogantes sobre el papa Francisco es si será un pontífice políticamente activo que — al igual que lo hizo en Argentina – criticará los abusos de los gobiernos populistas en toda Latinoamérica. Algunos afirman que lo será.

Durante sus años como arzobispo de Buenos Aires y presidente de la Conferencia de Obispos de Argentina, el nuevo Papa, Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, tuvo relaciones a menudo tensas con los gobiernos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su difunto esposo, el ex presidente Néstor Kirchner. El ex presidente acusó una vez a Bergoglio de ser el "verdadero representante de la oposición".

Luego de ser elegido el miércoles como el primer Papa de América Latina y uno de los pocos que no han sido europeos, muchos observadores de la Iglesia se preguntan si Francisco tendrá el mismo impacto político en Latinoamérica que el difunto Juan Pablo II — el polaco Karol Wojtyla — tuvo en su nativa Europa Oriental en la década de 1980.

"Francisco podría convertirse en un crítico de gobiernos como los de Venezuela, Ecuador o Bolivia, del mismo modo que Juan Pablo II fue un crítico del comunismo en Europa Oriental", afirma Daniel Álvarez, profesor de Estudios Religiosos de la Universidad Internacional de la Florida.

"El nuevo Papa podría muy bien tener un impacto político si visita esos países y dice lo que piensa, como lo hizo en Argentina", añadió Álvarez.

Rosendo Fraga, un conocido analista politico argentino, me dijo que la elección de Francisco "es definitivamente una mala noticia para el gobierno argentino. Sus homilías, en fechas tan recientes como hace dos semanas, eran muy críticas de las condiciones económicas y sociales, así como de la corrupción en Argentina".

Aunque los partidarios del gobierno populista de Argentina han retratado a Bergoglio como un derechista a quien acusan de no haber defendido activamente a las víctimas de la dictadura militar de su país de 1976-1983 — una acusación que sus partidarios niegan vehementemente — otros pintan a Bergoglio como un político moderado y un teólogo conservador.

Elisa "Lilita" Carrió, diputada de oposición en Argentina que conoce de cerca al nuevo Papa, me dijo que Francisco "es un hombre muy abierto" a quien no se puede definir como conservador. Bergoglio toma el autobús en la ciudad como cualquier otro pasajero, ha lavado los pies de víctimas del sida, y "podría ser definido como un jesuita a quien Dios convirtió en un franciscano", dijo Carrio, refiriéndose a la humildad del nuevo papa.

Políticamente, Francisco sigue la tradición de sus predecesores recientes de criticar la desigualdad social y el capitalismo rapaz. Pero tiene escasa paciencia con los gobiernos que permiten matrimonios gay, abortos, reparten anticonceptivos o crean un clima de confrontación social.

En el 2010, Bergoglio encabezó el movimiento en contra el proyecto de ley de Fernández para permitir el matrimonio gay. "Es la pretensión destructiva al plan de Dios", escribió en una carta antes de que el Congreso aprobara el proyecto de ley.

Más recientemente, habló en contra de la polarización política del país, de la cual los críticos culpan a los discursos inflamatorios de Fernández que suenan a veces como los del difunto presidente venezolano Hugo Chávez.

Y el nuevo Papa habló recientemente sobre "las emigraciones dolorosas y la falta de futuro" que sufren muchos jóvenes argentinos. Fue una critica no muy velada de las condiciones políticas y económicas de Argentina, que según aduce el gobierno de Fernández, son mejores que las de la mayoría de los países industrializados.

¿Llevará consigo Francisco estos mensajes cuando viaje por Latinoamérica, como hizo Juan Pablo II en Europa Oriental?

Mi opinión: Probablemente el papa Francisco no tenga el mismo impacto político en América Latina que Juan Pablo II tuvo en Europa Oriental, por la simple razón de que está haciéndose cargo de la Iglesia a una edad mucho más avanzada. A los 76 años, es probable que el Papa argentino tenga menos energías — y más problemas internos de qué ocuparse dentro de la Iglesia — que el Papa polaco, quien fue electo Sumo Pontífice a los 58 años.

Pero aun si no se convierte en un activista político, el Papa argentino podría tener un impacto político en América Latina, si visita la región con el mismo mensaje de reconciliación nacional que predicó en Argentina.

Un mensaje tan simple como ese, desenmascarando tácitamente a los líderes populistas que usan un discurso de confrontación social para poder presentarse a sí mismos como salvadores de la patria y permanecer en el poder indefinidamente, sería muy positivo para toda la región.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/03/13/v-fullstory/1430368/el-informe-oppenheimer.html#storylink=cpy


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2244 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
392
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.