Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Astano: Con veto no hay voto

23/04/2014 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

De ahí que ahora, en estas Elecciones Europeas, ante la evidencia de los hechos, ni ellos son quien para pedirnos el voto, ni en consecuencia, nosotros tenemos la mínima obligación de otorgárselo

Ahora, cuando  la corneta de los comicios  interpreta  la consabida marcha  electoral  para disciplinar voluntades, en tierras  de Ferrol, mas que desfilar marcando el paso ese " show de la corneta",    ha de ponernos en guardia  sobre  aquellos que  electoralmente intentan repetir un  nuevo engaño de representación,  después de  llevar  tres largas décadas  obstaculizando la  actividad productiva  del  que fuera  el principal referente industrial de la comarca,  de un  sector naval al que entre la  indefensión  y el entreguismo, unos  - eurodiputados de cartón piedra -  le  condujeron a una situación extrema próxima  al   borde de su extinción.

Así pues haciendo historia en vísperas de sufragio,   cabe  recordar que  la resolución por la que se adoptó el proceso de reconversión del sector,   tuvo sus orígenes tanto en la crisis de la construcción naval, iniciada en la década de los 70 del pasado siglo, como en la negociación en la que estaba inmersa España hacia su plena integración en la Unión Europea.

De este modo, a las condiciones de mercado se sumaron los intereses por regular el sector de la construcción naval comunitaria, con unos reajustes que, como se sabe, tuvieron como principal víctima propiciatoria, a la antigua Astano, pero en todo este proceso prevaleció en cubierto el objetivo de favorecer los intereses de países con mayor "peso" en la Unión en detrimento de las cuotas de producción que en buena lógica debieran corresponder al Estado Español.

Esta situación, y el hecho de supeditar ya desde principios de los 80, el futuro del astillero de Fene a los intereses de otros territorios, abocó a esta factoría a iniciar un proceso de lento pero constante declive que se materializó de forma dramática en la desaparición de mano de obra directa, nunca amortizada pese a las continuas promesas, y que también tuvo importantísimas repercusiones en la industria auxiliar.

La falta de una planificación estatal coordinada, acompañada del diseño de políticas paliativas que limitasen el alcance de la crisis, y el elevado grado de improvisación que tuvo  sus causas en la necesidad de converger en el espacio europeo a un costo desorbitado, fueron aspecto que añadidos  al interés de los países más importantes de la UE por afianzar su posición en el sector naval  hizo restringir toda posibilidad de recuperación del que era sin duda  el principal astillero europeo.

Al componente europeo se habrá de sumar, sin duda, el español propiamente dicho. Con una estructura de construcción naval que incluía las tres costas españolas y afectaba la cuatro comunidades autónomas, Galicia, Asturias, País Vasco y Andalucía, siendo uno de los principales problemas que se suscitó ante los requerimientos europeos de reducción del tonelaje en construcción, el hecho  de reestructurar un sistema con una fuerte y histórica implantación que iba a pasar un alto costo segundo las regiones, pero que también supuso la aplicación de elementos de discriminación, dependientes en mayor medida de la búsqueda del "equilibrio" interterritorial que de cuestiones racionalmente organizativas y económicas.

Mantener la capacidad productiva de la antigua Astano está indisolublemente ligado a la construcción naval convencional y a las actividades complementarias de las derivadas

 Es decir, primaron los intereses políticos sobre los económicos.

Primero , los europeos, conscientes de la fuerte competencia que representaban los astilleros españoles y muy particularmente el de Fene

Segundo , los españoles, motivados en su mayor parte por la necesidad de "zanjar" la negociación con Europa y entrar en ella tras el largo esfuerzo de cohesión a lo que ya se estaba viendo sometido el conjunto del país.

Y tercero , y esto adquiere se cabe mayor grado de responsabilidad en el plano político, por el relativo papel que cada comunidad autónoma afectada jugó en este proceso trascendental que mas que atender a cuestiones técnicas estuvo  influido por el poder  político según el ámbito geográfico  de interés y la ubicación de los astilleros.

Por tanto se debe afirmar  que  fue  la  improvisación y la falta de ejecutividad de su representación política quien conjuntamente  contribuyeron a la debacle  socioeconómico y laboral   que actualmente padece la   comarca de Ferrol.

Siendo en consecuencia que  las  sucesiva ampliación de la directiva comunitaria sobre restricción de mercados marcara la pauta de la  antigua Astano durante  los últimos años, haciendo que  el importante bagaje acumulado por la factoría fenesa a lo largo de su historia corriese el riesgo de perderse en materia de desarrollo y nueva construcción, limitando de este modo la capacidad de oferta no sólo de este astillero, sino también del conjunto del grupo público.

Por eso,   quienes como el PP y PSOE, a pesar de contar con la representación política  suficiente para evitarlo, optaron a nivel de Estado  por la marginación comarcal, y en vez de forzar en Europa un giro a la situación  que facilitase  el levantamiento sobre restricciones  de acceso al mercado naval convencional, hicieron caso omiso de la situación.  De ahí que  ahora, en estas Elecciones Europeas, ante la evidencia de los hechos, ni  ellos son quien para  pedirnos el voto,   ni en consecuencia, nosotros tenemos  la mínima obligación de otorgárselo


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
4174
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.