Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

El nuevo autogol naranja y la intolerancia de los "antis"

0
- +
03/11/2016 08:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Iván Budinich Castro

Legalmente hablando, la elección de Jose Chlimper y Rafael Rey Rey para el directorio del BCR no tiene objeción posible salvo la formal con respecto a los requisitos en el caso del último de los nombrados y eso era algo que también se podía objetar en el caso de Carlos Herrera Descalzi por ejemplo, siendo además que ya ha existido precedentes de miembros del directorio del BCR que no eran expertos en el tema de política monetaria. El fujimorismo ostenta la mayoría de escaños del congreso y no existe causal de nulidad. Cierto es que el señor Chlimper se encuentra bajo investigación por un escandálate bastante dudoso durante la pasada campaña presidencial 2016, pero también es cierto que le avala el derecho a la presunción de inocencia como a cualquier otro ciudadano. image

Algo si me pregunto ¿Desde cuándo el aprismo se ha vuelto el furgón de cola de los amigos naranjas? Entiendo que en el segundo gobierno alanista, Rey Rey fuera ministro de la producción, un cargo que desempeño de manera exitosa como todos los que ha desempeñado tanto en el sector público como en el privado, pero era obvio que ese nombramiento era sin duda alguna un acercamiento al fujimorismo siendo obvias las simpatías del mencionado exministro ¿Pero en la actualidad? ¿Qué pasa en Alfonso Ugarte? ¿Dónde se fue el brillo de la estrella?

Políticamente hablando sin embargo, la cuestión es bastante distinta. El fujimorismo ha caído en un doble traspié de una manera bastante tonta. Por un lado, ha dejado pasar la oportunidad de dejar en claro que ha hecho un sincero mea culpa de la tendencia al copamiento de los poderes del Estado que le signo durante los noventas y por el otro, prácticamente se ha puesto en la condición de cogobernante de facto en la gestión ppkausa. Ambas acciones le pueden pasar factura en su camino al 2021. Los naranjas deben ser más astutos y recordar que su cómoda mayoría se la deben en buena medida a la desaparición electoral de la opción de Julio Guzmán y su partido morado.

Nadie dice que el fujimorismo no debió de jugar sus cartas, para eso tienen mayoría y el consiguiente derecho a ejercerla, pero dejar abierta alguna puerta para el dialogo, les pudiera ayudar a limpiar su imagen de cara al futuro ¿Tan caído está el fujimorismo de cuadros? Por el otro lado, las opciones tan poco eran muchas que digamos. Humberto Campodonico tuvo un paso bastante deslucido durante su gestión por PetroPerú mientras que CarlosHerrera Descalzi, no tiene la más mínima afinidad con las funciones del BCR. Dicho sea de paso, ninguno de los dos mencionados es economista y ambos están más cerca de las temáticas relacionadas a la gestión de las fuentes de energía que de las políticas monetarias. Definitivamente tampoco eran opciones muy serias. Pero bastaba con que la mayoría en el congreso abriera el abanico a opciones, incluso hasta a la apertura de una convocatoria pública. Economistas de buen nivel con conocimientos de política monetaria y postgrados en el extranjero no andan escasos en nuestro país. No era necesario para nada una demostración de fuerza tan inútil como la que acabamos de ver por parte del fujimorismo.

Y si el fujimorismo cae en malos pasos y provocaciones infantiles, sus adversarios demuestran su careta antidemocrática más feroz y pretenden ganar por las malas lo que no han podido ganar ni con propuestas, ni con votos. Entiéndanlo de una vez señoras y señores, no se puede proscribir al fujimorismo, no se puede proscribir a un tercio del electorado peruano y menos todavía si ostenta la mayoría indiscutida del congreso de la república.

Hablando de proscripciones, me parece ridículo pretender la muerte cívica para los actos de corrupción y no exigir la misma pena para los actos de terrorismo. Consecuencia es lo que hace falta, está muy bien, es justo y necesario que se aplique la muerte cívica para los implicados en actos de corrupción, pero los que han sido sentenciados por terrorismo deben sufrir la misma suerte sin dudas ni murmuraciones.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2245 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
9
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.