Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Android Torrejoncillo escriba una noticia?

Bitcoin , estafa o genio

16/04/2013 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Acaricie su bolsillo y palpe las monedas que hay en su interior. Ahora imagine una divisa que no se pueda tocar, que solo exista de manera virtual y que no esté regulada por ningún banco central. Como el prototipo de anuncio de cualquier banco pero llevado al extremo: sin comisiones, sin entidades financieras, sin control fiscal y, por ende, sin nadie a quien reclamar en caso de incidente. Esta divisa virtual se llama «bitcoin» y si bien su aparición data de 2009, en los últimos meses ha aumentando su repercusión y su uso: el valor en circulación de la divisa ha superado en las últimas semanas los 1.500 millones de dólares y su cambio ha pasado de los 30 dólares en los que cotizaba cada unidad en marzo a los 237 dólares que alcanzó esta semana, antes de que se desplomase por debajo de los cien dólares.

Mientras algunos alertan de que se trata de una burbuja, espoleada por la desconfianza generada a raíz de la quita en los depósitos de Chipre, otros la señalan como el futuro de los pagos. Divisa o inversión, el misterio parece ir implícito. La moneda nació hace cuatro años gracias a Satoshi Nakamoto, seudónimo bajo el que se esconde la persona o el grupo que diseñó el protocolo «bitcoin» . En algunas tiendas y portales como Wordpress ya aceptan el pago con esta moneda.

«En lugar de un banco central o de entidades financieras, la confianza en la divisa la genera la tecnología que hay detrás del programa», resume Javier Díaz-Gimenez, profesor del IESE Business School. Sin embargo, ello no ha evitado algunos fallos que ponen en cuestión el sistema. En 2011, un internauta se dejó el ordenador encendido una noche mientras dormía y un pirata informático le sustrajo 500.000 dólares en «bitcoins». Y al no haber intermediarios, tampoco hay garantías detrás que protejan al usuario en caso de pérdida.

Su volatilidad hace que muchos cuestionen que sea un activo riesgo para especuladores más que una divisa al uso. Si en diciembre la moneda se cambiaba por 10 dólares, desde entonces inició un rally que concluyó el pasado miércoles en los 237 dólares. Desde entonces se ha desplomado hasta los 80 billetes verdes. «La caída indica que muchos de los que tenían la moneda la han vendido para recoger beneficios. Un activo tan volátil recuerda a la burbuja de los tulipanes en Holanda, en el siglo XVII . Es el timo de la estampita», reseña Jesús Andreu, profesor de Esade. Sin embargo, el director del instituto Juan de Mariana, Juan Ramón Rallo, contrapone que la volatilidad, por sí sola, es normal al ser una moneda que aún está en fase de desarrollo.

El otro punto controvertido apunta a su reminiscencias con el patrón oro. La divisa tiene un límite, si bien a diferencia del metal preciado aquí se conoce con exactitud cuánto queda y cuál es el montante máximo que se puede alcanzar: 21 millones de unidades. Una cantidad que, según Bitcoin, se agotará en el año 2140 a medida que se vayan complicando los algoritmos de los que depende la creación de la moneda. En la actualidad, se calcula que hay once millones de divisas.

El hecho de que ningún Gobierno ni supervisor controle la emisión de la moneda ha levantado el debate sobre la filosofía anarco-liberal de la divisa . «Las raíces teóricas de "bitcoin" se pueden encontrar en la escuela austríaca de Economía», señaló el pasado mes de octubre el Banco Central Europeo (BCE) en un informe que alertaba de los peligros de las monedas virtuales. «No tiene sentido dejar de confiar en un banco central para hacerlo en una empresa», arremete Palau.

Asimismo, las transacciones son anónimas, lo que impide cualquier control fiscal . Este último punto ha hecho que la tecnología sea perfecta para la evasión fiscal. «Es la excusa que utilizarán los gobiernos para atacarla. Es una mejor moneda para todos los agentes económicos, incluidos los evasores», critica Rallo. El Financial Crimes Enforcement Network, agencia gubernamental norteamericana, ya ha propuesto regular las transacciones de «bitcoins».

Más sobre

«Es una estructura piramidal: según la lógica de que cada vez habrá menos producción los principales ganadores de "bitcoin" son los que ya tienen esta moneda, ya que solo puede revalorizarse en el tiempo. Esto es muy sospechoso, sobre todo al venir de un producto tan opaco», señala Palau, que además recela de que no vaya a haber más de 21 millones de unidades.

Como señalan los expertos, el futuro de la moneda dependerá de su verdadera implantación en la economía, y de que su uso se extienda más allá de especuladores y evasores. A pesar de todos sus defectos el «bitcoin» puede haber creado un precedente. «Es el futuro. Cuando la globalización ha normalizado los pagos internacionales, con "bitcoin" no hay comisiones, es inmediato y no arrastra los problemas las entidades financieras. También Visa dio fallos en sus primeros días. Es una cuestión de desarrollo», afirma Díaz-Giménez. Como fuere, hasta que no se perfeccione la divisa, el riesgo parece estar asegurado.

A golpe de bit

¿Cómo se obtiene un «bitcoin»? Cada unidad de divisa «bitcoin» se genera a medida que una red de ordenadores privados conectados mediante un sistema peer-to-peer (como eMule) resuelven algoritmos matemáticos . A estos usuarios se les llama «mineros» y hay grupos enteros que buscan resolver estos algoritmos. En caso de éxito, después se reparten el dinero en función de la potencia cedida. Además de unirse a un grupo de "mineros" cediendo espacio del ordenador para trabajos algorítmicos, un usuario puede cambiar dinero real por bitcoins. También puede ofrecer servicios o productos a cambio. Una vez que se "mina" un bitcoin, la primera transacción que se realiza con esa moneda queda registrada en el bloque con un código identificador (hash). Estos datos criptográficos se almacenan cronológicamente, formando una cadena que contiene el historial de posesión, desde el minero creador hasta el actual dueño.

¿Por qué está teniendo éxito? Para muchos, el atractivo del «bitcoin» reside en que la producción de la moneda no la controla un supervisor, sino la compleja tecnología en la que se basa y que verifica transacciones para que nadie pueda producir moneda de manera ilícita. Asimismo, cada transacción está cubierta por el anonimato, lo que hace que la herramienta sea susceptible de ser usada para encubrir el fraude fiscal.

¿Qué problemas conlleva? El principal portal de cambio, MTGox ya ha avisado de ataques de hackers que están alterando su valor en los últimos días. Karspersky Lab alertó de campañas de virus para utilizar ordenadores ajenos y fabricar «bitcoins» que van a parar a los bolsillos de los piratas informáticos. Además, al no estar respaldada por banco central ni Gobierno, alguno ofrece escasas garantías en caso de incidente.

¿Cuál es el límite? A medida que pasa el tiempo, los algortimos en los que trabajan los "mineros" son cada vez más complejos y la cantidad de bitcoins que se generarán se irá reduciendo. La cifra final será de 21 millones de bitcoins y se prevé que se alcanzará en el año 2140.


Sobre esta noticia

Autor:
Android Torrejoncillo (364 noticias)
Fuente:
androidtorrejoncillo.blogspot.com
Visitas:
1871
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.