Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Gomes escriba una noticia?

BUDA MAITREYA y los ejercicios de recarga bioenergética

08/09/2022 16:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Acumulando en las células salud y vitalidad mediante 20 minutos de ejercitación diaria

Extracto del libro: 

 

EL CUERPO HUMANO ES UNA BATERÍA

 

Hay dos verdades: materia y energía. La física cuántica nos enseña que la materia está compuesta por fluctuaciones cuánticas, en última instancia todo es energía. El cuerpo humano es una concentración de diferentes ondas superpuestas de energía física, química, neuroléctrica y cuántica, inteligentes. Se comporta como una batería. Por tanto podemos acumular la energía y aumentar considerablemente el nivel de carga y utilizar esta mayor disponibilidad para tareas físicas, intelectuales o espirituales. Toda acción requiere energía para poder realizarse, por lo que resulta esencial contar con la misma para obtener resultados eficaces. En el Yoga se hace referencia a la energía en el cuerpo como fuerza vital o prana y se desarrollan los tradicionales ejercicios de la ciencia del Pranayama, que consisten en técnicas de respiración rítmica. Pero existen otros sistemas para activar el prana en el cuerpo y acumularlo. Esto permite que trabajemos directamente sobre nuestros patrones de energía que son los que regulan el funcionamiento y la apariencia más densa del cuerpo físico. Al modificar estos patrones estaremos realizando una transformación de adentro hacia afuera y potenciando todo nuestro ser.

 

Si aprendemos a recargar nuestras células con energía viva del prana podemos sanar más rápidamente las heridas y curarnos aceleradamente de las enfermedades, reponernos al instante ante la fatiga, al gozar de mayor energía fluyendo por nuestro organismo casi no conoceríamos el desánimo, viviríamos en un estado de mente positiva y por tanto también atraeríamos gente positiva a nuestro alrededor y nuestras acciones tendrían mayor posibilidad de resultar exitosas debido a las leyes del magnetismo, del ambiente y de los flujos de la energía.

 

Si aumentamos la carga de nuestro prana interno nuestras meditaciones serán mucho más intensas, y nos resultará más fácil ingresar en el estado de vacío y silencio de la mente, donde es posible atraer la bendición de Dios y dialogar con Él. Nuestras oraciones contendrán los mismos pensamientos y palabras, pero estarán recargadas de energía y penetrarán el espacio y el tiempo obteniendo la respuesta deseada.

 

Nuestros cuerpos se alimentan de la comida, del agua, del aire y del sol, pero es a través del bulbo raquídeo o “boca de Dios” de donde recibe directamente la energía cósmica que se distribuye a través de los canales sutiles o nadis en todo el cuerpo. Mediante concentración, respiración, fuerza de voluntad, tensión y relajación es posible conducir el prana hacia las distintas partes del cuerpo y aprender a acumularlo allí para recargar esas células.

 

Para ejercitar la recarga de prana tensa tu mano y antebrazo, manteniendo la concentración en foco en el entrecejo y al mismo tiempo en el bulbo raquídeo, visualiza como una corriente de prana emana desde allí hacia la mano y al antebrazo y se acumula en esas células. Luego expira y relájate. Repite el ejercicio con los distintos músculos del cuerpo. La fuerza de voluntad durante la tensión y la relajación es lo que opera para hacer fluir el prana, debes concentrarte al máximo. Tensa gradualmente de suave a fuerte, hasta vibrar y mantén una tensión media en el cuello.

 

Realiza los ejercicios con la respiración doble: Inspiración a través de los dos orificios nasales primero corta y luego larga, espiración por nariz y boca, en dos tiempos, corto y largo. Practica al aire libre o con las ventanas abiertas. Lo ideal es ejercitarse antes de meditar, porque eliminamos las tensiones acumuladas y recargamos las células con prana fresco.

 

 

REQUISITOS

 

Antes de empezar con los ejercicios de recarga bioenergética debes consultar con un médico.

 

  1. No debe padecer afecciones cardíacas.
  2. ¿Siente dolor en el pecho al realizar actividad física?
  3. ¿Pierde el equilibrio o ha perdido el conocimiento?
  4. ¿Tiene problemas en los huesos que pueden empeorar con la actividad física?
  5. ¿Es usted hipertenso o toma medicamentos para el corazón?
  6. ¿Padece de alguna enfermedad crónica?

 

La meta más alta es el desarrollo de uno mismo y esto involucra gozar de una salud perfecta, un cuerpo sano, elástico y musculoso. Para lograrlo debe perseverar, no amilanarse ante nada, desterrar de su mente todo pensamiento de miedo y debilidad. Nada se obtiene gratis y sin esfuerzo. Usted debe mentalizarse que la total salud es ya suya. Ocupe su mente con esa idea y con pensamientos de ideas fuerza y altruistas. Refuerce toda idea de bondad y compasión. Supérese y sea perfecto. Usted puede si usted quiere.

 

Usted es lo que hoy es, debido al resultado de todos sus hábitos acumulados. Entonces la tarea consiste en modificar sus hábitos negativos por otros positivos mediante estricta disciplina, hasta que se fijen y se conviertan en algo normal para usted. Usted se fortalece o debilita de acuerdo con todos sus pensamientos y acciones de cada día. Si las modifica y las recarga de positividad y sabiduría, adquirirá fortaleza y una salud a toda prueba. Confíe en el método. Los atletas saben esto. Conocen que el entrenamiento lo es todo. Esta es la diferencia.

 

Todo hábito pernicioso debe ser destruido dentro de su mente y reemplazado por su contrario positivo. Depende enteramente de usted hacer que su entrenamiento sea un momento de disfrute, de entero placer. Es una cuestión de actitud mental. De esto depende el éxito o el fracaso en el entrenamiento. Usted en todo momento debe visualizar que ya posee un cuerpo perfecto. Cada minuto dedicado a la ejercitación es un paso más para perfeccionar la armonía entre cuerpo y mente y lograr el máximo nivel psicofísico a nuestro alcance. Siempre podemos un poco más. Los ejercicios de cada día son un objetivo en sí. Al acumularse los días, su cuerpo se irá perfeccionando y sus músculos irán tonificándose y creciendo. Ponga toda su mente en los ejercicios, no piense en otra cosa. Concéntrese totalmente, de esta manera acelerará los óptimos resultados.

 

Este entrenamiento es para ser realizado al levantarse y antes de acostarse para dormir por la noche. La ejercitación permite eliminar las toxinas y tonificar los músculos, aumentando la salud. Es necesario respirar aire puro, abrir las ventanas y hacer circular el aire. Practicar la respiración baja profunda diariamente. Forje el hábito de respirar profundamente todo el tiempo y expandir la caja torácica. El oxígeno es el alimento de las células y cuanto más absorba más saludable será. Estos ejercicios se pueden combinar con rutinas de pranayama, hatha yoga y meditación.

 

Camine siempre erguido con el pecho sobresaliendo y el estómago hundido. Camine con dignidad. Mantenga la columna vertebral derecha. Fije sus hombros hacia atrás. Respire siempre profundamente. Mantenga una postura erguida al sentarse. Manténgase siempre atento. De este modo el éxito siempre lo acompañará. Estire las manos por encima de la cabeza varias veces durante el día. Esto afloja las vértebras y acomoda los órganos. Al repetirlo se convertirá en hábito. Recuérdelo.

 

La postura correcta previene las hernias, el estreñimiento y llena los pulmones de aire. La circulación de sangre se mantiene normal y esto beneficia a todos los órganos del cuerpo. Todo esto depende de la postura correcta. El magnetismo, la personalidad, la fuerza y la salud son su efecto. No la descuide.

 

Recuerde relajarse brevemente entre cada ejercicio. Concentre la mente en los músculos del pecho. La mente controla al cuerpo. Cuanto más focalice su mente sobre su cuerpo, más se fortalecerá. La fuerza, la salud y la inteligencia vienen con el uso. Estos ejercicios fortalecen el plexo solar, los alveolos, las arterias, las venas y los grupos musculares. Las células mueren y se renuevan totalmente cada 7 años. Entrenando tendremos un cuerpo nuevo al cabo de pocos años. El entrenamiento opera milagros. Pero no hay que exagerar. El dolor es un síntoma de alerta que debemos escuchar para suspender la práctica o para disminuir la intensidad. Se debe practicar con un slip. Esto permite que la piel respire. Todo el Yoga depende de la práctica no de la teoría.

 

Es fundamental para una buena salud dormir bien. Para esto hay que ir a la cama entre las 22 a las 23 horas. Está científicamente probado que pasar estas horas sin dormir equivale a no descansar profundamente. Desvelarse nos desgasta físicamente. Impregne su mente con ideas positivas antes de dormir. Esto es fundamental. Usted se convierte en aquello que piensa. Tenga siempre ideas fuerza positivas y sobre todo antes de entregarse al sueño, que es cuando más opera la mente subconsciente. Apenas se despierte levántese y planifique su actividad del día. Comience con su rutina de ejercicios.

 

El tiempo es algo precioso que nunca vuelve. No lo desperdicie en charlas vanas ni en pensamientos o acciones negativas. Cultive hábitos positivos. Sea perseverante siempre. Su objetivo es perfeccionarse. Superarse siempre. Para elevar su alma escuche música clásica en algún momento del día.

 

La principal fuente de energía del cuerpo y del cerebro es la comida. Dependemos de la calidad de los alimentos, de la forma en que los consumimos y de la hora en que lo hacemos.

 

 

 

 

 

 

 

VISITE WIKIYOGA

 

WEB

BUDJO.MAITREYA@GMAIL.COM


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Gomes (98 noticias)
Visitas:
5878
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.