Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Daniel Higa escriba una noticia?

El gran circo del egocentrismo político

02/05/2018 16:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando en las campañas políticas se habla de un debate entre candidatos, todo puede pasar menos una exposición clara de ideas y propuestas. Y el debate presidencial no fue la excepción

En la configuración mental de que a los ciudadanos nos gustan los escándalos y que disfrutamos de los linchamientos mediáticos, lo que sobraron fueron acusaciones y lo que faltaron fueron planes de gobierno.

Y digo que es el gran circo del egocentrismo político, porque todos los candidatos hablan como si solo de ellos dependiera implementar tal o cual “estrategia” o los cambios que necesita el país, basados en su idea mágica de que la figura presidencial lo puede todo.

Pero algo muy grave quedó expuesto en este ejercicio mediático y fue el hecho de que la sociedad está excluida de un ejercicio real de gobierno y de poder. Ellos son los que idean las propuestas, los que las ejecutan, los que cosechan los resultados –siempre y cuando sean buenos- y los que se acusan de corruptos o “faltos a la verdad”.

Además, hay un juego muy perverso que parece ser la herencia del presidencialismo priísta en donde no había personaje más poderoso, que aquel que fuera inquilino de Los Pinos.

Todos los demás poderes quedaban sujetos a sus mandamientos y cuando se supone que las cosas han cambiado, casi todos los candidatos piensan que solo por usar la banda presidencial, el mundo caerá rendido a sus pies.

Y lo peor es que todos formaron parte en algún momento del gobierno en turno. Todos son culpables del desastre en que se ha convertido el país y ahora los cuatros, se dicen los salvadores de la patria; los que rescataran a México de la situación tan grave en la que estamos.

Nadie reconoce errores, ninguno asume responsabilidades y en una muestra de inmadurez política y emocional, siempre son los otros lo que tienen la culpa.

“Yo siempre actúe bien y de acuerdo a mis principios”, es la frase más usada en el escenario del poder, algo equiparable a lo que dicen los futbolistas cuando justifican las derrotas con la clásica: “así es el fútbol”.

¿Qué piensan hacer para regresarnos la tranquilidad para andar en las calles…?

Hablar en particular de lo que dijeron los candidatos me parece un ejercicio que otros ya han hecho y para mí, es una pérdida de tiempo porque son como diálogos de los antagonistas de una telenovela; donde los buenos deben triunfar y los malos deben ser castigados.

¿Y dónde quedaron los 43 desaparecidos de Ayotzinapa; ahora los estudiantes de cine de Guadalajara; los cientos de miles de desplazados; los miles de desaparecidos….? ¿Qué piensan hacer para regresarnos la tranquilidad para andar en las calles…?

Ahora no sé si en realidad los debates son útiles, provechosos e incluso, necesarios. Lo único que medianamente rescato es el formato, que fue más ágil, menos acartonado y con una intención –poco creíble, eso sí- de incomodar a los candidatos.

Los expertos dicen que incluso para los contrincantes de AMLO esto fue poco provechoso, ya que no perderá la ventaja que le dan las encuestas.

Algunos ya hablan de que todos se preparan para su eventual triunfo y en ese ámbito de las percepciones, todos salieron perdiendo, a pesar de los esfuerzos por asumir papeles claramente acartonados con lo que pretendieron conquistar las cámaras.

Muy pocas ideas claras, casi nada de propuestas precisas, muchos ataques como en un discusión familiar y podrá ser que algunos indecisos tomen postura luego del debate, pero ve muy poco probable que se revierta la tendencia con la que llegaron; sobre todo, porque la mayoría está decepcionada y harta de los juegos políticos y de poder.

Pero el sistema funciona a la perfección y cuando se esperaba una aparición histórica de candidatos independientes, salen Margarita y el Bronco como un mal chiste en medio de un velorio, nada más para entristecer más el ambiente.

Esta es la democracia electoral que tenemos…

 


Sobre esta noticia

Autor:
Daniel Higa (218 noticias)
Visitas:
1851
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.