Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Una clase media con corazón serrano

11/03/2014 14:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Randy Vilela Farias

Hace 10 años hubiese resultado casi imposible que alguna discoteca limeña "pituca" pusiera a sus asistentes a bailar al ritmo de alguna agrupación de chicha o cumbia peruana, obviamente que dicha agrupación fuese de origen provinciano no habría hecho mas atractiva esta opción musical, y de seguro la cosa se hubiese tornado totalmente imposible si aquella agrupación tuviera el nombre adornado con la palabra serrano (tremendo insulto).

Pero de un tiempo a esta parte muchas cosas han cambiado y muchos imposibles se han hecho realidad, agrupaciones como Corazón Serrano (tremendo orgullo), Agua Marina, Grupo 5, o Hermanos Yaipen se han convertido en las favoritas en los "tonos" de la juventud de clase media y ya suenan también en las discotecas top de la capital, pero estos cambios simbólicos en la pirámide social peruana no son casuales y en realidad son parte y consecuencia de una serie de procesos sociales, económicos y culturales acontecidos en el país a lo largo de los últimos 40 años.

En la década de los 80 el Perú presentaba, en palabras de Matos Mar, una nueva cara resultado de un desborde, es decir, la movilización de sectores populares provincianos principalmente de sectores rurales a la ciudad capital (y otras ciudades de la costa también), familias enteras llegaban a lima para escapar de la pobreza, la violencia y la indiferencia de un estado autoritario y con ellas llegaba también una rica herencia cultural.

Las reformas económicas de los años 90 conjugadas con el espíritu emprendedor y laborioso del migrante permitieron que se lleven acabo procesos importantes de movilidad social vertical, esto es, las familias migrantes, provincianas y pobres que llegaron a lima han logrado convertirse en lo que ahora se llama "la nueva clase media" que según un estudio realizado por Arellano marketing el año pasado en 14 ciudades del país representa un 39% de la población.

Como es obvio los migrantes que se trasladaron del campo a la ciudad fueron portadores de una serie de culturas que con el tiempo fueron adquiriendo nuevas formas, el huayno por ejemplo fue fusionado con la cumbia colombiana o la guaracha cubana (entre otros), conoció la guitarra eléctrica y se convirtió en un género musical popular pero que aun representaba para las clases medias y altas de la capital lo marginal, lo delincuencial, lo rural y lo provinciano, sin embargo, los procesos de movilidad social, de estratificación y de transculturación, los cambios en el consumo, la creación de nuevos mercados musicales, la estabilidad de la economía y las características propias de esta nueva generación de "la clase media emergente" han permitido que ritmos como la chicha o la cumbia peruana de origen costeño rompan barreras y se "democraticen" de esta manera es probable que en estos momentos un trabajador rural lambayecano este tomando chicha escuchando la misma canción de corazón serrano que varias jóvenes pitucas estarán bailando dentro de unas horas en alguna discoteca "ficha" y capitalina.

El capitalismo, al permitir y propiciar procesos de movilidad social, permite también la emergencia de nuevas clases medias y con ellas nuevas culturas populares, sin embargo el clasismo, el racismo, el machismo y otras taras de la sociedad peruana aun están presentes aunque solapadas, si bien las sociedades se han transformado existen estructuras mentales bien difíciles de cambiar, pero no imposibles.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2245 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
183
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.