Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Colombia y Perú contra el terrorismo. Dos extremos

26/09/2016 14:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Iván Budinich Castro

El conflicto entre las FARC que comenzó siendo una guerrilla liberal y devino en marxista para luego pasar más tarde al narcoterrorismo contra el Estado y la democracia de Colombia, parece haber terminado en tablas tras haber durado ya más de medio siglo en que ni el Estado colombiano pudo erradicar al terrorismo de las FARC y mucho menos esta última logro subvertir la democracia colombiana.

Durante todo ese periodo, solo en términos económicos el conflicto entre Colombia y las FARC ha significado un costo de 179, 000 millones de dólares de acuerdo a un estudio realizado por el exviceministro de minas, Diego Otero. En términos humanos, el costo es infinitamente mayor. Un informe alcanzado por el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) en 2013, detallaba la pavorosa cantidad de 220, 000 muertos, más de 25, 000 desaparecidos y 30, 000 secuestrados. Por si fuera poco; a todo ello habría que sumar la astronómica cifra de 5, 7 millones de desplazados.image

En esas condiciones, se entiende perfectamente que gran parte de la sociedad colombiana se encuentra absolutamente asqueada de un conflicto que por la vía militar no llego a una conclusión certera y por ende acepte un acuerdo de paz que en otras condiciones podría llegar a ser visto como inaceptable ya que involucra la impunidad para los cometidos por miembros de la FARC, la representación ante en las dos cámaras e incluso apoyo económico para la reinserción en la sociedad. Económicamente hablando, la paz será costosa sin duda, pero más costoso es continuar la guerra de medio siglo de duración. El costo humano; las heridas de la impunidad serán eso si impagables para cada uno de los afectados que verán a los asesinos de sus seres queridos libres y sin mediar arrepentimiento en modo alguno como Timoleón Jiménez -Timochenko-, quien ha pasado la responsabilidad al Estado por sus actos.

Más sobre

En contraste, la situación en Perú es muy diferente, mientras el Estado colombiano no pudo ganar la guerra contra el terrorismo, en nuestro país, la subversión fue militar y políticamente derrotada, es por ello que no cabe ninguna solución política ni acuerdo con lo que quede de SL y el MRTA. Muy por el contrario, cualquier atisbo de reconstrucción o intento de alzar cabeza debe ser inmediatamente tan reprimido como puede serlo Al Qaeda en Estados unidos. Ni olvido ni perdón es la única consigna que puede permitirse la democracia peruana con lo que queda de SL y el MRTA.

Instituciones como el ejército, las fuerzas policiales y los medios de comunicación deberían contribuir a mantener viva la memoria, mientras que desde el Estado, es necesario potenciar a plena capacidad la operatividad de la inteligencia peruana para que el monstruo o monstruos del mismo calibre no vuelvan a surgir nunca más en nuestra patria.

Nos leemos.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
140
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.