Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eonhadico escriba una noticia?

El cometa Siding Spring podria malograr nuestras misiones marcianas

07/12/2013 07:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageFinalmente, la visita del malogrado cometa ISON termino decepcionando a muchos, pero el próximo año podríamos llegar a ser testigos de una visión poco común que una de estas bolas de hielo nos puede proporcionar. Aunque claro, para ello tendríamos que encontrarnos en la superficie de Marte, por suerte, ya tenemos varios exploradores cogiendo entradas para este espectáculo único en nuestra vida.

Y es que el cometa del milenio marciano se acercara hasta su superficie mucho más de lo que se ha acercado cualquier otro hasta nuestro planeta, dejando de lado el teórico cometa que acabo con los dinosaurios.

Pero nuestros representantes tecnológicos podrían no solo disfrutar de esta representación del teatro cósmico, también podría suponer un serio peligro para aquellas naves que se encuentran en la órbita marciana

El cometa C/2013 A1, también conocido por el nombre del observatorio Siding Spring en Nueva Gales del Sur, Australia , con el que fue descubierto, debería cruzar la órbita de Marte el 19 de octubre de 2014.

Tras su descubrimiento, las primeras estimaciones de su trayectoria hacían pensar que el cometa podría incluso impactar con la superficie del planeta, pero los posteriores seguimientos de su órbita descartaron por completo esta colisión cósmica, aunque por muy poco, algo que provoco la alarma en las diferentes agencias que tienen misiones junto al dios de la guerra.

Según los últimos cálculos, el cometa se situara a tan solo 173.000 kilómetros de la superficie marciana, incluso podría llegar hasta apenas 89.000 kilómetros. Si comparamos esta distancia con el mayor acercamiento registrado, unos 3.500.000 de kilómetros en 1770, vemos claramente el alcance del evento.

A esa distancia, la coma del cometa, el halo de gas y rocas que lo rodea y que puede estirarse hasta alcanzar cientos de miles de veces el ancho del núcleo del cometa, podría incluso engullir a todo el planeta y sus satélites naturales y artificiales.

Bill Cooke, del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA, y sus colegas utilizaron datos de mediciones anteriores de comas cometarias para estimar que durante las 2 horas de máxima aproximación del cometa, la atmósfera marciana contendría entre 1.000 y 10.000 veces la densidad de las rocas espaciales que normalmente están presentes en la órbita baja de la Tierra, dejando claro el riesgo al que se enfrentaran los diferentes orbitadores, incluyendo los recientemente lanzados, la Mars Orbiter Mission de la India y la MAVEN de la NASA, que deberían alcanzar su destino antes de la llegada del cometa.

‘Cualquier partícula grande que viaja a la velocidad a la que lo hace el cometa puede ser una amenaza para MAVEN’, comento el investigador principal de la misión orbital Bruce Jakosky de la Universidad de Colorado.

Aunque la construcción de la MAVEN es robusta, Jakosky señala que el equipo se toma muy en serio esta amenaza. ’Estamos en el proceso de definición de los riesgos y las posibles mitigaciones operacionales que se puedan tomar para minimizar el riesgo.’

Pero no solo son los orbitadores los que se enfrentaran a este problema, en la superficie marciana se encuentran en la actualidad el Opportunity y el Curiosity, dos vehículos destinados a analizar la geología de Marte y su pasada habitabilidad.

Si bien es cierto que el polvo del cometa debería quemarse en la atmosfera, creando así una lluvia de estrellas que podría alcanzar tasas de más de un millón de meteoros por hora y que debería ser registrada por las cámaras de los rovers, la caída de este material en la superficie podría provocar que los análisis realizados por los diferentes instrumentos fuesen erróneos, mostrando componentes que en realidad proceden del cometa.

Mark Lemmon , de la Texas A&M University, señala que los rovers Opportunity y Curiosity deberían ser capaces de detectar los brillantes meteoros. También espera que los orbitadores puedan utilizar las ondas de radio generadas durante la tormenta de meteoros para poder estudiar la ionosfera marciana.

‘El experimento conjunto de la utilización de ondas de radio para investigar la ionosfera y cámaras para documentar la actividad de la lluvia de meteoros es algo que esperamos con interés’, comento.

‘Si hubiera podido elegir, me encantaría estar en la superficie de Marte durante este evento’, comento Cooke. ’Es probable que sea la más intensa tormenta de meteoros de la historia.’

Icarus, DOI: 10.1016/j.icarus.2013.11.028

.nrelate_related .nr_sponsored{ left:0px !important; }

Sobre esta noticia

Autor:
Eonhadico (607 noticias)
Fuente:
espacioprofundo.es
Visitas:
1622
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.