Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaime Arroyo escriba una noticia?

El comportamiento poco ejemplar de nuestros congresistas

09/10/2012 03:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando el día 11 de julio de 2012 se aprobaban los mayores recortes sociales de la historia reciente de España, estos se hacían recaer sobre los ciudadanos, sin que clase política española diera ejemplo ninguno en esta grave situación económica. Tan sólo se hizo un absurdo gesto reduciendo el número de concejales locales en un 30 %, que frecuentemente no cobran o cobran escasos sueldos y además esa medida se aplicaría a partir de 2015.

Dijo Albert Einstein que dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera. Pues pésimo ejemplo han dado nuestros congresistas, los diputados del Congreso y los senadores del Senado (que tras 34 años de funcionamiento, los españoles no sabemos bien para que sirve).

Entre las prebendas de las que gozan diputados y senadores están las siguientes:

- Indemnizaciones y dietas: La asignación para todos los diputados es de 2.813, 87 euros al mes. Una retribución a la que hay que añadir complementos por razón del cargo. Los dos vicepresidentes suman a la asignación general de 2.813, 87 euros que reciben todos los diputados otros 1.209, 60 por ser miembro de la Mesa del Congreso, 1.010, 83 por los gastos de representación y 707, 10 para su libre disposición. De su lado, los secretarios de la mesa, los portavoces y los portavoces adjuntos tienen unos complementos adiciones por valor de 2.440, 3 euros, 2.667, 5 euros y 2.087.07 euros respectivamente.

- Exención de IRPF - impuesto sobre la renta: Mientras los ciudadanos de a pie debemos pasar cuentas con Hacienda de todos nuestros ingresos, de todas las remuneraciones que reciben los diputados y senadores, tan sólo la asignación constitucional está sometida al régimen general de retención y tributación fiscales. El resto de su sueldo (entre un 40% y un 70%) está exento.

- Transporte gratis: El Congreso también cubre los gastos de desplazamiento en medio público de los diputados, ya sea en tren, avión o barco. En caso de que el parlamentario prefiera el coche particular, se le abonan 0, 25 euros por kilómetro. Los que no tengan coche oficial tendrán a su disposición, como viene ocurriendo desde 2006, una tarjeta para sus desplazamientos en taxi por Madrid con un límite de 3.000 euros anuales. Además, si viajan en misión oficial, recibirán 150 euros diarios en concepto de dietas, si salen al extranjero, y 120 euros si el viaje es en territorio nacional.

- iPhone último modelo: Debido a que las convocatorias a las sesiones de la Cámara se efectúan por correo electrónico y SMS, el Congreso facilita ordenadores y teléfonos móviles a sus señorías. Pero no cualquier teléfono. Un contrato con Telefónica de 400.000 euros anuales permitirá que los 350 diputados del Congreso puedan disfrutar del nuevo iPhone 4.

- Pensión parlamentaria: Se trata de una pensión complementaria a la que tienen derecho todos los exdiputados y exsenadores jubilados que se hayan mantenido en el cargo durante al menos siete años. A estos, el Estado les garantiza el 80% de la pensión máxima que cobran el resto de españoles, ya que, en caso de no alcanzar esa cantidad con la pensión que les correspondería por la cotización de su vida laboral, se les otorga una pensión parlamentaria que 'subsane' esa diferencia. Si su señoría ha mantenido su condición de parlamentario entre nueve y once años el porcentaje garantizado sube al 90% y al 100% cuando el mandato es de once años o más.

- Indemnizaciones económicas: Perder o abandonar un escaño también supone cierto beneficio. Y es que tras años dedicados al servicio público la vuelta a su profesión puede acarrear "problemas", esgrime la normativa de las Cortes Generales. En especial la carencia de cobertura por desempleo. Para evitar este 'agravio' sus ex señorías tienen derecho a recibir una suculenta indemnización (que se abona mensualmente) que será de una mensualidad de la asignación constitucional (2.817, 87 euros) por cada año de mandato parlamentario, hasta un límite de 24 meses. Esta indemnización también se cobra cuando se disuelven las Cámaras puesto que su continuidad dependerá de las urnas. Eso sí, en el momento en el que vuelvan a ocupar su escaño dejan de percibirla.


Sobre esta noticia

Autor:
Jaime Arroyo (321 noticias)
Fuente:
tendenciasdelmundocontemporaneo.blogspot.com.es
Visitas:
908
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.