Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pupuchi escriba una noticia?

¡Comprar un billete de lotería despues del sorteo! Es experiencia

24/11/2013 22:22 3 Comentarios Lectura: ( palabras)

Experiencia no es acumular vivencias, su interruptor es la capacidad que tienen algunas personas para permitírselas

Como dice la canción ¡Caminante no hay camino, se hace camino al andar! Letra que se me quedó en el corazón desde el colegio. En donde el permitir nos muestra que desde niños, solos pueden encender el interruptor, investigando por si mismos para que desarrollen sus propias experiencias, que se comparan a un billete de lotería o  tarjeta de BINGO que los compraron luego del sorteo.

El permitirnos, nos va a dejar permitir, evitando muchas veces las advertencias, iniciando por nuestros errores, aunque suena mejor llamarlos vivencias, algo que no todos admiten.

Donde se aprecia el actuar rápido, se aplica procedimientos juicio, entrando en juego la experiencia, lo vemos en ¡Las áreas técnicas! una empresa en donde las máquinas y su producción dependen de permitir el actuar, un error ¡Es un caos! pérdida de millones de dólares por día, tiempo de reparación… en fin; si no aplicamos nuestra experiencia resultado de horas pasadas ¿Cuánto perdería? Pero hablemos ahora de nuestra vida.

La Experiencia nos hace manejar mejor todo, se deriva de la razón y nos recuerda que hay que prevenir. Mientras más hemos vivido deberíamos saber mejor cómo usarla; ya que nos enseñó a conocer, entender, aceptar para saber cuándo y cómo utilizar nuestra capacidad para prender el interruptor.

Aplicarla es ponerle atención a nuestro día a día ¡Experiencia de vida! Y dirigirla es saber cuándo, cómo y dónde… ¡Hablar, callar, parar, comprender, aceptar, preguntar, corregir…! porque¡Dirigir nuestra vida es todo un arte, que debe saber cuándo parar la batuta para no molestar a la orquesta! (nuestra familia)

Dirigir nuestra vida es todo un arte, que debe saber cuándo parar la batuta para no molestar a la orquesta! (nuestra familia)

Dirigir nuestra vida necesita de batuta, pero ésta, no va en la mano, la lleva nuestros pensamientos que vendrían a ser la parte técnica en nuestra relación con los demás, el parar la batuta a tiempo evitaría disgustarnos y disgustar a los demás, se requiere de carácter y de controlar impulsos, desarrollando prudencia para acrecentar el cariño, el amor, el respeto.

Hay frases que nos pueden hacen meditar; algunos ¡Solamente por minutos! Ya que regresan a los mismos pensamientos que pudren, es que siguen moviendo la batuta; olvidando la práctica y los procedimientos que exige la vida y lo vemos al quejamos hasta del viento. Cuando el vivir nos lleva por una aventura que nos pide cuidar nuestro tesoro más grande.

Proceso y procedimientos ajustando nuestras velas. No necesitamos de argumentos sino de darle ganancia a nuestra vida; experiencia que nos hace vivirla como un milagro sin tanta explicación.

Tendremos a nuestro tesoro bien cuidado, haciendo que sean nuestras manos las que encienden el interruptor para que todo esté iluminado y si es de día, tenemos el sol… ¿Quién nos impide ver la luz?

Cada día se debe reconocer como una bendición que se debe disfrutar… ¡Ese mismo día!

Iris delgado de la torre bueno


Sobre esta noticia

Autor:
Pupuchi (71 noticias)
Visitas:
1424
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Pupuchi (25/11/2013)

Una forma de sacarle proveccho a la experiencia, en ella està todo!!

0
+ -
Responder

Pupuchi (26/11/2013)

Caminante no hay camino, se hace camino al andar; asi va nuestra experiencia. Solo permite el optenerla!

0
+ -
Responder

Pupuchi (26/11/2013)

Es que el decidirnos a permitir y permitirnos tener experiencias propias, nos da experiencia. Caminante no hay camino, se hace camino al andar