Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

"Con megáfono y sin soroche"

11/12/2012 11:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor: Miguel Lagos Fuente: Expreso

Casi exactamente igual al 2006, 31% de votos obtuvo Ollanta Humala [OH] en primera vuelta el 2011 con su programa radical. El patriarca Isaac Humala le recuerda siempre sus orígenes y la base de su éxito: 'sin nosotros no serías Presidente' le dice. image El voto primigenio de Humala sigue ahí, esperando su oportunidad para destruir el sistema

Imagen: infocandidato

Entre tanto disparate ideológico no deja de tener algo de cordura Antauro Humala [AH] al presentarse como 'precursor' del triunfo de su hermano. La fortuna electoral de OH no sólo fue resultado de la astucia publicitaria de importados marketeros cariocas o la maquillada de los garantes de última hora; la hábil publicidad fue sólo la punta del témpano político propagandístico, la porción seductora mediática del plan comunicacional del 'gran proyecto transformador'. Y es que AH fue uno de los principales gestores de la 'base conceptual' del témpano político etnocacerista cuyo mayor volumen -el que le dio flotabilidad- fue solidificándose de tiempo atrás en las distintas regiones donde se cosechó después en las urnas. Fue esta propaganda, irradiada por nuestra geografía, sin frío ni calor, sin soroche y con megáfono en mano la que propulsó aquella labor semiclandestina al inicio, y que desde la capital se subestimó y hasta se ridiculizó.

La propaganda y la publicidad 'nacionalista' se articularon en cierta forma y en distintos tiempos en los extremos de un Perú provinciano a la deriva. Un binomio clave para el combate 'dialéctico', el convencimiento en el llano y el ajuste de cuentas de posiciones y apasionamientos políticos en disputa por el voto popular. image

Entre cerros costeños, cordilleras andinas y bosques amazónicos se sacó lustre a las 'contradicciones' y los aforismos nacionalistas fueron absorbidos por mentes juveniles y veteranas abandonadas, revanchistas. Todo un entrevero engullido por estómagos y bolsillos vacíos erradamente impacientes por el abrazo de un Estado derrochador ante sus ojos, nada más que con unos cuantos conectados al ansiado presupuesto.

Frente a esa potencial 'militancia' a la deriva, detectado por el 'nacionalismo étnico', nada fue más fácil después que direccionar impunemente el rencor poblacional hacia el crucial enemigo de su deseado estatismo: el sistema de crecimiento económico y la democracia representativa. En ese ambiente, sus mentores entendieron hábilmente aquello que dice que división y unificación son parte de un mismo proceso. Entonces marcaron la línea divisoria en los valles y apostaron con suerte -hasta con aliados después- a las expectantes elecciones. Y la chuntaron!. Aunque luego fueron expectorados. Pero esa es ya otra historia.

Son estos -hoy fracturados del 'ollantismo' primigenio- los que unidos al senderismo y el emerretismo reciclado, pondrán su cuota de tensiones políticas enmascarados en las cientos de listas electorales subnacionales el 2014. ¿Y el 2016, por dónde se infiltrarán?


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
2015
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.