Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eonhadico escriba una noticia?

El congreso de los EE.UU. pone en entredicho la vida fuera del planeta

06/12/2013 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageCuando hablamos de la clase política nos podemos imaginar que son capaces de todo, pero este pasado lunes sucedió algo en el Capitolio de los EE.UU. que casi con total seguridad no veremos jamás en España. Durante una audiencia especial , el comité científico discutió durante dos horas con tres expertos sobre las opciones para buscar vida extraterrestre.

Pero esta sesión no se centro de forma exclusiva en torno a los esfuerzos realizador por el Curiosity por encontrar signos que revelen la presencia de vida en Marte, sino que incluso se hablo de establecer programas SETI en toda regla que permitan localizar una transmisión de una civilización alienígena inteligente.

Naturalmente, algunas preguntas mostraban la absoluta ingenuidad de políticos legos en la materia. En respuesta a la comisión de la Cámara de mayoría republicana, un grupo de la oposición demócrata, incluso aprovechó la oportunidad para burlarse del evento. La audiencia fue significativa, vale, no dijeron nada claro ni hablaron de establecer medidas inmediatas para lograr contactar con nuestros primos extraterrestres y los políticos presentes no mostraron más interés que el simple hecho de pasar el rato, pero los tres científicos invitados a la charla l lo hicieron de forma muy seria y hablaron de las oportunidades y grandes implicaciones que un descubrimiento tal podría acarrear.

‘En nuestra galaxia, la Vía Láctea, hay 100.000 de estrellas, y ahora creemos, que en nuestro universo, existen 100.000 millones de galaxias’, señalo Sara Seager, profesora de Física y de Ciencias Planetarias del MIT, en la audiencia titulada Astrobiología: la búsqueda de firmas biológicas de nuestro sistema solar y más allá . ’Así que si echan cuentas, las posibilidades de que hay un planeta parecido a la Tierra por ahí con vida son muy altas.’

Pero Seager no estaba sola, iba acompañada de Mary Voytek, Científico Senior de Astrobiología en el Directorio de Misiones Científicas de la NASA, y Steven J. Dick, Baruch S. Blumberg Presidente de Astrobiología de la Biblioteca del Congreso. Todos relataron sus motivaciones para realizar estudios de astrobiología y cómo inspirar a los jóvenes para que se involucren en las carreras científicas. Incluso describieron los riesgos claves para el futuro de nuestra especie, la identificación de la superpoblación, los impactos de asteroides y la escasez de energía como factores clave.

En la actualidad, la NASA busca de forma activa la presencia de firmas que indiquen la presencia de vida en otros mundos. La misión que más notas de prensa está logrando es la del rover Curiosity, pero este vehículo no trata de hallar vida, sino que trata de descubrir el potencial para la vida que Marte tubo en el pasado. Cazar directamente a un alienígena no es el propósito final del Programa de Marte, la agencia espacial norteamericana se centra en la evolución del planeta y si este mundo fue una vez habitable y como dejo de serlo.

Sin embargo, este no es el único esfuerzo de la humanidad para descubrir si estamos solos, y no se limitan a levantar piedras en el planeta rojo a ver si sale algún bicho corriendo, sino que tratan de descubrir señales de radio de banda estrecha que solo podrían tener su origen en una civilización alienígena con capacidad tecnológica.

Sin embargo, la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) no es un esfuerzo financiado por el gobierno, aunque esto no siempre fue así-, SETI solía ser un proyecto liderado por la NASA, un punto subrayado por el testimonio de Dick.

‘Hace casi exactamente veinte años, en la misma sesión que vio la desaparición del Superconducting Super Collider, el 103º Congreso dio por terminado el programa SETI de la NASA’ señalo. Ahora, nuestras esperanzas están depositadas en el SETI Institute , un proyecto de financiación privada, pero sus instalaciones son utilizadas ampliamente por otros proyectos financiados por el gobierno. Dick llegó a pedir que parte de la financiación de la NASA fuese transferida a esta organización porque, después de todo, inspira al público, pero que en esta época de austeridad y disminución de presupuestos del gobierno, probablemente esto no sucederá.

Por supuesto, la más mínima mención de la ‘vida extraterrestre’ inspira visiones de alienígenas hostiles empeñados en meternos sondas donde nunca da el sol, una historia popular de Hollywood que Seager ha querido eliminar.

‘No estamos buscando ovnis o pequeñas criaturas verdes, lo que estamos buscando son los planetas similares a la Tierra que orbitan estrellas distintas del Sol’, indico Seager al Washington Post poco después de la reunión .

imageSubrayar el punto de vista popular de cada vez que se menciona ‘extraterrestre’, durante la audiencia el representante Ralph Hall (R-Texas) preguntaba a los expertos: ‘¿Crees que hay vida ahí fuera? (Risas) ¿nos están estudiando y qué es lo que piensan de la ciudad de Nueva York?’ La pregunta fue seguida por más risas.

A lo sumo, la risa es debido a la ignorancia de los esfuerzos que se están realizando para descubrir nuestro lugar en el universo. En el peor de los casos, se trata de un dedo metido en el ojo de la ciencia desde las más altas esferas del gobierno de los EE.UU. Aunque más bien parece que Ralph Hall no es más que otro ignorante que le gusta reírse de algo que no llega a comprender, sea como sea, la actitud mostrada por los representantes de los estadounidenses hacia uno de los más nobles esfuerzos científicos humanidad jamás ha emprendido es, cuando menos, triste, aunque no inesperada.

Pero aún más frustrante fue la respuesta del Comité de Campaña Demócrata del Congreso , que emitió un comunicado de prensa burlándose del comité .

‘No es de extrañar que el pueblo estadounidense piense que este Congreso Republicano es de otro planeta, están más interesados ​​ en la vida en el espacio que en la vida de los estadounidenses ’, comento Emily Bittner. ’Hablando de esto, el Congreso Republicano ha perdido prioridades, es un eufemismo de proporciones galácticas.’.

Y ahí está: Hablar de la búsqueda de vida extraterrestre es una pérdida de tiempo teniendo en cuenta todas las otras preocupaciones mucho más urgentes en las que debería centrarse un gobierno . En la carrera por ganar puntos políticos, el Bittner omitió considerar las implicaciones científicas, filosóficas e históricas de nuestro deseo de comprender la naturaleza de la vida misma, y si es posible la vida en otro lugar del Universo. Eso no quiere decir que el comité dominado por los republicanos tenga una mejor comprensión de esto, pero es sólo un ejemplo de la rivalidad partidista que afecta a todos los gobiernos, obstaculizando algunas de las actividades científicas más fundamentales. Siempre habrá problemas más acuciantes en los que los gobiernos deberían centrarse, pero eso no significa que se impida de forma unilateral las actividades que inspiren a las diferentes generaciones.

La ciencia espacial enriquece nuestra civilización en formas en las que no podemos llegar a comprender por completo. Los avances tecnológicos son, por ejemplo, un constante recuerdo tangible de que, sin ellos, nuestra vida nunca sería igual, conocimientos científicos, satélites, nuevos materiales, avances médicos, sistemas informáticos, si dejásemos todo esto de lado volveríamos con total seguridad a la época de la revolución industrial. Pero si los vemos en una escala más amplia, estos avances han vigorizado nuestra educación, nuestras comunicaciones y, por extensión, la propia economía que sustenta a los gobiernos. Odo esto es consecuencia de nuestra natural predisposición a explorar y romper nuestras limitaciones animales.

Si, la tecnología es solo cachivaches que hacen que nuestra vida sea más cómoda y rápida, pero en realidad es mucho más, nos ofrece la oportunidad de desarrollar nuestra comprensión del Universo, algo fundamental para la supervivencia de la especie humana, no podemos anclarnos en una roca que, tarde o temprano, desaparecerá. Y si extrapolamos estos conocimientos, hemos de reconocer que es posible que no seamos la única civilización en el cosmos.

imageSi bien es cierto que no hemos logrado descubrir ninguna evidencia que señale directamente hacia la existencia de vida en cualquier rincón de nuestro vecindario galáctico, sea inteligente o no, es un problema fundamental, sobre todo si solicitamos fondos a un gobierno para embarcarnos en el titánico esfuerzo de encontrar esa firma biológica extraterrestre tan ansiada por la comunidad científica, pero no llevamos más que unas cuantas décadas tratando de descubrir que se esconde allí fuera. En una galaxia que tiene una edad de unos 13.750 millones de años, apenas somos un punto en un radar biológico, y seguro que tenemos muy pocas posibilidades de encontrar vida extraterrestre en el próximo ciclo político, sea del color que sea.

A pesar de todo, discutimos, vivimos y morimos en este pequeño globo que da la vida, desconocemos que mecanismos están en juego y cuál es su grandeza. Ocupamos una pequeña parte del espacio interestelar, en órbita alrededor de una estrella ‘normal’ que está escondida en el interior de una galaxia de tamaño medio y en una zona del universo nada especial.

Por mucho que les pese a algunos, estamos aquí tras haber surgido de una asquerosa sopa primordial de química orgánica hasta erigirnos en una raza inteligente que está a un paso de autodestruirse por la codicia. Somos una civilización que se hace las mismas preguntas que se podrían estar haciendo otros pueblos en otro rincón de la galaxia.

En esta era moderna, cada vez somos menos dependientes de los mitos y la religión, no necesitamos a nadie que nos dé respuestas infantiles y la única explicación sea el "porque yo lo digo".

Y es que la ciencia nos ha proporcionado un conjunto de herramientas y capacidades que nos permiten abordar algunas de las cuestiones más complejas con las que se ha enfrentado la humanidad. Hemos construido grandes colisionadores de partículas que nos han permitido romper literalmente la materia, hemos logrado ver directamente el código genético de la misma vida con la esperanza de desarrollar nuevas terapias que nos permitan prolongar y enriquecer nuestras vidas, hemos creado tecnología que en la antigüedad tan solo estaba reservada a los dioses. Las maquinas han cambiado radicalmente la forma en la que vivimos, pero, sobre todo, nos han permitido seguir nuestros anhelos de exploradores.

Y es que lo que realmente nos motiva para explorar el espacio es en realidad la búsqueda de vida fuera de nuestro hogar cósmico y, si encontrásemos la respuesta, esto transformaría nuestra forma de ver el Universo y transformaría a su vez nuestra forma de ver la vida misma, nuestro motivo en realidad es descubrir la grandeza que se esconde en nuestro interior.

Así, mientras que el Comité Científico del Congreso de los EE.UU. se limitaba a preguntar sandeces a unas personas que han dedicado su vida a responder las grandes preguntas de la humanidad, nos damos cuenta de que en realidad no somos más que una especie llena de miopes intelectuales que se preocupa más por las encuestas mientras que cierra la puerta a las autenticas oportunidades de lograr que la humanidad crezca.

Pero no hay que perder la esperanza, la humanidad se encuentra en una encrucijada en la que nuestra naturaleza de exploradores y nuestra tecnología podrían permitirnos lograr alcanzar esta meta. Solo espero que nuestra clase política, sea del color del país que sea, se dé cuenta que no es cuestión de sacar ventaja política frente a su rival, sino de engrandecer nuestra civilización.

Fuentes: The Washington Post , io9 , DCCC

.nrelate_related .nr_sponsored{ left:0px !important; }

Sobre esta noticia

Autor:
Eonhadico (607 noticias)
Fuente:
espacioprofundo.es
Visitas:
2538
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.