Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tuareg escriba una noticia?

Conociendo el peru

19/07/2009 00:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nuestra selva central alberga dos culturas vivas

EN SATIPO PODEMOS ENCONTRAR A DOS CULTURAS VIVAS: LOS ASHANINKAS Y LOS NOMATSIGUENGAS

1.- ASHANINKAS

Los Asháninkas son tradicionalmente más conocidos como campas. Ellos vivían dispersos en un vasto territorio que comprendía los valles de los ríos Apurímac, Ene, Tambo, Perené, Pichis, un sector del Alto Ucayali y la zona interfluvial del Gran Pajonal, organizados en pequeños grupos residenciales compuestos por alrededor de cinco familias nucleares bajo la dirección de un jefe local. En la actulidad la mayor concentración de ashaninkas se encuentran distribuidos en la Provincia de Satipo, Cuna de la Cultura Ashaninka.

De acuerdo a la información en el censo de 1993, los asháninkas constituyen el grupo indígena más importante de la Amazonia peruana: 52 461 personas que representan 21, 89% del total de la población indígena censada. El total poblacional señalado incluye a 229 habitantes caquintes, a 44 436 autodenominados asháninkas -habitantes tradicionales de los ríos Apurímac, Ene, Tambo y Pichis- y a los llamados ashéninca (7796 personas), moradores de las regiones del Alto Perené, Alto Ucayali y Gran Pajonal.

El promedio de habitantes por comunidad es de 171 personas, existiendo asentamientos con menos de 10 individuos frente a otros que superan largamente a las 600 personas, siendo el más poblado el de 1284 personas censadas.

...Con anterioridad al contacto europeo, los asháninkas mantenían relaciones de intercambio con las poblaciones andinas, hecho atestiguado por las hachas de bronce halladas en el territorio de este grupo. Estas rutas de intercambio continuaron siendo empleadas por los comerciantes de la zona de Tarma tras el contacto europeo, obteniendo así herramientas de metal. A partir de 1635, los asháninkas comenzaron a ser evangelizados por dominicos y franciscanos, siendo estos últimos quienes constituyeron efectivamente la presencia del Estado colonial español en dicho territorio.

En la actualidad, las acciones de exploración de hidrocarburos en las cuencas de los ríos Ene, Tambo, Perené y Pichis representan nuevos riesgos para la sociedad asháninka.

ACTIVIDADES ECONÓMICAS:

La agricultura es la principal actividad económica de los campas asháninkas, siendo los principales cultivos la yuca, el plátano, el maíz, el maní, la sachapapa, la pituca, el camote, el arroz, el frijol, los cítricos, la caña de azúcar, las piñas y los frutales.

La caza es también una actividad económica importante. La pesca se realiza con frecuencia tanto en su modalidad individual como colectiva. A fin de complementar la cantidad de proteína obtenida en estas dos últimas actividades, los asháninkas crían hoy en día aves de corral.

La agricultura comercial ha logrado un gran desarrollo en este grupo, especialmente en las comunidades localizadas en los valles de los ríos Perené y Satipo, dedicadas al cultivo del café y el achiote. En otras zonas ocupadas por los asháninkas, se producen también para el mercado los cítricos, el maíz duro y el arroz.

Cabe destacar que la Provincia de Satipo alberga a las Etnias ASHANINKA y NOMATSIGUENGA.

2.- NOMATSIGUENGAS

Departamento de Junín (14 CC.NN.): Provincia de Satipo

Ríos: Alto Pangoa, Sanibeni, Anapati, Kiatari.

La HISTORIA de los nomatsiguengas se encuentra estrechamente ligada a la de los asháninka. Hacia 1635, los franciscanos dieron inicio a la actividad misional en la zona del llamado Cerro de la Sal en la selva central, fundando la misión de Quimiri a orillas del río Chanchamayo. A fines de 1637, Gerónimo Jiménez y Cristóbal Larios exploraron el río Perené y fueron muertos por los nativos. En 1641, Illescas y sus compañeros realizaron una nueva expedición y murieron en manos de los shipibos del río Ucayali. En 1673, retornaron los franciscanos y reconstruyeron la misión de Quimiri. En un nuevo intento de avanzar en este territorio, crearon la misión de Santa Cruz de Sonomoro desde la cual llevaron a cabo la evangelización de las poblaciones ubicadas en el actual territorio de los nomatsiguengas (Pangoa, Miniaro y Anapati). Hacia 1742, se produjo el levantamiento encabezado por Juan Santos Atahualpa, y los blancos fueron expulsados de la región. En 1868, se fundó la ciudad de La Merced, luego de quebrarse la resistencia asháninka en la zona de Chachamayo, dándose inicio al proceso de colonización. En 1914, se produjeron nuevos levantamientos ante los abusos cometidos por colonos y caucheros. La colonización adquirió un nuevo impulso al finalizar la quinta década. A fines de la sexta década, los nomatsiguengas se encontraron involucrados en la violencia desatada en la zona, por los enfrentamientos entre el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y el ejercito peruano. En la octava década, se vieron nuevamente envueltos en el enfrentamiento entre el ejercito peruano y los grupos subversivos Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. En la actualidad, viven en contacto con los colonos quechuas y mestizos que se han apropiado de gran parte del territorio tradicional.

ORGANIZACIÓN SOCIAL: Los nomatsiguengas presentan un tipo de descendencia de tipo bilateral. El matrimonio preferencial se realiza entre primos cruzados dándose también entre miembros de generaciones alternas, esto es la generación de los abuelos y/o la de los nietos. El matrimonio endógamo se da por regla general pero no de manera exclusiva. Los lazos de parentesco se extienden también a individuos con quienes una persona no tiene ninguna relación consanguínea o de afinidad. Las relaciones de compadrazgo y las establecidas con los compañeros de trueque son importantes en la sociedad nomatsiguenga.

ACTIVIDADES ECONÓMICAS: Los nomatsiguengas dependen en gran medida para su subsistencia de la horticultura de roza y quema, produciendo principalmente yuca, plátano, pituca, sachapapa, camote, maní, maíz, arroz y frutales. La caza se practica cada vez con menor frecuencia debido a la escasez de animales en su territorio, producto de la colonización. La pesca registra un comportamiento similar. Muchas familias recurren a la crianza de gallinas y animales menores como cuyes, conejos y cerdos como fuentes alternativas de proteína animal. La agricultura comercial ha pasado a ser una actividad importante para este grupo, dedicándose sus miembros a la producción del café. También extraen madera, aunque esta actividad no resulta de gran importancia debido a la escasez del recurso en su territorio.

ORGANIZACIONES INDÍGENAS EN SATIPO:

CARE - Central Asháninka del Río Ene

CECONSEC - Central de Comunidades Nativas de la Selva Central

CONOAP - Consejo de Comunidades Nativas No matsiguenga y Asháninka de Pangoa

FECONACA - Federación de Comunidades Nativas Campa Asháninka

CART - Central Ashaninka del Río Tambo


Sobre esta noticia

Autor:
Tuareg (2 noticias)
Visitas:
3257
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.