Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaime Fajardo Landaeta escriba una noticia?

Convivencia y resolución de conflictos 2

20/08/2020 15:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Toda comunicación busca transmitir un mensaje que se espera sea reconocido por todos

Documento elaborado por ONGs, intituciones educativas y gobierno local de la ciudad de Medellín

 

El respeto hacia los otros es el fundamento de la convivencia y permite valorar la vida del otro como a la propia vida. Respetar y respetarse implica dejar de lado toda actitud agresiva sin que por ello se pierda la competitividad, también implica ser fuerte sin perder la ternura y la comprensión del otro, quien, por ser diferente, puede ser un complemento o quizá un opositor, pero nunca un enemigo.

Aprender a comunicarse

Toda comunicación busca transmitir un mensaje que se espera sea reconocido por tsodo. Cada quien se afirma cuando el otro lo reconoce a través de los mensajes que le comunica. Una sociedad que aprende a comunicarse encuentra siempre formas de solucionar sus conflictos de forma pacífica.

Aprender a interactuar

Relacionarse con los otros implica aprender a percibirse y a percibir a los demás como personas que evolucionan y cambian en su interacción, pero que siempre guían su comportamiento por las reglas básicas y universales de los Derechos Humanos.

Aprender a decidir en grupo

La convivencia armónica de una sociedad depende de su capacidad para participar en la concertación de intereses y en la toma de decisiones. Cuando se aprende a concertar en grupo se puede alcanzar el máximo bienestar para la comunidad.

Aprender a cuidarse

La convivencia supone aprender a cuidar el "bien estar" físico y psicológico de sí mismo y de los otros; esta es una forma de expresar el amor por la vida. Aprender a cuidar se significa también aprender a crear condiciones de vida adecuada para todos.

Aprender a cuidar el entorno

Aprender a vivir socialmente es ante todo aprender a es tar en el mundo; es aceptar que somos parte de la naturaleza y del Universo y que no es posible herir al planeta, sin herirnos a nosotros mismos. La convivencia social supone cuidar la biosfera que es el lugar donde vivimos.

Aprender a valorar el saber social

El conocimiento de los saberes culturales y académicos, forma mujeres y hombres más racionales, más vinculados a la historia y a la vida cotidiana de la sociedad, y por lo tanto con mayor capacidad para comprender los beneficios y las posibilidades de la convivencia social.

Mecanismos para negociar

La teoría general para resolver conflictos, plantea algunos mecanismos que se deben tener en cuenta en el momento de negociar, ya que ayudan de manera eficaz a lograr acuerdos, que satisfacen los intereses de las partes y resuelven el problema.

Los acuerdos o soluciones de ganar Vs ganar

En la solución de conflictos es importante considerar, que siempre existe la posibilidad de que las partes involucradas lleguen a acuerdos que pueden satisfacer los intereses de ambas. De esta manera, no hay perdedores ni ganadores absolutos, sino que cada uno obtiene un beneficio.

Enfocarse en el problema

El proceso para resolver problemas no debe enfocarse en las personas, sino en el problema. A menudo se dice que el otra tiene la culpa, pero eso no ayuda en la solución del problema, sino que por el contrario, puede llevar a que el conflicto adquiera mayores dimensiones. En cambio enfocarse en el problema, implica definirlo, y encontrar las diferencias entre posiciones, intereses y necesidades. Cuando se conoce claramente la posición de las partes frente al conflicto y lo que esperan alcanzar, es más fácil encontrar la solución.

Participar directamente en la toma de sus decisiones En una situación de conflicto, lo más conveniente, es que las partes involucradas participen directamente en el pro ceso que busca una solución, por cuanto cada una tiene un conocimiento más objetivo de la situación y puede proponer soluciones efectivas que convengan a todos y así lograr acuerdos rápidos y eficaces.

Para resolver un conflicto es indispensable la participación de los directamente involucrados, enfocarse en el problema y buscar soluciones que beneficien a todos.

Acudir a la mediación

Aunque lo ideal en la solución de conflictos es que las partes encuentren directamente la solución, en ocasiones la dificultad de llegar a un acuerdo hace necesaria la intervención de un tercero o mediador. La mediación ayuda a conciliar, a poner de acuerdo a las partes que se debaten en una controversia de intereses y propósitos.

El papel del mediador es inducir a las partes a realizar un proceso de análisis que les indique el mayor número de posibles soluciones y oriente para tomar la decisión más conveniente. En este proceso puede ocurrir que el mediador encuentre la solución perfecta, pero que las partes no la acepten, lo que implica regresar al punto de partida.

Por su parte, el arbitramento, como mediación, se diferencia de la conciliación en que el acuerdo no es buscado por las partes, sino que éstas de antemano someten sus diferencias a la llamada cláusula arbitral.

El arbitramento muy común en materia mercantil, a las decisiones se les llama laudos y generalmente se relacionan con bienes o con derechos patrimoniales.

En Colombia existen instituciones y funcionarios públicos que intervienen en la solución de conflictos como son los jueces, los inspectores de tránsito o de policía, los defensores de familia, los jueces y los fiscales. También hay particulares que contribuyen en la solución de conflictos como es el caso de los Jueces de Paz, de los centros de conciliación de las notarías y de las cámaras de comercio.

Los Jueces de Paz

La Constitución de 1991, en el Artículo 247, estableció que la ley podría crear Jueces de Paz con el fin de resolver en equidad, conflictos individuales y comunitarios. También estableció su elección mediante el voto popular.

De acuerdo con lo consagrado en la Constitución, la Ley 497 del 10 de febrero de 1999, creó la figura de los Jueces de Paz y reglamentó sus características y funciones.

La mediación de los Jueces de Paz evita a las partes en conflicto, tener que acudir a los estrados judiciales.

La convivencia supone aprender a cuidar el "bien estar" físico y psicológico de sí mismo y de los otros

La justicia de paz es una función pública y por lo tanto gratuita. Sin embargo, el Consejo Superior de la Judicatura puede señalar los costos que pueda causar una actuación del Juez de Paz.

La justicia de paz es una institución independiente y autónoma con el único límite de las normas contenidas en la Constitución nacional. Se diferencia del poder de la rama Judicial, en que sus providencias sólo están sometidas al imperio de la ley. Es decir, que las decisiones de un Juez de Paz deben respetar las normas contenidas en la Constitución, mientras que las decisiones de los jueces de la rama Judicial deben ceñirse también a las leyes escritas en los códigos.

La intervención del Juez de Paz de be ser requerida por las comunidades o las personas de común acuerdo y en forma voluntaria.

La solicitud de intervención del Juez de Paz puede formularse de común acuerdo entre las partes y de manera oral o escrita, lo cual corresponde al Artículo 229 de la Constitución nacional, que establece que toda persona tiene derecho a acceder a la administración de justicia y que la ley debe indicar en qué casos lo puede hacer sin que se encuentre representada por un abogado.

Aunque la solicitud que se eleva ante un Juez de Paz puede ser verbal, se debe levantar un acta en la cual constan la identidad de las partes, su domicilio, la descripción de los hechos y la controversia existente entre ambos, así como el lugar, fecha y hora donde se va a efectuar la audiencia de conciliación.

Son funciones de los Jueces de Paz:

Q Promover la convivencia pacífica de las comunidades.

Q Buscar la solución integral y pacífica de los conflictos entre particulares o los de una comunidad.

Q Tomar decisiones en equidad, más no en Derecho. Es decir, que aun que deben respetar las normas consagradas en la Constitución, no se rigen por todo el conjunto de leyes, sino que actúan según los criterios de justicia propios de cada comunidad.

Q Referirse solamente a asuntos que se pueden transigir, conciliar o de asistir, es decir, que no estén sometidos a solemnidades judiciales especiales y que su cuantía no exceda de 100 salarios mínimos mensuales vigentes. Por ejemplo, un Juez de Paz puede intervenir para solucionar el conflicto causa do a la propiedad del vecino.

Convivencia y democracia en el centro escolar

La democratización de la escuela ha servido para hacer de ella un nuevo escenario de convivencia, cuyos ámbitos de discusión, formación y participación logran gran impacto en las relaciones familiares y sociales.

Antes de la Constitución de 1991, la participación de los estudiantes y de la comunidad, en las decisiones de los centros educativos, era muy limitada, pero la nueva Carta Política abrió las puertas para replantear las relaciones de poder y hacer el tránsito hacia formas de disenso, consenso y concertación, como una manera de buscar el acuerdo y evitar la imposición arbitraria.

La democratización de la escuela es un mandato constitucional, que se encuentra explícito en los siguientes artículos:

Artículo 41. Hace referencia a que todas las instituciones de educación, oficiales o privadas, "fomentarán prácticas democráticas para el aprendizaje de los principios y valores de la participación ciudadana".

Artículo 67. Dice que "la educación formará al colombiano en el respeto a los Derechos Humanos, a la paz y a la democracia".

Artículo 68. Señala que la "comunidad educativa participará en la dirección de las instituciones de educación".

Para desarrollar lo que plantea la Constitución nacional, en los anteriores artículos, se creó la Ley 115 de 1994 o Ley General de

Educación, que reglamenta muchos aspectos de las prácticas educativas, como los siguientes:

El objetivo prioritario de la educación, es que los colombianos se apropien de los valores y principios de la democracia y que se promueva el respeto por los Derechos Humanos.

El alumno es el centro del proceso educativo y debe participar activamente en su propia formación integral y la educación debe favorecer plenamente el desarrollo de la personalidad del educando.

En los consejos directivos de los establecimientos de educación básica y media, habrá un representan te de los estudiantes, escogido por ellos mismos, de acuerdo con el reglamento de cada institución.

En las instituciones educativas, los estudiantes elegirán a un alumno del último grado que ofrezca el establecimiento, para que actúe como personero de los estudiantes y promotor de sus derechos y deberes.

Los establecimientos educativos tendrán un reglamento o manual de convivencia en el cual se definirán los derechos y las obligaciones de los estudiantes, quienes deben intervenir en su elaboración.

Los centros escolares deben promover la creación del Consejo de Estudiantes y del Consejo de Padres de Familia.

El desarrollo de las anteriores normas, en las instituciones educativas, han otorgado a las y los estudiantes un protagonismo que está contribuyendo a hacer más respetuosas las relaciones de convivencia y a formar ciudadanos con una mayor capacidad para ejercer sus derechos y cumplir con sus deberes en el marco de una sociedad democrática.

Relacionarse con los otros implica aprender a percibirse y a percibir a los demás como personas que evolucionan y cambian en su interacción

Aportes de diversas organizaciones, instituciones y entidades educativas de Medellín

 


Sobre esta noticia

Autor:
Jaime Fajardo Landaeta (23 noticias)
Visitas:
5312
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.