Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Conviviendo con la mafia

21/12/2013 08:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Escrito por: Sonia S. Manrique Collado Fuente: www.encuentrofugaz.wordpress.com Tengo la leve impresión (¿o fuerte impresión?) de que nos gobierna una mafia. Voy a empezar a leer sobre ello entonces. Debo mirar "El Padrino", "Cara Cortada" y "Casino". Leeré la historia de la mafia siciliana. Vivo en un país donde unos seres extraños se han hecho con el poder. Son muchos y están en todas partes. Han hecho leyes a su gusto para que salgan libres los asesinos y demás delincuentes. No sabía yo que las elecciones se hacían para favorecer al hampa. Algo que me causa gracia es que cuando ocurre un horrible asesinato, los jueces, congresistas y comentaristas de televisión se preocupan por cuánto tiempo estará el "joven" en la cárcel. "¡Podría pasar veinte años en prisión!", dicen acongojados. ¿Vivimos en el país de la mafia? Parece que hay que hacerse a la idea. Hay que mirarlo como algo normal. Están en la selva, están en el norte, están en el gobierno, están en los juzgados. Lo malo se ha convertido en bueno. Ahora es malo ser correcto y respetuoso de la ley. Ahora la moda es ser mafioso, ladronzuelo, extorsionador, matonesco. Dentro de poco los inocentes estaremos en la cárcel y todos ellos saldrán a vivir en la calle. Dentro de poco estaremos como México, un país en camino a ser fallido, dominado por bandas criminales. Así pasará a la historia este período gubernamental: el quinquenio perdido, o el quinquenio de la mafia. Los extorsionadores celebran, los violadores danzan. Dentro de poco tendremos a más de dos mil violadores en la calle. ¿Por qué? Porque las autoridades quieren reducir la sobrepoblación en los penales. Para lograrlo, aprueban leyes diciendo que los presos tienen derecho a reinsertarse en la sociedad. Ah caramba, así que el pueblo eligió a estos congresistas para que se preocupen por el bienestar de los delincuentes. El oscuro Virgilio Acuña y la tristemente célebre Celia Anicama parecen ser buenos amigos de los hampones. ¿Y la sociedad? ¿Y las víctimas que fueron asesinadas y violadas por estos seres? ¿Quién las defenderá? Ni modo, parece que tendremos que vivir con asesinos, secuestradores, terroristas y violadores. Es el país de las tinieblas. Aparte de ello, hay un caballero en este país que parece el amigo de todos. Es amigo de altos jefes policiales, militares, políticos, policías en retiro y policías en actividad. Está en fotos con todos. Todos lo quieren y no sabemos por qué, quizás cuenta buenos chistes o hace grandes favores. Lo aprecian tanto, lo aman tanto que pusieron nada menos que ocho patrulleros para que resguarden su casa. Hasta ahora no se sabe quién dio la orden y todo indica que no lo sabremos por un largo tiempo. No hay duda, es necesario ver las películas que tratan sobre la mafia. Debemos aprender un poco para poder defendernos en este país tomado. Mientras tanto, los gobernantes actuales siguen hablando de la mafia de hace veinte años, en su cabeza no existe más. Pero todo indica que si la situación sigue así, el período de Ollanta Humala superará por mucho al de Alberto Fujimori. Qué irónico, sus iluminados votantes quisieron evitar que la "mafia" (así llamaban a Keiko) volviera al poder y terminaron eligiendo a la verdadera organización. ¿Dónde están los intelectuales que se la jugaron por el militar golpista? Eso es lo que está sucediendo en el país de las tinieblas. Los grupetes de mafiosos andan felices haciendo y deshaciendo, infiltrados en todos los poderes. Nos queda esperar, ¿qué pasará en estos dos años y medio? En el mejor de los casos, seguiremos estancados económicamente y en el peor, nos convertiremos en un país que va para atrás, así como Venezuela. Pero no sólo eso, los criminales como Marco Arenas, que mató a la mujer que lo crió, estarán poco tiempo en la cárcel porque los jueces trabajan para los delincuentes. Pero la persona decente que se defiende con un arma.... es castigada. Así es.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2245 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
174
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.