Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pupuchi escriba una noticia?

¡Mi corazón nunca lo perdió de vista!

24/09/2013 00:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los sueños son semillas, germinan cuando un verdadero lazo de AMISTAD crea una red de conexión. Un piano que suena con notas de una inmesa amistad compartida

Las semillas de una gran amistad nos conecta toda la vida!

Cuando esperaba el ómnibus del colegio para regresar a casa; sentí que una pequeñita lloraba, era el primer día de clases y supuse que no la había pasado muy bien.

A esa edad casi todos los niños lloran especialmente los primeros días; me acerque y tome su mano, a los minutos se calmó, nos sentamos juntas y con cariño sacó de su maletita un chocolate para mí, no paramos de conversar; cuando tenía que bajarse me di cuenta que vivía a una cuadra de mi casa y se lo hice saber. Esa misma tarde su mamá llamo a la mía y me invito a jugar.

Al llegar a su casa pasamos a un gran salón; dándome con la sorpresa que tenía un ¡Precioso Piano! pequeño y de un color caoba brillante… No nos paramos de la banquetita toda la tarde. Los años pasaron y nunca dejamos de compartir el asientito y  tocar juntas a cuatro manos.

Ver un sueño realizado ¡Es exactamente igual a seguir soñando!

Más de 26 años inseparables, pero tenía que partir al extranjero junto a su esposo. Luego vendieron su casa  y dejamos de vernos por mucho tiempo.  Un dia recibí la llamada de su mami, quería verme y juntas pasamos una tarde linda y entre recuerdos me ofreció el piano de Charito ¡Cuánto me hubiera gustado! pero no contaba con el dinero. Pasaron unos cuantos años y tuve la alegría de reencontrarme con mi amiga y volver a disfrutar juntas ¡Igual que siempre!… En una de sus  llegadas me contó que mi tía se encontraba enferma y ella misma me ofrecía la posibilidad de tener su piano. Sabía que lo quería tanto como ella y me pidió que busque precios por internet; encontré un par de opciones y se las envié; respondió aceptando ¡Lo sentí una ganga¡ Porque ese piano no tenía precio; el valor sentimental era muy alto.

Al día siguiente mis ojos no se cansaban de ver el piano en mi casa. Llamé a mi papá y no se dejó esperar al escuchar mi alegría... al entrar miró el Piano y dijo: Quise regalarte uno, pero era negro, grande y no demostraste interés… este piano es tan lindo como siempre lo describiste; un regalo muy especial el que le hiso su papá ¡Trae consigo toda una historia!... Sí, respondí. Intenté comprarlo dos o tres veces y No tenía como pagar su precio; pensé que lo habían vendido; sonriendo dijo ¡Tampoco pediste ayuda!  sentias lo mágico que tiene este Piano ¡Tú no querías otro y él te queria a Tí¡...  Paralizó mi corazón cuando terminó diciendo: El papá de Charito no lo compro para Ella, lo compró para Ti.

Esa sería la razón por la que a sus 5 años me enseñó amar a su piano… siempre fue de las dos y lo sigue siende; ¡MI corazón nunca lo perdió de vista! Y Charito ¡Hace lo mismo! ¡Sabe que este Piano es nuestro!

¡Tú no querías otro y él te queria a Ti! Y Paralizó mi corazón diciendo: El papá de Charito no lo compró para ella, lo compró para Ti

Iris Delgado De La Torre Bueno.


Sobre esta noticia

Autor:
Pupuchi (71 noticias)
Visitas:
3215
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.