Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Corrupción en Guatemala: ¿Dónde hay?

23/01/2013 12:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor:José Raúl González Merlo Fuente: elinstitutoindependiente

La tragedia del desastre que es el Estado de Guatemala se puede resumir en aquel infame refrán que tanto se repite en el país: "No me des... poneme donde hay...". El repentino cierre de Fonapaz y tantos otros ejemplos de la corrupción e ineficiencia institucionalizados en el Gobierno, pero especialmente en el Congreso, son un recuerdo de que los ciudadanos no podemos esperar que el desarrollo provenga de allí. No se trata de "desprestigiar" la función pública. Al contrario.

En mi opinión, la mayoría de nuestros problemas radican en que muchos, desde el Gobierno, hacen mal lo que no deberían hacer y hacen peor aquello que sí deberían hacer. No es una crítica sin fundamento. Es casi un consenso nacional. Necesitamos un Gobierno que funcione para prosperar. No lo tenemos y tampoco debemos ser tan ingenuos de creer que haciéndolo más grande, será mejor.

Entra el infame refrán: es triste reconocer que "donde hay" es en la política y específicamente en la función pública. En ningún otro lugar se maneja un presupuesto de Q67 mil millones. Desde ninguna otra posición, el poder se puede ejercer para el enriquecimiento ilícito con impunidad. Vea el ejemplo que nos dan los diputados. Por otra parte, si bien es cierto que no todos los burócratas roban, también es un hecho que no todos los que roban pagan por sus delitos. En ningún otro lugar hay un botín similar, bajo una fiscalización tan pobre, que la corrupción continuada es la forma más rápida de pasar "de zope a gavilán". image La corrupción hace de las suyas en Guatemala

Más sobre

A la tristeza anterior hay que agregar y reconocer, con vergüenza, que los estándares morales del país están por el suelo. Es un secreto a voces que, al llegar a una posición de poder público, el consejo es: "¡No seas mula, aprovechá!". Si la misma ciudadanía tiene esa visión del Gobierno y alcahuetea el saqueo, indudablemente tenemos el Estado que nos merecemos.

Entonces, ¿qué hacemos? No sé. No tengo idea de cómo restablecer el valor de la honestidad a nivel nacional, por ejemplo. Lo que sí sé es que tomará décadas... Sin embargo tengo más claro lo que no debemos hacer. No debemos creer que los problemas del Estado de Guatemala se solucionarán con más de lo mismo: con más presupuesto público, con más funcionarios, con más leyes. No necesitamos más gobierno, sino mejor gobierno. No necesitamos más, sino menos y mejores leyes. El reto es doblemente complicado porque los gobernantes requieren, cada año, de un botín mayor. Obviamente, la corrupción se alimenta del presupuesto público y el ejemplo de Fonapaz es claro: la corrupción parece ser un fantasma que no desaparece, simplemente muta a otras instituciones.

Por lo tanto, como ciudadanos debemos procurar que ese botín llamado presupuesto público deje de crecer incontrolablemente. A la vez, hay que exigir una mayor fiscalización social de su ejecución. Mientras tanto, hay que organizarnos civilmente para solucionar nuestros propios problemas. Quién quita y concluyamos que los ciudadanos podemos hacerlo mejor y confirmemos el otro famoso refrán: "Mucho ayuda el que poco estorba".


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
295
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.