Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Corvinas fritas sobre las olas

05/11/2015 13:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor: Uri Ben Schmuel Fuente: expreso

Una de las (muchas) críticas que se hace a la década que gobernó Alberto Fujimori gira en torno a la destrucción institucional y el debilitamiento de los partidos políticos. Revisemos pues algunas cifras tomadas de Infogob y veamos cuan cierta es esta afirmación en lo que a los partidos respecta. En las elecciones de 1990, que finalmente ganó el entonces desconocido Fujimori ?con ayuda, recordemos, de Alan García, quien hasta fundó el periódico Página Libre para apoyarlo y saboteó al candidato de su partido, Luis Alva Castro, que no obstante obtuvo respetable 22 %?, hubo nueve partidos inscritos y nueve candidatos. En los comicios del 95, en pleno 'fujimorato', la actividad política no se había reducido; por el contrario aumentó de manera considerable. Se inscribieron 15 partidos y se presentaron 14 candidatos, el más notorio Javier Pérez de Cuéllar.

El año 2000 se volvió a la misma cantidad de partidos inscritos y candidatos que una década atrás, antes del advenimiento del fujimorismo: nueve. En 2001 hubo ocho. La gran explosión se produjo en 2006, cuando se inscribieron 21 partidos y se presentaron 20 candidatos presidenciales. En 2011 la cifra bajó considerablemente: 13 partidos inscritos y 11 aspirantes al sillón de Pizarro.

Para las elecciones de 2016 hay 21 partidos inscritos, de los cuales 11 ya exhiben candidato o precandidato presidencial. Los otros tienen tiempo de definir, ya que el plazo vence en enero próximo. De modo que podría repetirse el superpoblado escenario de 2006, con todos los dolores de cabeza que eso conlleva para los contendores, cada uno de los cuales debe obtener como mínimo 850 mil votos solo si busca superar la valla electoral del 5 %, no hablemos ya de los millones de votos necesarios para pasar a segunda vuelta.

Al país le espera un escenario complicado. Los pactos de agresión y de juego limpio durarán lo que un suspiro y serán reemplazados por los consabidos ataques a diestra y siniestra y el triste espectáculo del palo encebado. Y junto con ello vendrán promesas populistas al estilo de balón de gas a 12 soles para jalar votos. Ya vimos cómo Keiko Fujimori elogia ahora a la CVR y, en general, trata de "desfujimorizar" a Fuerza Popular. Alan García no se queda atrás y el viernes pasado, en su mitin de lanzamiento, se "desapristizó": suprimió la estrella, el retrato de Haya de la Torre, los pañuelos blancos y la Marsellesa. Y Pedro Pablo Kuczynski, para no ser menos, quiere esconder su ideología capitalista, de la que no tendría por qué avergonzarse, bajo un suave manto izquierdoso. image

Si así se comportan algunos de los candidatos supuestamente "serios", ya podemos imaginar qué nos espera de los "pitufos" en el fondo de la tabla, dispuestos a todo con tal de convertirse en ese agujero negro, tan bien descrito por Luis Benavente, que succionará votantes de los primeros puestos en beneficio de aquellos que hoy arañan el 1 % en las encuestas o figuran en el temido rubro de "otros". Al igual que en el inolvidable vals "Parlamanías" de Serafina Quinteras inmortalizado por el 'carreta' Jorge Pérez, los candidatos del segundo pelotón, con tal de seducir a los votantes, jurarán que si los eligen "las corvinas, sobre las olas, nadarán fritas con su limón". Y como siempre habrá incautos dispuestos a creer...


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2284 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
129
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.