Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Enrique Cabrera escriba una noticia?

Costumbres que se llevan en la sangre

22/09/2009 10:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ser hispana le demostró a nuestra bloguera la verdad sobre el reciclado

En una reunión de mujeres, me ufanaba y además con mucho orgullo, de todo lo que hago para blanquear las medias de mi hijo: “…las dejo remojando en cloro, las restriego con un cepillo y jabón azul y luego las hiervo un rato con jabón antes de darles la última lavada”. Para mi sorpresa una norteamericana, que no podía creer el tiempo que invertía en blanquear unas medias me dijo: “Pues cuando mis hijos ponen las medias blancas, negras, las boto y compro unas nuevas…”

Llegué a mi casa completamente ponchada… Cómo es posible que en este, el país del re- ciclado, ese que te da un envase para que recicles papel y folletos por un lado, periódicos, vidrio, plástico, cartón y latas por otro, y que además te miran feo si no lo haces, se boten unas medias negras, o peor, te consigas en la mitad de la calle un sofá viejo, una silla rota y hasta televisores y computadoras para que los recoja la basura…

Cómo es posible que en este, el país del re- ciclado, ese que te da un envase para que recicles papel y folletos por un lado

Reciclado llamo yo al que practicamos nosotros, y créanme desde la época de la abuela: La ropa y los zapatos pasan de hermanos a hermanos, de allí a primos y luego a hijos de tus amigos. Lo normal es que un sofá aguante por lo menos tres generaciones de re-tapizado. Las sillas y mesas rotas se llevan al carpintero. Famoso es el amolador de cuchillos que pregona por las calles y ni hablar de las tiendas de reparación de electrodomésticos que arreglan desde simples linternas hasta complicadas plantas de luz. Y cuando se echan a perder, se vuelven a mandar a arreglar, no sin que antes lo hayamos tratado de arreglar nosotros mismos.

De allí que en casa de mi mamá siguen apilados en un rincón varios Betamax, un televisor Trinitron sin control remoto, dos celulares que parecen dos ladrillos y un Intellivision (¿se acuerdan? el abuelo de los video juegos modernos), aunque hayan sido sustituídos por modelos más nuevos. En nuestros países nada se bota.

Sí, ya sé que me van a decir que aquí es mucho más costoso mandar a arreglar algo que comprarte algo nuevo. Pero y entonces ¿en qué quedamos, aquí reciclamos o no reciclamos?

Foto de Flickr de spike55151


Sobre esta noticia

Autor:
Enrique Cabrera (641 noticias)
Visitas:
342
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.