Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Crece la hostilidad hacia los extranjeros en Alemania, gran receptora de inmigrantes

19/12/2014 05:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Una creciente ola de populismo gana terreno en Alemania, el principal destino de la inmigración en Europa, con la proliferación en las últimas semanas de manifestaciones hostiles a los extranjeros.

Estas manifestaciones, en varias ciudades del país, están organizadas o tienen el apoyo de movimientos de extrema derecha o neonazis y del joven partido antieuro, Alternativa para Alemania (AfD).

En el marco de este movimiento populista, se halla el grupo bautizado Europeos patriotas contra las islamización del país (Pegida), lanzado en octubre y ahora pleno desarrollo.

Desde hace algunas semanas, organiza las llamadas 'Manifestaciones del lunes', calcadas a las que hace 25 años hicieron vacilar al régimen comunista en la antigua RDA, hasta la caída del Muro de Berlín. E incluso reciclan el eslogan de la época: "Nosotros somos el pueblo".

Las manifestaciones se han extendido a Duseldorf (oeste), Wurzburgo (sur), Rostock (norte), Bochum (oeste) y Múnich (sur), entre otras ciudades, y congregan a centenares de personas. A principios de diciembre, Pegida sorprendió al reunir a 10.000 personas en Dresde, la capital de Sajonia, un estado de la antigua RDA con serias dificultades económicas y sociales.

Otro ejemplo es el de Marzahn, un barrio empobrecido del este de Berlín, donde las manifestaciones del lunes, oficialmente organizadas por "ciudadanos", son habituales desde hace semanas.

A finales de noviembre, unas 800 personas -neonazis, pero también vecinos? protestaron contra la construcción de albergues para solicitantes de asilo.

El jueves por la noche, cerca de Nuremberg (sur), tres inmuebles vacíos que debían acoger a refugiados resultaron dañados por un incendio, de origen criminal, según la policía. En el lugar, se hallaron cruces gamadas e inscripciones racistas.

Estos movimientos pretenden "movilizar el resentimiento, designar a un enemigo", según Hajo Funke, profesor de ciencias políticas de la Universidad Libre de Berlín, que alerta contra el "despertar de los instintos de masa".

- Primer destino de inmigrantes -

Estas manifestaciones se celebran en un contexto de inmigración masiva hacia Alemania.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), este país, percibido como un islote de prosperidad, se ha convertido desde 2012 en el principal destino de la inmigración en Europa, acogiendo ese año a 400.000 personas.

Más sobre

Alemania es también el primer destino de los demandantes de asilo en Europa y sus estructuras de acogida están saturadas.

Desde principios de este año, ha acogido a 180.000 refugiados (+57% respecto al mismo período de 2013), en particular de países devastados por conflictos: Siria, Irak, Afganistán, Somalia, así como numerosos gitanos de los Balcanes.

La gran manifestación del lunes en Dresde congregó a militantes de extrema derecha, pero también a simples ciudadanos descontentos, prueba de que la expresión de sentimientos xenófobos ya no es un tabú en este país, marcado históricamente por el nazismo.

Oficialmente, Pegida moviliza contra los yihadistas o los extranjeros que se niegan a integrarse. Pero durante las manifestaciones, también se oyen críticas a las "élites políticas", los "burócratas europeos" y los "grandes medios de prensa", todos ellos promotores de un multiculturalismo que "diluye" la cultura alemana.

Esa retórica es similar a la de AfD, un partido creado en 2013 y que acaba de entrar en tres Parlamentos regionales en la antigua RDA. Su presidente, Bernd Lucke, reconoció en una entrevista en el diario Handelsblatt que su partido "compartía varias reivindicaciones" con Pegida, entre ellas la lucha contra los islamistas.

Ante esta situación, el gobierno alemán se ha visto obligado a reaccionar. Durante el congreso del partido conservador CDU, de la canciller Angela Merkel, se votó una moción según la cual "las actividades subversivas islamistas no serán toleradas".

El ministro del Interior, Thomas de Maiziére, al aludir a un estudio según el cual parte de los alemanes se siente extranjera en su propio país, afirmó recientemente que "hay que tomar en serio estas inquietudes" y "no eludirlas".


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2621
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.