Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Crecimiento, pobreza y distribución en el Perú actual

10/05/2013 12:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Fuente: Editorial de Mac roconsult 12/04/2013

La experiencia peruana de los últimos 50 años proporciona evidencia contundente para dilucidar el falso dilema que por largos períodos dominó la toma de decisiones políticas en el Perú: la orientación de la política económica hacia el crecimiento o la distribución. En la primera mitad de este período, dominado por la aplicación de políticas de orientación distributiva, especialmente durante el gobierno militar y el primero de Alan García, aumentó severamente la pobreza, que sobrepasó el 50% de la población. En la segunda parte, cuando se pone énfasis en el crecimiento, los logros en la reducción de la pobreza han sido notables, por ejemplo, a 2011, esta se ha reducido al 28% del total de la población. Con respecto a la distribución del ingreso no se pueden hacer evaluaciones objetivas porque antes de 1997 no se elaboraba el coeficiente de Gini con apropiadas encuestas de hogares.

Este resultado no debería llamar la atención puesto que las políticas distributivas han estado asociadas, antes y ahora, con líderes políticos de aspiración autocrática, que se apoyan en el populismo y el estatismo, que generalmente traen consigo ineficiencia, corrupción e inflación y terminan afectando a las mayorías, a las que empujan hacia la pobreza. Por otro lado, cuando la actividad económica crece, aumentan los ingresos personales y los recursos fiscales que hacen posible atender a la población más necesitada.

Esta conclusión es respaldada de manera contundente con los resultados de los últimos años. Según cifras oficiales, entre 2004 y 2011, la pobreza tuvo una reducción de 31 puntos porcentuales, ya que pasó de 59% a 28%, en lo que constituye un logro significativo que pocas veces se repite. Señala, además, que esta notable reducción de la pobreza estuvo acompañada de una mejora en la distribución del ingreso, ya que el coeficiente de Gini mejora de 0.41 a 0.37 en ese período. Esto es, en los últimos siete años, cuando la política económica ha tenido una clara orientación a favor del crecimiento, la sociedad peruana ha reducido de manera importante su proporción de pobres, haciéndose paralelamente menos desigual.

En el Reporte Mensual de marzo, Macroconsult refuerza y amplia este resultado, ya que encuentra que de los 31 puntos en los que se contrajo la pobreza, 19 se explican directamente por el efecto crecimiento y 12 por el efecto distribución, resultado que se mantuvo tanto en el ámbito urbano como en el rural. Macroconsult ha calculado también el coeficiente de elasticidad directa crecimiento-pobreza, encontrando que es 0.6. Esto significa que por cada 1% de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI), la pobreza se reduce 0.6 puntos porcentuales. El indicador estaría diciéndonos que si la economía peruana sigue creciendo anualmente a una tasa promedio de 6%, en 2016 el nivel de pobreza se ubicaría por debajo de 15%, que es la meta autoimpuesta de la actual administración, conquista que de darse, nos pondría a la vanguardia de la región latinoamericana, junto con Chile y Uruguay.

También hay que señalar que el estudio ha encontrado que, a pesar de los notables progresos que se han alcanzado en la reducción de la pobreza, la población sigue siendo aún muy vulnerable, ya que el riesgo de retorno a la pobreza está entre 32% y 35%, el cual se mantiene prácticamente constante desde 2004. Es decir, desde hace casi una década, de cada 10 hogares que al año salen de la pobreza, tres retornan a su anterior condición al año siguiente. Esta vulnerabilidad tiene que ver, en parte, con la todavía escasa capacidad de respuesta de los hogares a shocks exógenos de diversa índole, así como la inestabilidad de sus ingresos (producto de la eventualidad e informalidad de las relaciones laborales) y la excesiva dependencia de ciertos segmentos hacia las transferencias públicas y privadas. Sin embargo, esperamos que estos aspectos se vayan corrigiendo en la medida en que la economía continúe con tasas robustas de crecimiento que traigan estabilidad y propicien aumentos de productividad. Asimismo, a partir de la acción decidida del Estado, que ponga en práctica políticas que apoyen las mejoras en la calidad de la educación, la competitividad hará posible una mayor consolidación de los pequeños emprendimientos.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
304
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.