Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javiernoriegafebres escriba una noticia?

El que cree en Dios, guardará el día del sábado

16/05/2010 13:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Empero entramos en el reposo de Dios, los que hemos creido

El que cree en Dios, guardará el dia del sábado.

De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. San Juan 6: 47.

El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. San Juan 3: 36.

Y el que cree en Dios, creerá también en sus mandamientos.

Enséñame bondad de sentido y sabiduría; Porque tus mandamientos he creído. Salmos 119: 66.

¿Y de qué mandamientos habló el Señor?

Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches: no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras de la alianza, las diez palabras. Exodo 34: 28.

Y dió a Moisés, como acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios. Exodo 31: 18.

Y las tablas eran obra de Dios, y la escritura era escritura de Dios grabada sobre las tablas. Exodo 32: 16.

Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarlos. Exodo 24: 12.

Y fueron escritas para la enseñanza de la generación venidera

Estos son los decretos, derechos y leyes que estableció Jehová entre sí y los hijos de Israel en el monte de Sinaí por mano de Moisés. Levítico 26: 46.

Escribirse ha esto para la generación venidera: Y el pueblo que se criará, alabará a JAH. Salmos 102: 18.

Este pueblo crié para mí, mis alabanzas publicará. Yo Jehová, Santo vuestro, Criador de Israel, vuestro Rey. Isaías 43: 21, 15.

Porque las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por la paciencia, y por la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. Romanos 15: 4.

No las encubriremos a sus hijos, Contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, Y su fortaleza, y sus maravillas que hizo. El estableció testimonio en Jacob, Y pusó ley en Israel; La cual mandó a nuestros padres Que la notificasen a sus hijos; Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán; Y los que se levantarán, lo cuenten a sus hijos; A fin de que pongan en Dios su confianza, Y no se olviden de las obras de Dios, Y guarden sus mandamientos. Salmos 78: 4, 5, 6, 7.

El que cree en Dios, creerá también en sus profetas

Esto empero te confieso, que conforme a aquel Camino que llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas. Hechos 24: 14.

Y como se levantaron por la mañana, salieron por el desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josaphat estando en pie, dijo: Oidme, Judá y moradores de Jerusalem. Creed a Jehová vuestro Dios, y seréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados. 2da Crónicas 20: 20.

Porque si vosotros creyeseis a Moisés, creeríais a mí; porque de mí escribió él. Y si a sus escritos no creéis, ¿cómo creeréis a mis palabras? San Juan 5: 46, 47.

Y permaneced en lo que habéis oído desde el principio

Pues lo que habéis oído desde el principio, sea permaneciente en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio fuere permaneciente en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre. 1ra Juan 2: 24.

Y decía Jesús a los Judíos que le habían creído: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; San Juan 8: 31.

El que mirare atentamente la Ley de Dios y la observare, será bienaventurado

Mas el que hubiere mirado atentamente en la perfecta ley, que es la de la libertad, y perseverado en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este tal será bienaventurado en su hecho. Santiago 1: 25.

El os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra, las diez palabras; y escribiólas en dos tablas de piedra. Deuteronomio 4: 13.

Guardaréis, pues, las palabras de este pacto, y las pondréis por obra, para que prosperéis en todo lo que hiciereis. Deuteronomio 29: 9.

De manera que la ley nuestro ayo fué para llevarnos á Cristo, para que fuésemos justificados por la fe. Gálatas 3. 24.

Solamente que con diligencia cuidéis de poner por obra el mandamiento y la ley, que Moisés siervo de Jehová os intimó: que améis a Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y os alleguéis a él, y le sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma. Josué 22: 5.

El día del reposo: sábado, es puesto por señal de obediencia

Y tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: Con todo eso vosotros guardaréis mis sábados: porque es señal entre mí y vosotros por vuestras edades, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó, y reposó. Exodo 31: 13, 17.

Y díles también mis sábados que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico. Y santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios. Ezequiel 20: 12, 20.

El que cree en Dios, guardará el día de reposo

Temamos, pues, que quedando aún la promesa de entrar en su reposo, parezca alguno de vosotros haberse apartado. Empero entramos en el reposo los que hemos creído, de la manera que dijo: Como juré en mi ira, No entrarán en mi reposo: aun acabadas las obras desde el principio del mundo. Hebreos 4: 1, 3.

Porque así dijo el Señor Jehová, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis. Isaías 30: 15.

Y a quienes juró que no entrarías en su reposo

¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que no obedecieron? Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad. Hebreos 3: 18, 19.

Así que, pues que resta que algunos han de entrar en él, y aquellos a quienes primero fué anunciado no entraron por causa de desobediencia, Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también él ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Procuremos pues de entrar en aquel reposo; que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia. Hebreos 4: 6, 9, 10, 11.

Estudio recopilado del Maestro EZEQUIEL ATAUCUSI GAMONAL.


Sobre esta noticia

Autor:
Javiernoriegafebres (63 noticias)
Visitas:
2596
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.