Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Franco Mc escriba una noticia?

Cuadernos Universitarios V - parte 2

20/03/2010 15:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Alcances de procedencia del Amparo contra laudos. Análisis del fundamento 4 de la Resolución del Tribunal Constitucional (Expediente: 04195-2006-AA/TC)

Continúo con la reflexión acerca de los laudos arbitrales a partir de la óptica del Tribunal Constitucional.

Supuesto que contribuye al mantenimiento de un proceso de amparo residual

b). Aun habiendo culminado el proceso arbitral, conforme al literal anterior, el amparo será improcedente cuando no se agote la vía previa, de ser pertinente la interposición de los recursos respectivos (apelación o anulación) de acuerdo a lo establecido en los fundamentos 2 y 3 supra. En este segundo supuesto, la residualidad se manifiesta en torno a la existencia de dos vías previas. El agraviado deberá someter el laudo a los mecanismos legales como la apelación judicial (recurso), o la anulación del laudo (proceso). El establecimiento de vías previas descarta la posibilidad de conocer el laudo por el juez constitucional de manera inmediata, debiendo las anomalías generadas dentro del proceso resolverse en el proceso mismo como recurso o en un proceso plenario judicial. Esta disposición se flexibiliza respecto de los casos no considerados en las causales de anulación taxativamente previstas. Aunque sugiere que se mantiene la apelación como vía previa. “de manera previa a la interposición de un proceso constitucional, el presunto agraviado deberá haber agotado los recursos que la Ley General de Arbitraje prevé para impugnar dicho laudo[1] . “a)Apelación ante el Poder Judicial o ante una segunda instancia arbitral. (...) b)Anulación ante el Poder Judicial para revisar el laudo dictado en instancia única o el laudo arbitral de segunda instancia[2]

Causal de procedencia subsanable del Amparo contra laudos.

E). Quien alega la violación de un derecho constitucional que resulte de una arbitraria interpretación de normas o hechos producidos en el tramite del arbitraje, deberá acreditarlos de manera objetiva y específica, precisando en qué ha consistido dicha irregularidad, así como el documento o pieza procesal en el que se constata dicha vulneración.- Teniendo en cuenta las causales de improcedencia, el Tribunal prescribe una situación dirigida a los potenciales accionantes en tanto cumplan con alegar vulneraciones a la tutela procesal y el debido proceso, sobre interpretaciones arbitrarias de las normas y hechos producidos en el trámite, el demandante posee una carga adicional, deberá acreditarlo de manera objetiva y específica, con lo cual se le exigirá bajo sanción de improcedencia, precisar la irregularidad cometida, acompañando el documento o pieza (medio probatorio de actuación inmediata) donde quede evidenciada dicha vulneración.

Este ultimo supuesto, es una regla de procedencia subsanable en tanto el Juez constitucional podrá pedir al demandante aclarar cual es la irregularidad que denuncia, a la vea que puede solicitar se acompañen pruebas instrumentales.

El establecimiento de vías previas descarta la posibilidad de conocer el laudo por el juez constitucional de manera inmediata,

En mi perspectiva, las causales de improcedencia de carácter insubsanables que incluyen los literales a) hasta d) tienen por finalidad no debilitar la institución arbitral como jurisdicción, al mismo tiempo que subraya el carácter residual del Amparo. Sólo el último supuesto puede ser subsanable por lo que no serían admisibles rechazos liminares.

Las críticas a esta disposiciones del Tribunal radican en 1) Limitar el uso del proceso de amparo solamente a los derechos fundamentales de carácter procesal. 2) Limitar el acceso al amparo sólo cuando exista laudo en la medida que pueden verse afectados derechos fundamentales durante su tramitación que pudieran ser irreparables al momento de la expedición del laudo. 3) No haber señalado supuestos donde se pueda, excepcionalmente, prescindir de una vía previa respecto de un proceso arbitral.

Finalmente, el novísimo Decreto Legislativo 1071, deroga la apelación del laudo dejando sólo la posibilidad de recurrir como vía previa al proceso por anulación de laudo, entre otras reformas, reafirmándola como vía previa al amparo. La norma señala en su Décimo Segunda Disposición Complementaria que para efectos de lo dispuesto en el inciso 2 del artículo 5 del Código Procesal Constitucional, “se entiende que el recurso de anulación del laudo es una vía específica e idónea para proteger cualquier derecho constitucional amenazado o vulnerado en el curso del arbitraje o en el laudo”.

[1] Caso Fernando Cantuarias Salaverry (Exp. N° 6167-2005-PHC/TC, Fojas 14)

[2] Caso Compañía de Exploraciones Algamarca (Exp. N° 1567-2006-PA/TC, Fojas 17-18)


Sobre esta noticia

Autor:
Franco Mc (80 noticias)
Visitas:
1925
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.