Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aldo C. escriba una noticia?

¿A cuanto alcanza nuestra compasión?

19/06/2013 10:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Tienes alguna acción solidaria en tu vida?, no te preocupes ya te tocara, solo te pido que lo hagas de la mejor voluntad

Un día, caminando por las calles de esta bella ciudad, decidi comprar un cigarrillo - lo se, es dañino, lo reconozco - al prenderlo y dar mis siguientes pasos, empece a ver los rostros de las personas de compasión sin saber porque, hasta que mi mirada guiada de ellas, me llevo a una joven de no mas de veinte años sentada o por lo menos colocada en una silla de ruedas, con un visible problema fisico y conducida por una anciana de mas de setenta años, que la curva de su espalda me decia su arduo andar y - sin temor a equivacarme - sufrimiento tambien.En ese instante e inmediatamente, pense que el gasto realizado por aquel cigarrillo tranquilamente hubiera podido sumar en alguna la ayuda que ella viene pidiendo a cuan transeunte se asoma por aquella calle con miradas de asusto, lastima y/o hasta asco. Las manos del frio y la noche, cogieron mi corazon y no podia dejar de imaginar como esta anciana mujer hacia para atender y trasladar a dicho boulevard, aquella hija doblada por el mal que sufria o por algun dolor que la aquejaba, senti en ese momento lo afortunado que era de estar de pie, de mi edad, de lo que tenia puesto y hasta de tener un telefono celular para llamar a mi familia si necesitaba ayuda, se que no es la primera ni la ultima que vere en mi en esta vida, pero dicha escena me sentia culpable de haber comprado dicho cigarro antes de entrar a esa calle.A dos metros de ellas y viendo las sombras de las personas pasar, mi sentimiento de culpa hacia que no pudiera dar un paso aunado mi calculo mental de mi provisiones economicas que guardaba en el bolsillo de mi jean y de esta mi billetera que se encuentra abultada de recuerdos, mas no de dinero, en ese momento y sin pensarlo mas, me acerque y abri mi billetera y encontre un unico billete de veinte soles y le dije: disculpeme señora de algo servira, recibalo por favor. La señora si sacar la vista de mi billete me agradecio y pidio que Dios me bendiga, lo cual necesitaba mucho para decir verdad.Sin sacar de mi mente el rostro de ambas, me compuse y empece a dar piteadas a mi cigarro por el boulevard, pensando como haria ahora yo sin plata, pero agradeciendo a Dios la oportunidad que tengo para dar y si fuese necesario lo que tengo.Mi retorno a mi ciudad es cuento a parte .....


Sobre esta noticia

Autor:
Aldo C. (1 noticias)
Visitas:
102
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.