Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaime Arroyo escriba una noticia?

¡Cuidado con las garrapatas en el campo!

29/07/2013 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Las garrapatas

Los ixodoideos son una superfamilia de ácaros , conocidos vulgarmente como garrapatas . Son ectoparásitos hematófagos (se alimentan de sangre) y son vectores de numerosas enfermedades infecciosas. Son los ácaros de mayor tamaño.

Las garrapatas se encuentran a menudo en las plantas en forma de pasto y de los arbustos pequeños para que las personas o los animales rocen el lugar donde ellas están encaramadas, para intentar engancharse a cualquier animal que pase. Una idea falsa muy común es pensar que la garrapata es capaz de saltar de la planta al huésped, pero el único método de transmisión es el contacto directo. Pueden esperar semanas o incluso meses antes de hallar un huésped adecuado. Cuando se encuentran con uno apropiado trepan sobre él (algunos se dejan caer desde la vegetación alta), y por medio de sus quelíceros, perforan la piel y empiezan a succionar sangre. Su cuerpo se hincha hasta tal punto que segrega un pegamento para pegarse al huésped y seguir comiendo al máximo.

Las garrapatas, con frecuencia, andan sobre la ropa o el cuerpo de las personas por varias horas o más tiempo antes de adherirse a la piel.

Durante el período estival, la problemática de las picaduras de garrapatas es mucho más perceptible.

La garrapata se termina soltando del animal cuando se llena, pero esto puede tardar varios días. En su boca, las garrapatas tienen una estructura que les permite engancharse firmemente al lugar del que están chupando sangre.

Normalmente no son peligrosas, pero cuidado

Hay que aclarar es que la mayoría de las picaduras de garrapatas son inofensivas , no conllevan la transmisión de gérmenes patógenos; además, aunque inoculen gérmenes, la mayoría de las veces no se manifiestan síntomas de la enfermedad.

Las enfermedades que muy ocasionalmente se pueden transmitir son por la mordedura de garrapatas se pueden contraer en cualquier parte de España y a cualquier edad, siendo más frecuente durante los meses de primavera y verano. Algunas de las enfermedades transmitidas por garrapatas son: Enfermedad de Lyme, Ehrlichiosis y Tularemia.

Aunque, insistimos, la mayoría de las picaduras de garrapata son inofensivas, estas pueden propagar la llamada enfermedad de Lyme causada por la bacteria Borrelia burgdorferi . Esta enfermedad causa artritis, trastornos del corazón y del sistema nervioso como encefalitis o meningitis. La época de mayor riesgo para contraer esta enfermedad es al final de la primavera y el inicio del verano.

Los síntomas por los que se identifica esta enfermedad son similares a los de una gripe común (fiebre, dolor muscular, malestar general, cefalea y fatiga), precedidos de un "eritema crónico migrans" (mancha rojiza circular o sarpullido) como primer signo de la enfermedad. El diagnóstico se realiza mediante una demostración de anticuerpos frente a la Borrelia burgdorferi. El tratamiento suele ser tetraciclina o penicilina; macrólidos.

Es necesario tratar esta enfermedad a la mayor brevedad, ya que incluso el 15% de los pacientes que reciben tratamiento inmediato sufren complicaciones. En ocasiones esta enfermedad es confundida con artritis reumatoide, meningitis o esclerosis múltiple.

image

Recomendaciones

Todo ello hace necesario que se hagan una serie de recomendaciones:

- Evitar tocar la garrapata con las manos.

- Después de quitar la garrapata, desinfectar el sitio de la mordedura.

- Lavarse las manos con agua y jabón.

- Acudir al médico en caso de tener fiebre, sarpullidos, linfadenomegalia, cefaleas, dolores musculares o articulares.

En zonas con garrapatas:

- Utilizar ropa de manga larga y de color claro.

- Utilizar calcetines y zapatos cerrados.

- El bajo del pantalón entre el calcetín y la bota de trabajo

- Llevar sombrero o gorra.

- Ducharse después del trabajo y buscar presencia de garrapatas en axilas, ingles y zona púbica.

- Lavar y secar la ropa a temperaturas altas.

Si se detecta adherida la garrapata se debe retirar lo antes posible, sin precipitación, pero sin dejar pasar tiempo innecesario . Se deben descartar métodos tradicionales como el uso de alcohol, aceite, vaselina, petróleo, esmalte de uñas u otros productos, porque crean una especie de película alrededor de la garrapata que impide que respiren, lo que parece acelerar la regurgitación de sangre. Tampoco deben cortarse, quemarse y sobre todo no se debe tirar con los dedos aplastando su cuerpo, pues en este momento podría producirse la inoculación de fluidos infecciosos desde la garrapata hacia el cuerpo del hospedador.

Lo ideal es que sea quitada por personal sanitario experto , pero en caso de que no sea posible hay que seguir las siguientes recomendaciones:

- Quítarla con pinzas tirando recto y limpie el área con un antiséptico. La forma correcta de retirarla es usando unas pinzas, de punta estrecha, a ser posible curvadas, con las que sujetaremos la garrapata por su zona bucal, lo más cerca posible de la piel del hospedador, evitando aplastar el cuerpo. A continuación realizar una tracción continua y lenta (podría llevarnos casi un minuto), progresiva, sin excesiva fuerza, nunca bruscamente, en perpendicular a la piel hasta conseguir su extracción.

- Agarrar la garrapata por la cabeza con las pinzas. No retocerla, ni dar un tirón, ya que podría dejar partes de la misma en el interior de la piel.

- Si alguna parte del aparato bucal de la garrapata queda en el interior de la piel, usar la hoja de un bisturí o una aguja para extraer los restos; en cualquier caso si quedara algún cuerpo extraño lo normal es que pasados unos días fueran expulsados por nuestro cuerpo.

Volvemos a recordar que toda mordedura de garrapata no conlleva la transmisión de una enfermedad. En caso de mordedura por garrapata, hay que vigilar la aparición de los síntomas. La sintomatología es parecida a la de gripe: fiebre, escalofríos y dolores en el cuerpo. También puede tener una erupción cutánea intensa. Puede no recordarse haber sido mordido por una garrapata.

La mayoría de las enfermedades transmitidas por garrapatas pueden tratarse con antibióticos. Pero se mejorará rápidamente si se va al médico y comienza el tratamiento enseguida.

Repelentes e insecticidas

Un repelente para garrapatas es una sustancia que se aplica en la piel, la ropa u otras superficies y que desalienta a las garrapatas a trepar a esas superficies.

El uso de repelentes de garrapatas puede reducir la probabilidad de picaduras por garrapatas y, por lo tanto, disminuir el riesgo de contagio de estas enfermedades.

Hay que usar estos productos cuando se esté fuera de su casa en lugares donde pueda estar expuesto a garrapatas. Las garrapatas en general están en las plantas cerca del suelo en lugares con arbustos o matas, césped o bosques. No pueden volar. Pueden estar activas todo el año, según la temperatura, pero causan más problemas entre abril y octubre (primavera y verano).

Para protegerse de las garrapatas, se recomienda el uso de productos que contengan DEET (N-N- dietil-m-toluamida - se puede usar directamente sobre la piel o sobre la ropa, si lo usa sobre la ropa, hay que tener en cuenta que el DEET puede dañar algunas telas sintéticas como el acetato, el rayón o el spandex) ó PERMETRINA (están destinados para uso en ropa, zapatos, mosquiteros y equipos y no deben aplicarse sobre la piel).

Las recomendaciones son las habituales en este tipo de productos.

Precauciones:

- Aunque se puede utilizar con niños de cierta edad, aplicar con precaución. No aplicar en las manos de los niños.

- No utilizar en niños menores de 2 años.

- Irrita los ojos.

- Evítese el contacto con ojos, mucosa, zonas sensibles o enfermas de la piel y heridas.

- En caso de contacto con los ojos, lávense inmediata y abundantemente con agua.

- Manténgase alejado de los alimentos y fuera del alcance de los niños.

- En caso de ingestión acúdase inmediatamente al médico y múestrele la etiqueta o el envase.

- Seguir las instrucciones de la etiqueta del producto y del fabricante. Si existen dudas después de haber leído la etiqueta, por ejemplo dudas sobre cuánto tiempo actúa el producto, o si se puede repetir su aplicación o cada cuánto puede repetirse la aplicación, ponerse en contacto con el fabricante o consultárselo al responsable inmediato.

- No usar repelentes debajo de la ropa.

- No usar repelentes en zonas de la piel con cortes o sobre piel irritada.

- No usar repelentes cerca de la boca o los ojos, y sólo en pequeñas cantidades alrededor de las orejas. Cuando se usen productos con spray, primero aplicar el spray en las manos y después usar las manos para aplicárselo en la cara.

- Usar la mínima cantidad suficiente de repelente para cubrir ligeramente la piel expuesta o la ropa. Usar cantidades más grandes del producto no lo hace más efectivo.

- No dejar que los niños manipulen el producto.

- Al entrar al interior de la vivienda, lavar la piel y la ropa que tenía repelente.

- Si se experimenta una erupción de la piel u otros síntomas que se piense que fueron causados por usar alguno de estos productos, dejar de usar el producto, lavar el área afectada con agua y jabón, y ponerse en contacto con el médico. Si se va a ver al médico, llevar el producto para mostrárselo.

Otra opción son insecticidas pulverizables de uso ambiental. Para estos las recomendaciones son las habituales para este tipo de productos:

- Antes de usar el producto léase detenidamente la etiqueta.

- No debe aplicarse sobre la piel.

- Aplicar el producto sobre la ropa antes de vestirse.

- No utilizar en presencia de personas y/o animales domésticos

- Ventílese adecuadamente antes de entrar en el recinto pulverizado.

- No mezclar con otros productos.

- Agítese antes de usar.

- No pulverizar sobre alimentos ni utensilios de cocina

- Puede provocar una reacción alérgica

- Una vez aplicado sus efectos permanecen durante semanas

- No respirar la pulverización.

- Evitar el contacto prolongado con ojos y piel, ya que puede causar irritación.

- Usar indumentaria y guantes de protección adecuados

- Manténgase alejado de los alimentos, bebidas y piensos y fuera del alcance de los niños.

- En caso de contacto con la piel o los ojos, lávense inmediata y abundantemente con agua.

- En caso de accidente o malestar, acúdase inmediatamente al médico y muéstrele la etiqueta o el envase.


Sobre esta noticia

Autor:
Jaime Arroyo (321 noticias)
Fuente:
tendenciasdelmundocontemporaneo.blogspot.com.es
Visitas:
12193
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.