Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Andromedastrid escriba una noticia?

Si decides viajar a Edimburgo

25/06/2017 16:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Edimburgo cuenta con innumerables encantos. Puedes situarte en cualquier lugar del centro y encontrar, como salido de la nada, un pequeño jardín secreto o una callejuela laberíntica que te hace sentir en medio de una película de Harry Potter

Edimburgo, la ciudad más mágica en el desconocido norte de Reino unido, situada en Escocia, cuenta con innumerables encantos. Puedes situarte en cualquier lugar del centro de la ajetreada ciudad y al mismo tiempo encontrar, como salido de la nada, un pequeño rincón secreto, un jardín con encanto o una callejuela laberíntica que te hace sentir en medio de una película de Harry Potter. Es bien conocido que durante el festival más importante de la ciudad, el Fringe Festival, tendrás tantas cosas que ver que le faltaran horas al día, pero el resto del año esta ciudad tampoco te dejara indiferente, ya que cuenta también con las representaciones de Samhain, coincidiendo con la festividad de Halloween, y posteriormente, dando la bienvenida al verano, la celebración de Beltane, en uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad, Calton Hill, situado sobre Edimburgo, es uno de los dos puntos más altos desde los cuales puedes acceder a las hermosas vistas completas de la ciudad. Puedes llegar fácilmente a Calton Hill en un paseo de 15 minutos desde la calle principal, Princess Street. Una curiosidad no demasiado conocida, para los más aventurados a experimentar el alma místico de estas tierras, podéis acudir cada luna llena a Calton Hill y tener una meditación grupal guiada y gratuita; si tu preocupación son las barreras lingüísticas, no hay problema, ya que esta actividad será más física que mental, y al finalizar suele haber un delicioso picnic nocturno. Por otra parte, si lo tuyo son los desafíos físicos, puedes gastar un poco de energía subiendo a Arthur's Seat, este pico es el punto más alto que hay alrededor de la ciudad, y forma parte del grupo de colinas de Holyrood Park.

 

 

Si te encuentras en la ciudad durante el periodo escolar, te sorprenderás con la estética uniformada de todos los niños por la ciudad, pero esto no es solo en cuanto a la ropa, si tienes tiempo y puedes ir a visitar alguna de las múltiples universidades de la ciudad veras la magnificencia de los edificios, los cuales te hacen sentir que estas dentro de un castillo ajardinado, a veces incluso rodeado de varios kilómetros de bosque; esto es sin duda algo que merece la pena ver. En las vacaciones de Navidad el casco antiguo se llena de vida, puedes visitar el mercado y la feria que hay en el parque de Princess Street y probar diferentes dulces mientras te pierdes en el laberinto de árboles de navidad, o visitas los puestos con regalos típicos.

En los días de primavera y verano en los que el clima acompaña, podrás disfrutar de un montón de opciones al aire libre y maravillarte con el contraste que hacen las coloridas plantas que llenan cada rincón, con la roca oscura de los edificios antiguos. Los parques son uno de los lugares más socorridos para disfrutar del sol, y los nativos del lugar no dudan en coger algo para comer y disfrutar del ambiente del parque. Si te apetece experimentar algo autentico y convivir por unas horas con los habitantes de la ciudad, esta es probablemente una de las mejores opciones, ya que, además, Edimburgo cuenta con mucha variedad de parques, desde el más conocido en el centro de la ciudad frente a la calle Princes Street, hasta otros más alejados, cerca del mar, como son el Jardín Botánico, donde pasaras entre vegetaciones tan bien estructuradas que ni te darás cuenta de donde empezó una y termino la anterior. En cualquier caso, te recomiendo llevar siempre contigo una chaqueta, ya que en esta ciudad, incluso en los dias de calor en verano, el clima cambia rápidamente, y puedes encontrarte tomando el sol en biquini y diez minutos después corriendo a cubrirte de la lluvia; por algo Edimburgo es llamada la ciudad de las cuatro estaciones en un día.

Edimburgo cuenta con actuaciones callejeras en el casco histórico, cada día puedes encontrar varios artistas vestidos con la tradicional falda escocesa o Kilt tocando la gaita; por lo tanto si quieres conocer la ciudad a pie no te aburrirás ni un solo momento, ya que cuando te quieras dar cuenta habrás pasado por South bridge y estarás en Royal Mile, la famosa calle llena de mercados y tiendas típicas de la ciudad, donde los fines de semana, cuando hace buen tiempo, muestran diferentes lechuzas que atraen rápidamente la atención de cualquier viandante que se encuentre por la zona.

Si ya pasaste por el famoso castillo de Edimburgo y piensas que no tienes mucho más que ver, puedes ir a Grassmarket, donde hay una variopinta mezcla de restaurantes de comida sana, típicas tabernas para deleitarte con una deliciosa cerveza negra y un concierto en directo, una cafetería en la que puedes tomarte algo y al mismo tiempo estar jugando con gatos, o puedes comprar algún recuerdo en una de las tiendas con ese aire gótico tan típico de la ciudad. A unos diez minutos de Grassmarket se encuentra también el Museo Nacional de Escocia, que cuenta con dos plantas y una variedad de información histórica, científica e incluso de moda.

Una de las más populares cafeterías de la ciudad se encuentra prácticamente en frente de la calle del Museo, se trata del Elephant House, más conocido por ser allí donde se inspiró para escribir J. K. Rowling, la autora de Harry Potter; justo al lado del cementerio Greyfriars, donde reside la estatua del perro fiel, Greyfriars Bobby, que vigilaba la tumba de su dueño tras este morir.

Si no tienes problema en alejarte un poco del casco antiguo de la ciudad, puedes pasarte también por un maravilloso castillo en el norte de la ciudad, Lauriston Castle, donde además se encuentra uno de los jardines japoneses más bonitos de Europa. Desde allí, podrás ir a la isla de Cramond, que cuenta con una pasarela entre el mar para acceder cuando la marea es baja, pero ten cuidado de estar de vuelta en tierra firme cuando la marea suba.

 

 

Siguiendo con la visita por la zona norte, podéis visitar el puerto y el centro comercial Ocean Terminal, un lugar relajado para pasar un rato tomando algo mientras disfrutáis de las vistas del mar. A unos 5 minutos de aquí hay un pequeño y encantador mercado en el que puedes probar muestras gratis de los deliciosos productos, una oportunidad sin duda poco habitual en esta ciudad.

Pero si realmente queréis ver una perspectiva distinta de Edimburgo, podéis continuar por la línea del mar hacia la playa de Portobello; se encuentra a tan solo 30 minutos de la ciudad pero parece un mundo aparte, ya que no encontraras ni rastro del estilo gótico y antiguo, te verás inmerso en una playa bien cuidada llena de bonitas cafeterías y bares con vistas al mar, más propio de una zona de costa turística que de la ciudad, sin duda lo recomiendo.

 

 

Las noches en Edimburgo están siempre llenas de planes, puedes encontrarte en cualquier esquina un bar para tomar algo tranquilo escuchando música o viendo un partido de rugby, el deporte más popular, o si prefieres gastar algo más de energía bailando existen lugares más latinos como El Barrio. Pero Edimburgo ofrece también alternativas para quienes prefieran jugar a los bolos o al billar mientras se toman algo. Si las maravillas de la ciudad superan tu presupuesto económico, aquí te ofrezco una alternativa, ya que existe muy cerca Nicolson Street, en el centro de la ciudad, un bar de dos plantas con un encanto especial, que además de contar con tres salas diferentes para beber, y una sala de conciertos en directo, también tiene un cine gratuito con tres películas diarias. Ocasionalmente en su programa también cuentan con espectáculos de humor y magia, todo esto ambientado en una decoración gótica con pasillos laberinticos, lo que le da el nombre al lugar, The Banshee Labyrinth; como dato extra, también hacen fiestas españolas cada mes por lo que te sentirás como en casa.

En cuanto a la gastronomía, tengo que decir que a pesar de no contar con una amplia variedad de restaurantes escoceses, si que hay oferta multicultural, pudiendo elegir entre locales de comida asiática, india, española.. o incluso polaca. Entre ellos, en mi opinión son especialmente buenos los restaurantes asiáticos e indios, si os encontráis cerca de Banshee Labyrinth, previamente mencionado, os recomiendo probar la comida de Noodle ´n´ rice; y si vais a la calle del centro comercial Omni, el restaurante Khushi´s de comida india os sorprenderá con la autenticidad de sus sabores.

Como veis, esta ciudad tiene alternativas turísticas de toda clase y para todos los gustos, yo he tratado de aportar algunas ideas, pero estoy segura de que la aventura será descubrir los encantos de la ciudad por vosotros mismos, os aseguro que no os dejara indiferentes.


Sobre esta noticia

Autor:
Andromedastrid (2 noticias)
Visitas:
2073
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.