Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Escriva escriba una noticia?

Las denuncias tardías sobre abusos sexuales a menores complican hacer efectivo un castigo a los culpables

25/05/2009 20:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conocido el caso de abusos sexuales en un colegio miraflorino, María Teresa Mosquera, de la ONG Acción por los Niños, consideró que será difícil recoger las pruebas

El perturbador caso de dos hermanos y ex alumnos del colegio miraflorino José Olaya, quienes denunciaron al promotor del centro educativo Armando Bueno Galindo de haber abusado sexualmente de ellos durante su época escolar, ha puesto en el tapete el tema del abuso de menores en las escuelas.

En un estremecedor reportaje del programa de TV “Punto final”, se pudo conocer la confesión del docente a una de sus víctimas Fabián Echevarría (37), quien grabó sus declaraciones utilizando una cámara escondida.

Junto a su hermano Euskar, de 43 años, ambos revelaron las vejaciones que sufrieron tanto en el colegio miraflorino como en los viajes realizados al interior del país.

La coordinadora de programas de la ONG Acción por los Niños, María Teresa Mosquera, se mostró consternada por la crudeza de la revelación y expresó su preocupación por el caso. “En este caso ha sido muy tardía la denuncia y, a pesar de que ya se ha denunciado, será difícil recoger las pruebas”, indicó a elcomercio.com.pe.

La especialista explicó que las leyes 28251 y 28704, que sancionan estos delitos, tienen recién cuatro años de creadas, por lo que, posiblemente, no sirvan para sancionar este caso, que tuvo lugar hace más de veinte años.

El perturbador caso de dos hermanos y ex alumnos del colegio miraflorino José Olaya

Mosquera sostuvo que en el tema de abusos sexuales y violaciones dentro de colegios existen problemas comunes, como son las denuncias tardías y, en algunos casos, que nunca se presenten acusaciones debido al temor a las represalias.

“Esto tiene que ver con situaciones de poder. Son siempre personas que tienen alguna autoridad, por lo tanto las víctimas y sus familiares se ven coaccionadas a guardar silencio”, indicó.

Por otro lado, Mosquera anotó que una de las primeras causas de estas situaciones es la falta de comunicación entre los niños y sus padres. “Muchas veces, los niños tienen alguna idea de que están siendo tocados o usados sexualmente y lo comunican a sus padres. Pero la mayoría de ellos no les creen”.

Asimismo, existen otros casos en que los niños pueden confundir caricias con tocamientos indebidos, por lo que recomendó que los padres hablen del tema con sus hijos y los ayuden a diferenciar estas actitudes.

Finalmente, la representante de Acción por los Niños indicó que el cambio de conducta es otro indicio para determinar si un niño es víctima de algún tipo de abuso. “El niño puede comenzar a retraerse o irritarse, no quiere comer, se aísla, llora o pierde el apetito. Esos son indicadores para saber si algo está ocurriendo en el colegio o en cualquier otro lugar”, afirmó.


Sobre esta noticia

Autor:
Escriva (204 noticias)
Visitas:
913
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.