Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eonhadico escriba una noticia?

Descubren la presencia de nubes de hidrogeno entre dos galaxias cercanas

08/05/2013 17:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEl espacio intergaláctico es un lugar oscuro y sin estrellas, en este inhóspito entorno que separa dos galaxias cercanas, Andrómeda (M31) y del Triángulo (M33) situadas a 2, 5 y 3 millones de años luz de la Vía Láctea, los astrónomos han descubierto la existencia de un grupo de nubes de hidrogeno desconocido hasta ahora.

Cada una de estas 'burbujas' de gas podría alimentar la formación de nuevas estrellas durante miles de millones de años, ya que cada una de ellas tiene una masa equivalente a una galaxia enana, y los investigadores especulan que nubes de gas ionizado podría estar acompañada de una banda de materia oscura.

Un equipo de astrónomos dirigido por Spencer Wolfe de la Universidad de West Virginia utilizó el Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO) de la Fundación Nacional de la Ciencia (GBT), en Virginia Occidental para echar un profundo vistazo a la región que separa estas dos galaxias, pero este estudio no es nada nuevo ya que en realidad inicialmente comenzó como seguimiento de las observaciones anteriores de la misma región realizadas hace más de diez años

‘Hemos sabido por algún tiempo que muchos tramos aparentemente vacíos del universo contienen grandes pero difusas manchas de caliente hidrogeno ionizado’, comento Wolfe. ’Las observaciones anteriores de la zona comprendida entre M31 y M33 sugirieron la presencia de hidrógeno neutro más frío, pero no pudimos ver ningún detalle para determinar si tenía una estructura definitiva o representa un nuevo tipo de entidad cósmica. Ahora, con las imágenes de alta resolución del GBT, hemos sido capaces de detectar concentraciones discretas de hidrógeno neutro que emergen de lo que se pensaba era un campo principalmente restos de gas’ ‘Queríamos no sólo confirmar o no la característica era real, sino también para tener una mejor comprensión de la estructura’.

El hidrógeno ionizado es un átomo de hidrógeno que se ha visto despojado de su electrón. Es muy débil y difícil de medir, a pesar de su abundancia en el Universo. En lugar de tratar de detectar esta estructura de forma directa, Wolfe y su equipo centraron su telescopio hacia el hidrógeno neutro que se encuentra dentro de las nubes, debido a que emite una característica señal que puede ser detectada por los radiotelescopios terrestres. Aunque este material es abundante en todo el cosmos, en el espacio, entre las galaxias, puede ser muy tenue y la débil señal que emite puede ser extremadamente difícil de detectar.

Hace poco más de una década, los astrónomos pudieron detectar los primeros indicios que señalaban a la presencia de este material entre M31 y M33. Sin embargo, la señal de este gas era demasiado débil como para sacar conclusiones firmes acerca de su naturaleza, origen, o incluso afirmar su existencia. El año pasado, gracias a los datos preliminares capturados por el GBT se pudo confirmar la presencia del hidrogeno entre las galaxias. Pero estas primeras observaciones carecían de la sensibilidad necesaria como para ver la tenue estructura del gas, por no habar de deducir su procedencia y cuáles eran las implicaciones de su presencia, por lo que la explicación más probable barajada por los astrónomos indicaba que estas dos galaxias se acercaron en el pasado, las interacciones gravitacionales arrancaron parte del combustible estelar que ellas guardaban dejando un tenue puente de hidrogeno entre ellas.

Pero los nuevos estudios del GBT de esta región revelaron que el hidrogeno no mostraba una estructura dispersa, un camino de alargadas nubes rotas debido a la interacción de ambas galaxias, como cabria esperar de ellas. Por el contrario, la mitad de este gas estaba aglutinado en densas estructuras, como gigantescas gotas de agua, discretas pero masivas, que, aparte de su evidente falta de estrellas, se asemejan a las galaxias enanas.

Pero el GBT también fue capaz de descubrir que estas nubes viajan por el espacio a velocidades similares a las de M31 y M33. ’Estas observaciones sugieren que se trata de entidades independientes y no los suburbios lejanos de cualquier galaxia’, comento Felix J. Lockman, astrónomo del NRAO en Green Bank. ’Su agrupada orientación es igualmente convincente y puede ser el resultado de un filamento de materia oscura. La especulación es que un filamento de materia oscura, si es que existe, podría proporcionar el andamiaje gravitacional sobre el que las nubes podrían condensarse a partir de un campo circundante de gas caliente.’

Los investigadores también especulan que estas nubes pueden representar una nueva y previamente no reconocida fuente de gas de hidrógeno neutro que podría llegar a caer en M31 y M33, lo que alimentaria las generaciones futuras de estrellas.

imageLos astrónomos también están interesados ​​en estas frías y oscuras regiones entre las galaxias debido a la aparente escasez de 'materia normal' en el Universo, y una fracción significativa de esta masa 'perdida' podría encontrarse precisamente en estas nubes intergalácticas, por lo que posteriores estudios tanto de esta región como de otras galaxias cercanas nos podrían revelar la cantidad de hidrogeno que no hemos contabilizado en la composición final del cosmos.

‘La región que hemos estudiado es sólo una fracción del área alrededor de M31 donde se detecto el difuso gas de hidrógeno, ’ señalo D.J. Pisano de la Universidad de Virginia Occidental. ’Las nubes observadas aquí pueden ser sólo la punta de una población más grande por ahí esperando a ser descubiertas.’

‘Las futuras observaciones de otras áreas alrededor de M31 y M33 ayudarán a tener una mejor idea de la cantidad de gas que existe y cuál es el papel que desempeña.’

El trabajo ha sido publicado en la revista Nature y puedes encontrarlo en dx.doi.org/10.1038/nature12082 .nrelate_related .nr_sponsored{ left:0px !important; }

Sobre esta noticia

Autor:
Eonhadico (607 noticias)
Fuente:
espacioprofundo.es
Visitas:
2857
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.