Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

El despegue, hacia libertad continental

13
- +
24/09/2017 18:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aquí, todos viajamos por nuestra propia seguridad

Fuente Literaria/ Relato de Ciencia Ficción. / 1. 10-

El  despegue, hacia libertad continental 

Aquí, todos viajamos por nuestra propia seguridad, sobre todo, en las noches, donde las estrellas nos guían al destino, porque el Estado tiene una descalificación en los sistemas de   inseguridad.  Poco, podemos alejarnos de los centros poblados por los cuatreros galácticos jefes e pandillas que se esconden en las laderas y riberas de los ríos. Aldana, ya se prepara para el despegue de la nave. Es originaria de un poblado llamado Palmira, en el Uruguay, busca reunirse con sus compañeros para prender fuego y cenar, deseo que las dificultades   se desvanezcan por sí solas, mi país sufre de hambruna y el regidor de las fuerzas toma todo en juego   y carece de seriedad para manejar el Estado, que es miembro de un Estado Consultivo y su nombre, allí está en el tapete por violación de   Derechos Ciudadanos. Deje un grupo en la montaña, con los Centauros, los niños                                                  se han quedado en la costa, temo por un ataque de los cazadores y rastreadores que no pierden oportunidad para seguir la ruta.   La costa, tiene varios entrantes, las bocas de los ríos, algunos de los cuales   son pantanos, acantilados, tengo tres muchachos mayores para vigilarlos, por aquí se ve, muchos animales salvajes., bueno, tienen su sistema de defensa, tira china, cuchillos, hechos de astillas de conchas marinas.

Deben    cruzar el camino de los españoles y llegar a Las Clavellinas, cargar agua, algo de aguardiente, pero no fuerte, leche de burra   y descansar.

Poco, expreso lo que siento, me muevo bajo códigos y todavía no he comido, son las cinco de la tarde.  Mi hija, tiene un carácter muy inestable y mis valientes guerreros deben cuidarla, no acepto los cuidados de Zafiro y, esa es nuestra historia. El tiempo pasaba, envejecemos.  Hay, muchos reproches imaginarios y las playas se encuentran inhabilitadas, el enemigo envió un enjambre de moscas amarilla infectadas para matar nuestros niños.

Tenemos que tener cuidado de los mundos imaginarios, una campaña inducida para convertir las aldeas, en casas de prisión, hablan de justicia     y todo es falso, nos quieren colonizar          a través de un poder   acantonado en una isla, con ideas diferentes a la nuestra.   Todos están enmudecidos y tristes, todos quieren la destrucción de La   Pajarilla.  Hay que dejar de lado los arrebatos y proseguir. Alrededor el fuego y la nave, todos hablaban y cantaban un himno evangélico, toda la tripulación cree en el evangelio y en Jesús, no se aceptan dioses extraños     dentro de la nave, en cuanto a su adoración   y nombramiento, somos vivificados en Jesús, el aguardiente y la leche de burra es utilizada como remedio o brebajes por la tele transportación.

Tenemos que tener cuidado de los mundos imaginarios

Los confines de nuestro imperio se imponen, al salir a cielo abierto, miles de legiones de ángeles nos acompaña. La oración   de todo un pueblo, logrará sacudir al verdugo que nos mata de hambre y daña nuestro patrimonio, entregándoselo a extraños.

Somos hombres libres, en el pasado un líder nos rescató de la opresión peninsular española e inglesa.  Y, éste ser engreído, lleno de demonios, no nos llevará a la esclavitud.

Es hora de partir, hacia un nuevo horizonte, en busca de La Paz.

  

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (117 noticias)
Visitas:
71
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.