Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Huasamandrapixxx escriba una noticia?

El Dios de las Ratas Vampiras II

17/06/2013 04:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta es la segunda parte de un cuento freak si puedes disfrútalo y no comas cuando lo leas

El Dios de las ratas vampiras II

Perdí el conocimiento nuevamente desperté con cosquillas en la boca, tragué saliva con sangre, al ver a mi alrededor encontré el piso de la celda cubierta por ratas, que me miraban con curiosidad, entré en pánico y grite levantándome de espaldas contra la pared.

Nunca había sentido tanto miedo en mi vida estaba temblando ante la idea de ser devorado por cientos de ratas, sentí un liquido tibio que recorría mis piernas hasta llegar al piso, las ratas se acercaron y empezaron a beber rápidamente el liquido que era mi orina.

No sabia que hacer, la visión se me nubló mis rodillas se doblaron y caí al suelo, llegué a distinguir que las ratas se me acercaron, hasta que perdí el sentido. Desperté con algo en la boca distinguí que eran más fetos de rata, sin pensarlo los mastiqué y tragué en el acto. Las ratas ya no estaban, pensé que los días de aislamiento me cobraban una alta factura haciéndome perder la razón, miré mi muñeca y estaba limpia de sangre, encendí la lámpara de aceite y revisé con detenimiento mi muñeca, así observé que tenía un certero y quirúrgico corte cicatrizado en la vena, en mi nerviosismo manipulé insensatamente la herida y la hice sangrar nuevamente. Las ratas aparecieron e instintivamente me puse de pie, estas empezaron a lamer el charco del piso que se formaba, la sangre empezó a fluir a presión, hasta que pude detenerla presionando enérgicamente con la otra mano. Los roedores empezaron a llegar precipitadamente y a trepar por encima de las primeras que bebían del charco, en los ojos de las ratas se reflejaba el fuego de la lámpara, al igual que sus enormes sombras contra la pared las hacía aún mas terroríficas. En su frenesí por beber la sangre se tornaron agresivas y empezaron a combatir entre ellas lanzando terribles chirridos. Al ver horrorizado la horrible batalla entre ratas, me tape los oídos y grite:

“¡DETENGANSE!”, pero lo que oí durante el grito fue que emití un agudísimo chirrido de rata, increíblemente estas pararon su lucha y me quedaron observando con gran curiosidad. Estaba eufórico delirante, me cubrí nuevamente los oídos y grité:

¡SI QUIEREN SANGRE BEBAN LA MIA!

Me senté resignado a morir extendí mi muñeca y las ratas se encaminaran a beber.

Estaba en la celda sentado con los ojos cerrados y los dientes apretados esperando el frenesí de las ratas atacando mi muñeca, pero este no llegaba, sentí un ligero cosquilleo en la herida y al abrir los ojos vi que las ratas sorprendentemente esperaban su turno para acercarse y lamer la herida una por una, estas la habían limpiado totalmente e incluso regularon una minima la cantidad de suministro sanguíneo.

La escena me recordaba la misa católica cuando la gente hace una fila para recibir una hostia y luego de recibirla se retira a su asiento, aquí pasaba lo mismo con los feligreses ratunos. Repentinamente entré en pánico y con los ojos cerrados grité sin mover mi brazo del piso.

¡DETENGANSE!

Al abrir los ojos advertí que mi herida estaba cicatrizada, y había en el suelo más fetos de rata los cuales engullí con voraz apetito. Una comisión de ratas se acercó empujando a cuatro de estas que estuvieron preñadas pero de algún modo me ofrecieron sus hijos como sacrificio, y estas eran el resto de sacrificio.


Sobre esta noticia

Autor:
Huasamandrapixxx (96 noticias)
Visitas:
591
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.