Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Son los divorciados un pendiente para la Iglesia católica: obispos

19/10/2012 04:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La situación de los católicos divorciados y vueltos a casar es aún un pendiente para la Iglesia, que debería acoger a estos fieles más allá de su condición familiar, coincidieron aquí obispos de diversas partes del mundo. “Tal vez la Iglesia debería imaginar un nuevo trato (para estas personas)”, dijo este viernes el pastor de la diócesis suiza de Basilea, Feliz Gmur. Gmur habló en un encuentro con periodistas al margen de las sesiones del Sínodo de los Obispos, la cumbre episcopal que tiene lugar estos días en El Vaticano. Según el prelado son diversos los tipos de relaciones vividas por las personas, ya sea en el matrimonio, en la familia o en ambientes “cuasi familiares”. “Pensemos en una muchacha que vive con su madre y con la pareja de la madre. Entonces se necesita repensar las relaciones del cuerpo de la familia, del cuerpo de la Iglesia y también del cuerpo humano, de la sexualidad. No todas las personas viven como nosotros pensamos que deban vivir”, indicó. Estableció que existen quienes han estado casados, se divorciaron y ahora viven un nuevo matrimonio pero son considerados como “pecadores”, por lo tanto no son admitidos a la eucaristía. Llamó a “repensar” esas situaciones porque cada caso es único. “Yo digo que se debe tomar en serio este problema, también el Papa lo dijo. El aún no ha indicado un camino en este terreno, quizás está preparando algo sobre el tema”, sostuvo. El tema de los divorciados y vueltos a casar surgió en varios momentos durante el debate en el aula del Sínodo de los Obispos, la asamblea que reúne a más de 260 obispos de todo el mundo y que busca dar respuesta a la crisis de fe que padece el mundo occidental. Por ejemplo Mario Grech, pastor de la diócesis de Gozo en Malta, se refirió a la “dolorosa realidad” de tantos matrimonios que, desgraciadamente, acaban mal. Indicó que, más allá de las dificultades, los católicos deben estar presentes en la vida de hecho o divorciados que quieren proseguir un camino de fe con toda la Iglesia. Para el prelado maltés, las parejas que viven esas situaciones sienten “como una losa sobre sus cabezas y sus corazones” las enseñanzas del magisterio eclesiástico, por ello tienen dificultad de reconciliarse con la Iglesia, y quizá con Dios. “Aunque no estén en perfecta comunión con la Iglesia a causa de su irregularidad, muchos de ellos aman y creen en el señor y en la Iglesia”, ponderó. Ese diagnóstico lo compartió José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá, quien destacó la “inquietud” y la constante preocupación de los católicos por estas familias en situación “irregular”, pese a la cual “no parecen encontrarse respuestas adecuadas al problema”. “(Esto) es con frecuencia fuente de evidente insatisfacción para los fieles que viven esta situación y se sienten incomprendidos, juzgados, condenados y excluidos, a pesar de seguir creyendo en la misericordia del padre Dios y de que deseen vivir en el seno de la madre Iglesia”, insistió. Por otra parte, el arzobispo italiano de Chieti-Vasto, Bruno Forte, se refirió a la “dramática situación” de los hijos de divorciados y vueltos a casar, que con frecuencia permanecen ajenos a una vida cristiana por la no participación de sus padres. Invocó, para estos casos, “un cambio decisivo en el sentido de la caridad pastoral”. La situación de la familia también llamó la atención de Peter Kairo, arzobispo de Nyeri en Kenia, el cual constató la escasa formación de los jóvenes antes de contraer matrimonio. “La cuestión de las familias monoparentales se está convirtiendo en un problema global que difícilmente se puede seguir ignorando. Las necesidades económicas, que superan los ingresos, agobian a las familias”, sostuvo. “El sistema de educación está alejando a los niños de las familias y una aguda observación nos revela que en distintas partes del mundo, nuestros fieles bautizados están viviendo en dos matrimonios al mismo tiempo -el matrimonio tradicional y el cristiano- y por lo tanto es imposible que la familia tenga una identidad clara”, dijo.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (23737 noticias)
Visitas:
763
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.