Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

El 2016 ya comenzó

20/02/2013 12:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Autor: Jaime de Althaus

Ya vemos cómo la campaña por la revocación de Susana Villarán ha desatado una trifulca política de acusaciones de todo calibre, poniendo de lado la discusión de las reformas que el país y la ciudad necesitan. Es un entretenimiento que oscila entre divertido y penoso. Es entretenido ver cómo Alan García avanza sus fichas electorales contando con lujo de detalles las conferencias que ha dado y cuánto cobra por ellas. Ahora hay expectativa para ver cómo Toledo explica, por su parte, sus ingresos o la compra de la casa de Las Casuarinas. El congreso se llena de pedidos de comisiones investigadoras y la fiscalía anuncia que inicia sus propias indagaciones sobre estos dos casos. Por supuesto, esto no impide que el Congreso siga dilatando el nombramiento de los miembros del Tribunal Constitucional, del Banco Central y del defensor del Pueblo, ni aborde las reformas políticas necesarias para asentar nuestra democracia. Ni que la fiscalía archive el proceso contra Gregorio Santos y otros por los hechos flagrantes de Cajamarca.

El hecho es que el 2016 ya comenzó. El proceso revocatorio de Lima ha dado la señal de partida. El Apra se sube al carro del Sí para recuperar contacto, aceitar su maquinaria electoral y coger ritmo, como ha explicado con sinceridad el propio Mauricio Mulder, y García da su conferencia de prensa vestido de candidato, sin corbata. De otro lado, el argumento más sofisticado contra la permanencia de Susana Villarán no tiene nada que ver con su gestión, sino con las consecuencias de un triunfo suyo ahora en las posibilidades de la izquierda radical el 2016. Es un argumento estratégico: si gana Villarán ahora, toma fuerza y puede convertirse en la cara amable de una izquierda radical el 2016, pues está aliada con todos los grupos de la izquierda premoderna. De los 21 regidores de Susana Villarán, 4 son de Tierra y Libertad de Marco Arana, 3 son de Patria Roja y 3 son de Lima para Todos, un colectivo de radicales. Además, todos ellos y otros más anunciaron ya su apoyo militante al No.

Más sobre

El problema es que esos grupos están llevando adelante una estrategia antiminera relativamente exitosa en el territorio nacional, aplicando una metodología que este diario ha llamado "la franquicia". El chip marxista está intacto: agudizar las contradicciones, legitimar la violencia, anular el Estado de derecho. El resultado concreto es más conflicto, más informalidad, más drogas y más pobreza, heridas infligidas a un país que crece y avanza. Sin duda su participación en el gobierno de Lima les es útil como fuente de recursos y contactos.

Lo paradójico es que la gestión de Villarán es, más allá de sus deficiencias, la más proclive al imperio de la ley y a la inversión privada que ha habido en la municipalidad. Impulsa una reforma del transporte que supone conformar y concentrar consorcios capitalistas formales, y un plan de megaproyectos ejecutados por medio de iniciativas privadas o APPs, con un impulso mayor que el de Pro Inversión.

Es cierto que la práctica transforma a la gente: el grupo de Villarán quizá se haya modernizado. Pero hace falta un deslinde explícito.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2282 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
289
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.