Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sachi escriba una noticia?

El día que todo comenzó

24/09/2012 23:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La depresión, la ansiedad y los ataques de pánico no son signos de debilidad. Son signos de haber tratado de permanecer fuerte durante mucho tiempo

Uno debe ser fuerte para sí mismo, para los demás, para que se apoyen en uno, para apoyar, para transmitir fortaleza, pero ¿Qué pasa cuando miras dentro de ti y ya no hay más de esa fortaleza?

El objetivo de este texto es contar mi experiencia, es fácil hablar de depresión o ansiedad cuando uno no la vive, usar la expresión "ME DEPRIMO" o "ME VA A DAR UN ATAQUE DE ANSIEDAD" cuando realmente no tienen ni la más remota idea de lo que es sentirse realmente deprimido o ansioso.

Lo más extraño de todo es que nunca pensé que me tocaría a mi, tenía problemas como todos pero nunca supe detectar que me entristecía más de lo normal, nunca me percaté de las sensaciones extrañas en todo mi cuerpo nunca supe que esas ganas de querer gritar y llorar por cualquier cosa eran ataques de pánico reprimidos o esas levantadas abruptas en la madrugada sintiendo que el corazón me latía mil y que estaba a un paso de un paro cardiaco y morir (lo cual me angustiaba más) eran ataques de ansiedad y todo esto fue porque siempre pensé (para sentirme mejor) que había gente en el mundo con peores problemas que los míos y que yo... estaba exagerando.

Para ser sincera, los últimos años de mi vida han sido un poco difíciles, mi papá enfermó, tuve que dejar de estudiar lo que siempre quise desde que tenía nueve años, mi vida familiar se iba a al tacho por las constantes peleas de mis padres y sus continuas amenazas de divorcio, problemas económicos que hacían más tensa la situación, etc, etc, era como si el destino confabulara con el universo para darme todos los problemas del mundo, uno detrás de otro, nada podía estar bien al mismo tiempo, siempre algo tenía que salir mal, sólo me quedaba mirar al cielo y decir ¿Hasta cuando Dios?...se me están acabando las fuerzas...If you know what I mean. Hasta ese momento nada pasaba.

Todo comenzó cuando conseguí un trabajo, un trabajo con buena paga, que si bien es cierto no solucionaría todos mis problemas me sacaría de varios hoyos en los que estaba metida, ahora, a más de un año y medio de tenerlo es lo que me ha traído muchos de mis problemas, me refiero a que, tengo una sobrecarga de trabajo IN-CRE-Í-BLE, lo que me ha generado un stress laboral enorme y eso hizo que me desencadenaran episodios de migraña infernales. Al principio eran esporádicos, luego se volvieron insportables, tuve que ir al doctor, me recetó unas pastillas que, según él, "equilibrarían" mi cerebro y lo único que consiguieron fue desequilibrarme porque me mareaban mucho, así que decidí dejar de tomar esa...cosa, me indicó una TAC (Tomografía Computariza Multicorte) al cerebro y no pude dormir por 15 días pensando en que la razón de todas mis migrañas era un ENORME tumor cerebral. Y cuando digo que no pude dormir no estoy exagerando, me acostaba a dormir alrededor de las 11 pm o a la medianoche y me despertaba a las 3 am hasta que llegaba la hora en que debía alistarme para ir al trabajo y la falta de sueño hacía que me doliera la cabeza, era un maldito círculo vicioso.

Me entregaron el resultado de la TAC y NO HABÍA NADA, simplemente me dijeron "Tus migrañas son por el estrés" pero yo, no me sentía bien, sentía que había algo más en mi, lloraba mucho por las noches, a veces se me empañaban los ojos estando en el transporte público y no lo podía controlar, apenas me daban una orden en el trabajo que no podía cumplir inmediatamente sentía ganas de llorar y de gritar y por mi cuerpo recorría una sensación extraña, como si sintiera una picazón por dentro de él que no podía calmarla rascándome porque LA SENTÍA POR DENTRO!. Decidí ir a otro doctor a contarle mis tragedias y todo fue como un horrible baldazo de agua HELADA:

Yo: Doctor, tengo esto, esto y esto y no sé que me pasa, me voy a volver loca.

Doctor: Bueno, te indicaré... el llanto que no puedes controlar es inicio de depresión, la sensación extraña en tu cuerpo se llama ansiedad y esas ganas de llorar y explotar son ataques de pánico. Debes ir a un psicólogo, no te recetaré pastillas ERES UNA NENA!!! Puedes salir de esto.

Espere un momento ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿En qué me he convertido? en una esquizofrénica-depresiva-ansiosa-loca-bipolar-obsesiva-compulsiva etecé, etecé. No puedo creer que tenga esto, siento que en 6 años no lo habré podido controlar, si esto recién comienza y muchas veces me he sentido al límite ¿Cómo será tocar fondo realmente?

Y es aquí donde empieza mi viaje, mi lucha por hacerme más fuerte que mis problemas.


Sobre esta noticia

Autor:
Sachi (1 noticias)
Visitas:
118
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.