Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

El problema con los progres

19/05/2013 16:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Imagen: DefiniciónABC

Al contrario de los despistados que piensan que todo el liberalismo se reduce a lo meramente económico, el pensamiento liberal es una doctrina que versa principalmente sobre la relación entre individuo y el Estado creando una esfera inviolable de derechos para el primero y delimitando los alcances del segundo reducido a un neutral administrador de los asuntos de interés común del todo ajeno a cuestiones de índole moral o metafísica.

El individuo liberal o el individuo surgido de una sociedad liberal es un individuo escéptico consciente del carácter contingente de su propia idea de vida y de la crueldad como el summum malum de la vida política; por lo mismo será un individuo intrínsecamente indispuesto ante la oferta de sistemas de corte totalitario frente a los cuales siempre estará dispuesto a presentarse en abierta protesta, resistencia y rebelión a menos que se encuentre en una situación en que pragmáticamente tenga que optar en dos males.

Desconfiados hacia el poder estatal y temerosos ante el monopolio de la violencia que encarna, es natural que los liberales veamos en la propiedad privada la trinchera de lucha necesaria para enfrentar su monopolio institucionalizado de la violencia. Una República será mucho más difícil de avasallar por el poder estatal si es defendida por propietarios económicamente autosuficientes comprometidos con sus ideales que si descansa en masas desposeídas dispuestas a dejarse encantar ante las migajas ofrecidas por un demagogo con ansias de poder absoluto.

Siendo el estado indiferente a las diferentes ideas de la vida buena de sus integrantes el individuo liberal será libre de buscar la que más convenga a sus fines autodeterminados. Si estos le llevan a la búsqueda del lucro pues vaya y pase, además es mucho más que probable que de esta manera contribuya sin proponérselo al bienestar general de su sociedad. Si por el contrario decide dar todo de sí en la búsqueda de un mundo mejor para sus semejantes; será también libre de hacerlo para darle brillo y esplendor al género humano con sus acciones, lo mismo será si lo que busca es fundar una comunidad con un nuevo estilo de vida al margen de los cánones tradicionales. Mientras consigan la manera de hacerse un lugar en el mundo sinentorpecer a otras personas ni torpedear sus derechos naturales todas esas vidas alternativas y miles más son posibles dentro de la sociedad liberal vista como un gran marco capaz de facilitar la autoexpresión de sus integrantes.

Vive tu vida a tu manera y deja que otros mueran la suya a su manera puede ser muy bien el lema de una sociedad imbuida de los valores característicos de la libertad. A primera vista esta podría ser una vida insolidaria pero si los liberales podemos creer en la solidaridad, en lo que no creemos es que la solidaridad pueda ser impuesta desde afuera con medios coercitivos, la solidaridad en para los que quienes compartimos esta idea de vida es nacida naturalmente del deseo individual (algunas investigaciones actuales dirían que hasta instintivo) de apoyar a nuestros pares en dificultades.

A diferencia de comunistas, socialistas y fascistas, los liberales no aspiramos a usar el poder coercitivo del Estado para imponer una particular utopía de solidaridad y amor por el prójimo, tampoco necesitamos sermonear sobre la grandiosidad y superioridad de nuestros altísimos ideales así como lo supremamente racional o heroico de nuestra idea de vida como los demoradicales. El liberalismo aspira cuando más y este es el valor intransable en nuestra doctrina a un marco minimalista de convivencia plausible para seres que se presumen racionales y capaces de respetar mutuamente sus derechos a la vida, libertad y propiedad.

La forma en que liberales de distintas escuelas y socialistas en sus distintas formas concebimos la vida económica puede ser la más ruidosa de nuestras disputas, pero la de fondo, la que verdaderamente importa estriba en la diferencia en la imposición autoritaria de un discurso único y la distante indiferencia liberal ante las ideas de vida de los demás.

Iván Alfredo Budinich Castro ivanbudinich@yahoo.com @ibucas


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2285 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
124
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.