Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Soniavaliente escriba una noticia?

El triángulo del amor

23/04/2014 13:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Leía recientemente que las rupturas de pareja se mantienen más o menos estables a pesar de la crisis. Es decir, la gente deja de quererse del mismo modo que cuando éramos ricos. Sólo que algunos ?y ésta es sólo su percepción personal- no pueden permitirse el lujo de mudarse a cualquier otra parte. Según el INE, sólo en 2012, se fueron al garete 110.764 matrimonios.

Pero, ¿qué es realmente lo que hace que una pareja se diga "con Dios"? El psicólogo norteamericano Robert J. Sternberg expuso en los 80 su teoría del "triángulo del amor". Es decir, que para que una relación funcione tiene que haber un equilibrio entre tres aspectos: compromiso, pasión e intimidad. Vale, si tienen hijos la segunda y la tercera hace siglos que se esfumaron. Y si no tienen hijos y llevan más de 10 años juntos, pues la segunda casi que también.

image

Así las cosas, los principales motivos de ruptura son la falta de comunicación y de sexo. ¿Quién no se ha encontrado a un atractivo desconocido y ha podido hablar con él durante horas en una regresión acelerada a la hormonada adolescencia? Después, le confesaría a su mejor amiga, la magia. "Nena, era como si le conociera de toda la vida". Mentira. Porque con la pareja de toda la vida a una ya no hace falta conversar. Hay telepatía. Y sólo se hablan para hacerse reproches o recordar que hoy te toca a ti bajar la basura. Y así.

Los psicólogos coinciden en que una pareja está rota cuando el sexo brilla por su ausencia, cuando no hay espacio para el cariño, cuando los infatigables amantes de antaño se han convertido en apacibles compañeros de piso. Ocupados en mantenerse ocupados. Ahora, con los deberes de los niños ahora, llevándolos a un cumpleaños.

Pero ¿cuándo ese triángulo equilátero se convirtió en uno isósceles, en un trapecio, en octógono tan complicado? ¿Recuerdan cómo solían mirarle? ¿O cómo le miraba él cuando estrenaba sonrisa y, de paso, vestido? Cuando la hipoteca y la hipotenusa no importaba. Sólo la suma de aquellos dos catetos inexpertos y enamorados. Al cuadrado.


Sobre esta noticia

Autor:
Soniavaliente (287 noticias)
Fuente:
blogs.lasprovincias.es
Visitas:
2906
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.