Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eklektiko escriba una noticia?

Cómo enseñar liderazgo en el siglo 21

03/06/2009 12:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ejemplos que unen dos conceptos para formar un nuevo paradigma del liderazgo

Los jóvenes que crecen en la era de la información y en un entorno de valoración de la naturaleza y la libre expresión tienen una cosa en común: una actitud fuertemente receptiva a la comunicación franca y abierta y un rechazo a las reglas de autoridad centralizadas. Por esa razón, la proliferación de las redes sociales en las cuales predomina una atmósfera informal y de cercanía.

Por su parte, la mentalidad tradicional ha entendido el liderazgo como un concepto instrumental para motivar a las personas a perseguir ciertas metas. Una parte del liderazgo se relaciona con ello, pero el principal rasgo del liderazgo tiene que ver con la identidad y movilizar la decisión libre de las personas por seguir un ideal, sea que este éste encarnado en el trabajo que hacen o en los vínculos que establecen o en las actividades voluntarias que realizan. Enseñar liderazgo a los jóvenes es muy distinto a hablar sobre valores y sobre las metas en un aula, trata mas bien acerca de actuar los valores y enseñar en el liderazgo en forma práctica y asequible. El liderazgo sólo puede aprenderse si se vive, igual que la creatividad y la mayoría de las competencias fundamentales del siglo 21.

Si el liderazgo es importante en la vida diaria, el liderazgo basado en la empatía es crucial en los ambientes de trabajo de la sociedad del conocimiento. En un artículo en el HBR, Elizabeth K. Allen (HBR julio 2005) indicaba: “Cuando se trabaja con mentes creativas, es crucial mantenerlas encauzadas para que no se vayan por la tangente y perturben el ritmo o el cronograma de producción del proyecto. Esto implica adoptar un estilo de gestión muy activo. Si alguien no funciona como debería dentro del equipo le dedico un poco mas de tiempo que a los otros hasta que sienta que ha vuelto a la línea (...) Al mismo tiempo, se debe confiar en las personas mas talentosas con las que se trabaja. En general, las personas siempre producen mejores resultados cuando se confía en ellas”

Por su parte dos expertos en los sistemas de trabajo en línea indican el valor del paradigma de la acción cooperativa: “las personas que trajeron el sistema operativo Linux son virtuosos en la práctica de nuevos principios de trabajo, que producen equipos energizados y bajos costos (...) Aunque sus partidarios discuten sobre sus limitaciones técnicas y el tratamiento de su propiedad intelectual, si estan de acuerdo en que el éxito de producto no se puede separar de su modo de producción. Específicamente, Linux es la creación de una comunidad esencialmente voluntaria y auto-organizada compuesta por miles de programadores y empresas” (Philip Evans y Bob Wolf “El imperio de la colaboración” en HBR julio 2005).

Propone que la enseñanza del liderazgo se trata de actuar los valores y mostrar ejemplos en forma práctica y asequible: construyendo una atmosfera de confianza y de intercambio de ideas y emociones

En todos los casos positivos del uso del liderazgo y del trabajo en equipo en empresas eficaces se observa una verdadera sinergia entre el liderazgo y la cooperación. Es decir el liderazgo apoya la construcción de una comunidad de colaboración en la que cada participante obtiene un sentido de logro personal y de identidad en el grupo.

Ninguna de las comunidades profesionales eficaces trata el liderazgo como una disciplina distinta del hacer. La credibilidad y la autoridad de los líderes derivan de la demostración de su habilidad para construir relaciones humanas de respeto y mutuo apoyo. Les interesa tanto la tarea como el bienestar de la persona. Estas actitudes desde luego se aprenden en la práctica, no basta la predisposición a ser un lider.

Es necesario reconocer las inercias que nuestra socialización ha implantado en cada uno de nosotros, especialmente la barrera del Ego, que siempre antepone el valor del Yo, por encima de la sintonía del Nosotros.

Por ello, la respuesta a la pregunta de ¿cómo enseñar liderazgo en el nuevo siglo? es simple: con el ejemplo de la cooperación constante y con una comunicación dispuesta no solo al intercambio de información también abierta a las emociones.

Las comunidades profesionales que colaboran en línea proveen una pista del surgimiento de un paradigma de liderazgo que tienen como base la empatía y la cooperación


Sobre esta noticia

Autor:
Eklektiko (9 noticias)
Visitas:
2476
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.