Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Entre hermanos hispanos

28/02/2018 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Siendo que tanto peruanos como venezolanos somos parte del pueblo hispano, es decir que tenemos en común: historia, fe, idioma y una similar idiosincrasia. Mil cosas que nos unen y apenas minúsculos matices que nos separan. Si existen fronteras entre nosotros, es por mero artificio, obra de los intereses de potencias foráneas empeñados en desmembrar lo que pudo haber sido una gran potencia mundial, de haber tenido nuestros próceres la misma visión unitaria que animo la independencia de las trece colonias que hoy por hoy son los Estados Unidos. image Imagen: publimetro Siendo así, el desplazamiento de ciudadanos venezolanos hacia nuestra tierra producto del descalabro económico del desgobierno bolivariano de Nicolás Maduro, no es para nada una amenaza, para nosotros, no va a alterar drásticamente nuestra composición demográfica como creen algunos tremendistas, es un fenómeno que en el tiempo podríamos equiparar con el desplazamiento de nuestros connacionales del ande a la gran ciudad que se dio en llamarse desborde popular y que supuso a pesar de los choques iniciales un cambio para mejor de la sociedad peruana. Fiándome de los relatos de mis abuelos (nada complacientes con los recién llegados), hay mucho menos distancia entre la idiosincrasia de un peruano actual y la de un venezolano que la existente entre un recién bajado y un limeño o costeño durante la segunda mitad del pasado siglo.

Hay que destacar que la actual oleada de inmigrantes venezolanos se trata sobre todo de integrantes de la sufrida clase media llanera, poseedores de un nivel educativo superior al promedio de su país, no se van a quedar vendiendo tizana y arepa toda la vida, por tanto es muy probable que dentro de poco se integren la empresa privada o creen sus propias empresas generando más puestos de trabajo y contribuyendo por tanto al bienestar de nuestra nación.

De todos modos, consideremos que si hay ciertos criterios que debemos tener en cuenta como sociedad. Nuestra economía no está al nivel que tuvo Venezuela en la época de bonanza petrolera pre chavista, nuestro mercado no puede absorber a tantos hermanos venezolanos como quisiéramos; por tanto es necesario establecer estándares mínimos para su aceptación dentro de nuestras fronteras de forma no muy diferente a lo que en su momento estableció el propio Estado venezolano para los peruanos que fueron a vivir a tierras llaneras. Algo simple como solicitar un nivel educativo mínimo, antecedentes limpios, una bolsa de viaje para asegurar su estancia al menos una temporada y si es posible una carta de invitación de algún familiar. Parámetros sensatos y necesarios para hacer viable la sana convivencia y una integración plena en nuestro mercado.

No es que estemos en deuda con nadie, la nación peruana no tiene deudas que saldar con nadie. Connacionales nuestros fueron en tiempos de penuria a otras tierras a labrarse un mejor futuro. Indudablemente ellos y sus familias están en deuda con los países de acogida, que entre ellos Venezuela no pocos obstáculos les pusieron a nuestros compatriotas para recibirlos. Nosotros, los que nos quedamos por otro lado, no tenemos deuda que pagar, y si más bien una tradición de acogida y hermandad que para mantener nuestra esencia peculiar como sociedad seguimos honrando.

Nos leemos. Iván Budinich Castro


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2293 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
1612
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.