Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Entrevista a Agustín Mantilla sobre "La Parada"

14/11/2012 12:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Agustín Mantilla, ex ministro del Interior durante el primer gobierno de Alan García Textos: Mario Camoirano Fuente: Diario Correo

Su aparición en un "Vladivideo", la expulsión del APRA y su estadía en San Jorge hacen que muchos olviden la amplia experiencia de Agustín Mantilla en asuntos de seguridad interna durante el primer gobierno de Alan García , cuando se implementó el famoso GEIN , el grupo especial que capturaría a Abimael Guzmán . Si bien las actuales autoridades del sector se caracterizan por sus operaciones "impecables", bien harían en escuchar los consejos de un viejo zorro. Correo: Se sabe que la última gran compra de armamento para la Policía se produjo hace más de 25 años cuando usted era viceministro del Interior. ¿Por qué se ha descuidado tanto este aspecto? Agustín Mantilla : En efecto, el grueso del equipamiento que utiliza hoy la Policía fue adquirido en esa época, por ejemplo, los fusiles AKM, comprados a un precio inigualable en el mercado. El sistema de comunicaciones troncalizado fue adquirido también en esa etapa y hoy funciona a duras penas porque no ha sido mantenido. Por eso los policías utilizan sus propios celulares. Compramos cientos de vehículos, algunos de los cuales siguen circulando, como los blindados Kaspir. Yo no sé qué ocurre ahora, pero esto no es física cuántica. Se convocaba a los fabricantes con los requerimientos alcanzados por el comando, nos enviaban muestras que eran probadas por los técnicos. Aquellos aptos se sometían a una subasta inversa. Al que ofrecía el precio más alto le mostrábamos la oferta más baja y así iban compitiendo hacia abajo. Por ejemplo, los revólveres: la subasta quedó entre la Colt y la Smith-Wesson, que ganó esta última. Ambas son armerías de prestigio por lo que el sistema no significa que se deje de lado la calidad. No es algo que deba demorar más de año y medio. C: ¿Dejadez política? AM: Falta de decisión, desconocimiento de los procesos, temor de los encargados de ser enjuiciados, muchas veces por influencia de los competidores o sus representantes en el país que son capaces de hacer retroceder al propio ministro, cosa que no se debe permitir. A veces también el cambio constante en la jefatura del comando significa un cambio de criterio respecto de qué armamento comprar, cuando a ellos solo les corresponde efectuar un requerimiento y las características básicas del equipo. Las compras debe hacerlas el poder político. C: Un aspecto donde se constata clamorosamente la vetustez del equipamiento es respecto de las armas no letales para combatir los motines y asonadas. AM: Como se vio en La Parada . El arsenal policial solo cuenta con bombas lacrimógenas y cascos que brindan una débil protección, como se constató en el caso del suboficial Huamancaja , porque son de plástico y no están reforzados. No se utilizan balas de goma, ni los lanzadores de gas lacrimógeno que cubren fácilmente una distancia de 30 metros, mientras que las bombas fácilmente las patean de vuelta perdiéndose el efecto. Prefieren emplear fusiles a escopetas con perdigones menudos. Hay cañones de sonido que generan un fuerte dolor de cabeza a cien metros de distancia, para no hablar de las bombas vomitivas o diarreicas. Con lo que le menciono, la Policía estaría más que suficientemente equipada para hacer frente a la mayoría de asonadas. A los famosos "robocop" sólo los tienen para los desfiles porque el personal no está entrenado ni habituado o capacitado para desempeñarse con ese equipamiento. C: ¿Prefieren llevar a 7, 000 policías para un desalojo? AM: Ese es un número inflado innecesariamente que sólo deja en ridículo a quien lo menciona. Cuando el personal está bien equipado y adiestrado, los jefes tienen decisión y existe inteligencia y planificación, se puede alcanzar el éxito con pocos efectivos. No se puede sostener, como ha dicho el ministro ( Pedraza ) que hubo buena inteligencia y mala planificación. Si se tiene la información clara de lo que sucede, no se puede planificar mal las cosas. C: ¿Usted cree que el día del "Susanazo" la policía actuó precipitadamente, presionada por la Municipalidad de Lima? AM: La Municipalidad no puede obligar. Lo que pasa es que hay una afinidad política entre la alcaldesa y el ministro, que llevó a este último a hacerle un favor político a la primera que forzó a un apresuramiento tal que, en el colmo de los colmos, ninguno de los responsables estaba en su puesto cuando ocurrieron los desmanes: la alcaldesa en Nueva York, los jefes policiales en Huacho y el ministro en la Luna. En los últimos gobiernos, la pérdida del principio de autoridad nos ha llevado a la situación actual y se hace indispensable una renovación del comando. C: Pero eso ya pasó al principio de este gobierno donde se botaron decenas de oficiales. AM: Sí, botaron a 28 generales para poner a un amigo como Salazar , que no es un mal elemento pero que al parecer carece de experiencia de campo. Hay que revisar el currículo y los profesores de las escuelas de suboficiales. Pero antes que eso, lo primero es sincerar los sueldos del personal. Sin eso, la voluntad será muy pobre. El policía trabaja en la calle y descansa en la comisaría. Ni siquiera la sanidad policial es un paliativo porque los hospitales dan pena y suelen estar desabastecidos de medicinas. C: Muchos confiaron que la formación militar del Presidente sería una garantía de éxito en su política de seguridad ciudadana. ¿No será precisamente que como militar desprecia a la policía y no le interesa el tema? AM: Ese es un fenómeno que ha existido siempre. Ser militar no significa que se conozca de seguridad ciudadana. Lamentablemente, el déficit se ha trasladado también al orden interno como se ve en el tema del VRAEM y del Movadef . Y creo que todo esto obliga al gobierno y a los partidos políticos a ponerse de acuerdo y tomar decisiones drásticas. Estamos enfrascados ya en una guerra política. Hoy, que el fenómeno recién comienza, es más fácil hacerlo en lugar de menospreciarlo. Todos pontifican sobre el problema pero nadie va más allá. Cuando fui ministro del Interior, a fines de los 90, me reuní con líderes del FREDEMO y la IU para explicarles la situación y detalles de las operaciones policiales para que todos estuvieran preparados en caso de ganar las elecciones. Hoy día se oculta la información. Falta un sinceramiento de la situación política para que cada quien contribuya según sus posibilidades. C: ¿Y desde el punto de vista policial? AM: La inteligencia es el factor clave, además de preparar al personal para enfrentar el enemigo en el campo. Además, el Presidente debería confiar más que en sus amigos, en gente preparada, sobre todo cuando se nota que el tema no es de su agrado y tiene otros problemas que le quitan el sueño. Bien dirigida la acción, la situación puede revertirse en un año.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2245 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
283
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.