Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

¿Eres homofóbico si estás en contra de la Unión Civil?

12/03/2015 18:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Algunos Minoritarios colectivos homosexuales que apoyan el proyecto de ley de Unión Civil, archivado ayer por la Comisión de Justicia del Congreso, han insultado de "homofóbicos, retrogradas, cavernarios, machistas y oscurantistas" entre otras cosas a la mayoria de peruanos que desaprueban este matrimonio encubierto. Al margen de que con su estrategia de insulto y odio poco o nada van a lograr, es bueno responderles con argumentos porque estar en contra de una ley no significa para nada "odiarlos".

A continuación, un artículo del abogado Martín Santivañez que nos ilustra más sobre el tema:

¿Homofobia?

Desafortunadas declaraciones del líder de un colectivo homosexual, que pide tolerancia y respeto, pero que no la ejerce con el resto que no piensa como él. Fuente: Diario Perú 21

Autor: Martín Santivañez Vivanco

A propósito del debate sobre la unión civil, han surgido algunas voces que sostienen que la postura en contra o reticente está basada, mayoritariamente, en una homofobia rabiosa apenas encubierta. Esto, por supuesto, no es cierto y carece de la más mínima evidencia, pero refleja, ¡paradojas de la vida!, que los que acusan a otros de prejuiciosos son los mismos que interpretan el mundo a partir de la propaganda sesgada con que nos bombardea el poderosísimo lobby gay que se ha apoderado de varios medios de comunicación en todo el planeta.

La homofobia es una actitud desconcertante y execrable, contraria a la dignidad de la persona desde todo punto de vista.

Por eso, resulta chocante y denota una entraña hipócrita el argumento maniqueo que tacha de homofóbicos a todos los que consideramos que la institución jurídica del matrimonio precisa de la dualidad de sexos y la transmisión de vida.

Discrepar con argumentos estrictamente jurídicos de un proyecto que encarna un matrimonio encubierto no convierte a personas comunes y corrientes en homofóbicos recalcitrantes que odian a un grupo concreto de seres humanos.

La discrepancia nunca es un insulto cuando se lleva a cabo siguiendo los procedimientos constitucionales que establece el Estado. Mucho menos cuando se considera que todas las personas tienen un valor infinito.

Así, ser el depositario de una dignidad inalienable, no significa tener siempre la razón.

El poderosísimo lobby gay reproduce con virulencia sendos ataques contra aquellos que no comparten los dogmas del "pensamiento único". No importa. El lobby gay puede aspirar a imponer totalitariamente su particular cosmovisión, pero no logrará silenciar a los que se atreven a disentir de su postura.

Discrepar no es lo mismo que odiar. Se equivocan los que piensan que todos tenemos que ceder ante la tiranía de lo políticamente correcto, ese absolutismo maniqueo que las personas con sentido común tienen que combatir.

*Tomado del Diario Correo del 12 de marzo de 2015

Marcha de la izquierda y el MHOL donde atacan e insultan a congresista fujimorista Martha Chavez, quien está proponiendo el proyecto de ley de "Sociedad Solidaria" que también beneficiaría a los homosexuales.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2281 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
185
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.