Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaferlui escriba una noticia?

Escasez de agua en el Perú

04/08/2009 07:40

16 ¿Es el problema del agua un problema macroeconómico para el Perú?

16

Introducción

Entre todos los problemas micro y macroeconómicos que se presentan en el mundo entero se presta realmente poca atención al del elemento vital como es el agua.

La historia demuestra como las guerras, sobre todo las grandes guerras, especialmente en la actualidad se generan por la disposición de recursos, tradicionalmente y hasta la fecha el elemento generador ha sido la disponibilidad de energía. Rememorando un poco veremos como desde la antigüedad fenómenos tales como la esclavitud han tenido como objeto realmente explotar la fuerza de trabajo de los conquistados a favor de los conquistadores, de igual modo sucede con el aprovechamiento de la fuerza motriz animal para el desempeño de diversas tareas que requieren desgaste de energía (transporte, mover molinos, etc.) y después de eso las guerras se gestan alrededor de los combustibles, especialmente el petróleo del cual provienen la mayor parte de los combustibles que se consumen en las sociedades modernas.

La tesis actual formula la hipótesis de que los próximos grandes conflictos tendrán su origen en la creciente necesidad de agua, sucesos de la política y de la economía internacional ya tienen el factor agua como protagonista.

El propósito del presente trabajo es plantear en breve nuestra teoría al respecto en el Perú.

Vital y escaso recurso

El contexto internacional ha determinado ya que se designe un día interamericano del agua, además en la Conferencia de ONU para el Medio Ambiente y el Desarrollo que se llevò acabo en Mar del Plata, Argentina en 1992 la Asamblea General acordó el 22 de febrero la adopción del 22 de marzo de todos los años como Día Mundial del Agua, estos solos actos son un índice la importancia que el tema del agua va tomando en la configuración de la política mundial.

La proximidad de la escasez del agua se muestra en el cúmulo de cifras estadísticas y los estudios científicos de contundentes conclusiones que no es objeto de este trabajo presentar, baste repetir que el del agua se está convirtiendo en el tema de mayor contenido geopolítico del siglo presente calculándose que en el año 2025 la demanda superará en más del 50% a la capacidad de suministro y hay opiniones en el sentido de que esta cifra es conservadora.

La población mundial, cuyo crecimiento acelerado es prácticamente incontrolable ha hecho ya nacer la inquietud científica sobre si la capacidad proveedora del planeta es suficiente para los actuales 6, 000 millones de habitantes que hoy somos y perfila serias dudas, incluso la seguridad del déficit para los próximos años. El agua encabeza la lista de suministros insuficientes, estimándose que en la actualidad alrededor de 500 millones de personas no tiene acceso al vital recurso, ni qué hablar de cuando se trata del acceso al agua potable.

El contexto peruano

Obviamente el Perú no es una isla con respecto a este problema, afirmación que me atrevo a esgrimir pese a la posición geopolíticamente privilegiada de nuestro país con respecto a los recursos naturales.

El Perú dispone de un amplio litoral que corre de Tumbes a Tacna con una superficie aproximada de 617, 500 kilómetros cuadrados, que contienen un asombroso volumen de agua; en una lógica simplista se puede recurrir a pensar que bastaría con echar mano de él y tener resuelto el problema del abastecimiento para los 26 millones de peruanos.

Analicemos un poco la situación de Lima como recurso analítico supletorio dado que es la gran capital el lugar que dispone de más estudios y datos sobre cualquier tema.

Lima se abastece fundamentalmente del río Rímac, a empezar el análisis ya debemos mencionar que este río es uno de las más contaminados del Perú y probablemente uno de los más contaminados de Latino América. Sus más de ocho millones de habitantes carecen de un suministro regular de agua potable, en las zonas más acomodadas se suple la necesidad con el uso de cisternas y tanques elevados en cada casa o edificio, se almacena y distribuye agua desde enormes tanques ubicados en zonas estratégicamente elegidas y en los grandes parques se ha instalado colchones de agua de los cuales la población aledaña se surte; parte de la necesidad en las zonas menos pudientes la “solucionan” los acarreadores de agua con camiones cisterna que visitan las zonas diariamente originando que los pobladores formen largas colas y paguen precios hasta abusivos por el recurso que por lo demás está lejos de reunir condiciones mínimas de salubridad; esto da lugar además a la aparición de problemas de salud que también son económica y socialmente significativos.

En líneas generales hay quienes estiman que el agua de los ríos Rímac y Chillón, sumada a la escorrentía de las aguas fluviales y el aporte de las subterráneas que se extraen a través de pozos, debería bastar para el suministro de la ciudad, sin embargo, el mal uso, el desperdicio y la contaminación minan trágicamente las posibilidades en este sentido.

La literatura consultada estima que ha fines del siglo XIX se consideraba que una ciudad estaba bien abastecida con 20 litros de agua por habitante al día, hoy para lograr el propósito, las cifras exceden los 500 litros diarios por habitante.

Parte fundamental del problema lo constituye la migración y la propia evolución de la población, al pasar una persona de habitar el ámbito rural al urbano su demanda de agua aumenta tremendamente.

No debemos dejar a un lado el tema de la necesidad rural, las fuentes de agua para regadío escasean también sacrificando muchas veces este segmento en el altar de lo urbano debiéndose sumar la sustracción que las explotaciones mineras e industriales hacen del recurso en ingentes cantidades. Todo esto arrastra consigo la creciente dificultad para el abastecimiento de comestibles provenientes del campo.

Las dificultades técnicas y el altísimo costo del tratamiento para purificar el agua del mar explican la inviabilidad del agua de mar como recurso práctico para el abastecimiento en las ciudades y zonas rurales de la costa. Consideremos el problema de la grave contaminación que afecta a las aguas cercanas al litoral donde los grandes colectores de aguas servidas desembocan aumentando así enormemente los costos de la purificación.

Aquí podemos vislumbrar cómo a un plazo más bien corto, el problema del abastecimiento del agua se está tornando en uno de índole económico en el cual las grandes inversiones extranjeras se tornan necesarias con toda la problemática económica y social que se puede prever alrededor del tema.

Cajamarca y el problema del agua

Muy presentes están todavía en la memoria de los cajamarquinos los tiempos en que se disponía de agua las 24 horas del día, agua pura, cristalina y de coto tan bajo que se podían dar el lujo de desperdiciarla dejando las llaves abiertas durante todo el día o regar grandes huertas caseras o lavar el auto con una manguera, todo ello para no mencionar el juego de carnaval con abundante desperdicio de agua potable.

El principio de racionalidad, como expresión del pensamiento y de la reflexión:

Nos abastecemos de agua por las plantas de tratamiento de El Milagro y Santa Apolonia que recogen y tratan las aguas de los ríos de la parte alta, gran parte del agua de El Milagro proviene del cerro Quilish considerado el acuífero más importante de la zona. El crecimiento acelerado, desproporcionado y desordenado de la ciudad ha provocado que ahora sí sea necesario racionar el agua reduciendo las horas de su disponibilidad y la calidad en términos del contenido químico del elemento puesto que ahora la recibimos saturada de cloro utilizado para reducir la acidez, con el efecto desfavorable para la salud.

Se afirma que el 70% del agua de Cajamarca se pierde en el mar escurriendo a través de toda la cuenca que desemboca en el río Jequetepeque hacia la costa y al Marañòn por el otro lado terminando en el Océano Pacífico y en el Atlántico respectivamente; el 1% lo consume la minería y del 29% restante se abastece la ciudad y la zona rural, la contaminación minera por un lado y la ambiental común (emanaciones de los motores, basura, vertimiento de aceites y otros contaminantes, etc.) disminuyen además en forma más dramática la disponibilidad de líquido elemento para la cobertura de las necesidades humanas inmediatas.

SEDACAJ, la empresa abastecedora de agua potable recibe financiamiento de entidades internacionales como KFW a través convenios a propósito, se suma la tarifa del suministro, cada vez más alta, los exagerados cobros por reposiciones, todo ello en desmedro de la economía de los pobladores urbanos que cargan con el encarecimiento debido a factores como las pérdidas por conexiones defectuosas o clandestinas y el costo cada vez más alto debido a la creciente necesidad de más productos químicos para potabilizar el agua; la situación está a punto de convertirse en un problema socio económico de grandes proporciones.

Planificación del cuidado de agua

Paradójicamente, el agua abunda en Cajamarca, nuestra ciudad está ubicada en una zona de sierra donde la precipitación fluvial, sobre todo en la época de lluvia es muy alta llegando a causar serios problemas de inundaciones y deslizamientos que son recurrentes año a año. Lamentablemente, como hemos mencionado, la mayor parte de esta agua de escurre hasta desperdiciarse definitivamente en el mar. Se ha embalsado alguna agua en la represa de Gallito Ciego (Tembladera), pero favorece a los valles de la costa.

El agua es un recurso vital, insustituible, vulnerable, usualmente escaso. La responsabilidad del cuidado del agua alcanza a todos; en nuestro país la constitución y la ley establecen el agua como recurso de toda la nación, por tanto, su cuidado es tarea de todos, en realidad tendríamos que verla como un recurso planetario; de su importancia y su escasez surge la necesidad de planificar su uso. De su descuido y de su uso irresponsable, falto de planificación surge el desperdicio dado que por lo general se usa más agua de la necesaria. En la medida que se hace uso inadecuado del agua y se impide su uso por otras personas y en cuanto a las disputas por el agua pueden conducir a la una guerra.

La planificación del uso y purificación del agua, por su parte no está exenta de dificultades en cuanto colisiona con intereses particulares, nacionales, de países limítrofes, de grupos los intereses de cada quien tratan de imponerse en desmedro de los criterios técnicos y así se originan los conflictos que cuando alcanzan divergencias entre países se aproximan a la declaración de guerra, similar a lo ocurrido con el petróleo.

El desperdicio en pequeñas cifras, ámbito urbano

Los defectos en el uso y los goteos causan pérdidas muy graves

.

· Se pueden desperdiciar 19 litros de agua, si deja la llave abierta mientras se lava los dientes.

· Lavar la vajilla con la llave abierta, puede requerir un promedio de 40 litros de agua.

· El afeitarse dejando correr el agua puede desperdiciar entre 40 y 80 litros en cada oportunidad.

· Lavar el auto en casa con una manguera puede consumir hasta 567 litros de agua.

El consumo per cápita no debería exceder de las siguientes cifras:

:

  • 15 litros al lavarse
  • 35 litros en el baño
  • 4 litros al beber y cocinar
  • 35 litros al ducharse
  • 10 litros al limpiar la casa
  • 6 litros al lavar el servicio
  • 45 litros al lavar la ropa

Conclusiones

El uso del agua debe ajustarse a tres principios fundamentales

1) El agua es propiedad de todos, es un bien común que alcanza a toda la nación, por tanto, nadie puede irrogarse la propiedad particular del recurso hidráulico.

2) El principio de racionalidad, como expresión del pensamiento y de la reflexión: siendo el agua un recurso escaso y cada vez más costoso, su uso debe ser inteligente en términos de planificación, de previsión y de afrontar un futuro diferente al respecto.

3) La solidaridad como principio y como valor debe estar presente en el tema del uso puesto que nadie tiene derecho a desperdiciar una líquido que otro hombre necesita.

Finalmente consideremos algunas variables como:

El problema de la escasez del agua afecta a grandes sectores de la población en el Peru? La respuesta es afirmativa.

El costo del agua es creciente y la disponibilidad cada vez menor? Respuesta afirmativa.

La escasez del agua constituye factor que influye en el nivel de pobreza de nuestro país? Respuesta afirmativa.

El tratamiento del problema requiere de fondos externos e incluso de entidades internacionales o supranacionales? Respuesta afirmativa.

Podría el problema del agua en el Perú generar un conflicto de dimensiones internacionales= respuesta afirmativa.

Reúne el problema del agua en el Perú las características necesarias para ser considerado un problema macroeconómico? Respuesta afirmativa, pero no solo para el Perú, sino para el mundo entero.

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

Cesar Anto (20/08/2009)

MUY INTERSANTE Y MOTIVADOR PARA LA REFLEXION Y POR LO TNTO PARA TOMAR CONCIENCIA COMUNITARIAMENTE.
EN EL PRINCIPIO 1 QUE ESTABLECES CREO QUE LA PALABRA MAS ACERTADA SERIA ARROGAR EN LUGAR DE IRROGAR.
FELICITACIONES

4
+ -
Responder

Jaferlui (21/08/2009)

Muchas gracias y qué bueno constatar que hay gente consciente como tú, ojalá que fúeramos más, muchos más.

1
+ -
Responder

erika (23/08/2009)

el agua es vida cuidemolos ya q es fuente de vida

-1
+ -

jose (08/07/2011)

calla golfa

3
+ -
Responder

Alan (17/09/2009)

el presidente de la republica deberia preocuparse por el agua y no hacer tratados q lo enriqescan solo a el

1
+ -
Responder

jessy (22/10/2009)

ojalña afronten ese problema

1
+ -
Responder

JHOSIMAR (09/10/2010)

ES MUY REALISTA,REFLEXIVO Y ACERTADO TU COMENTARIO.JUSTO AHORA ESTOY REALIZANDO UNA INVESTIGACION SOBRE CUAL ES LA ACTITUD Y OPINION DE LOS ESTUDIANTES DE MATEMATICA DE LA UNAC SOBRE LA INMINENTE ESCASEZ DE ESTE TAN VALIOSO RECURSO VITAL.OJALA HUBIERAN MAS PERSONAS CONCIENTES Y SOLIDARIAS COMO TU...

1
+ -
Responder

Usuario anónimo (24/10/2010)

este contenido es muy interesante

1
+ -
Responder

Usuario anónimo (02/02/2011)

reyna el agua es necesaria para tanta gente que no tine este recurso y hay una señora que conozco que riega el pedazo del parque que esta frente a la casa donde vive por 9,10 horas de lo que yuo puedo ver. eso no es justo.

-1
+ -
Responder

dqwfwf (28/03/2011)

goldeen goldeen

1
+ -
Responder

Usuario anónimo (09/04/2011)

ME PARECE MUY EDUCATIVO TODO LO QUE HAZ ESCRITO SOLO NOS QUEDA CONTRIBUIR COMO BUENOS CIUDADANOS A TENER CONCIENCIA Y CONTRIBUIR EN EL AHORRO DEL AGUA.

Mostrando: 1-10 de 15