Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Plasencia escriba una noticia?

El escritor mediocre por Jaime Bayle

25/05/2009 19:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tio terrible parece mas un tio abuelo en la escrituras de sus libros, tal vez sea la comezon literaria o de la vida de las cuatro decadas cerca a los 50s

El escritor se ha resignado a salir en la televisión todas las noches porque sabe que carece de talento para ganar con sus libros el mismo dinero que gana en la televisión y porque sabe que carece de coraje para vivir pobremente, como viven o vivieron algunos escritores que admira.La televisión es entonces una derrota moral para el escritor, el recuerdo permanente de su mediocridad. Lo que otros perciben como un éxito personal (lo que otros incluso le envidian) resulta para él un fracaso abrumador del que ya no tiene esperanzas de recuperarse, después de haber publicado diez novelas.Si no ha podido ganarse la vida como escritor con diez novelas publicadas y traducidas a algunos idiomas, y si sus obligaciones económicas no tienden a disminuir sino a multiplicarse a medida que sus hijas crecen, parece altamente improbable (casi tan improbable como ganarse la lotería) que el escritor consiga emanciparse de las penosas servidumbres de la televisión (penosas al menos para él) y cumplir su sueño de retirarse a vivir del dinero que le procuren las ventas de sus libros.Es decir que, siendo mediocre, sabiéndose mediocre, el escritor es sin duda alguna un escritor, o siente que está en su destino ser un escritor, o es al menos un escritor mediocre y obstinado, alguien que, a falta de verdadero talento, se refugia en el dudoso mérito de la terquedad.Parece claro, o al menos parece claro para él mismo, que el escritor no es ni será un artista, y que las razones o emociones turbulentas que lo precipitan a escribir son el instinto de supervivencia y la sed de venganza, de lo que podría concluirse (aunque esto es siempre debatible) que, además de ser un escritor mediocre, es una mala persona, alguien que se alegra cuando muere un escritor que se tomó el trabajo de publicar artículos mezquinos e insidiosos, menospreciando los libros que él publicó.Solo le obsesiona que esa novela triste de los cojones sea publicada antes de que él muera. Está enfermo y sabe que no le queda mucha vida. No cree en los médicos y no quiere someterse a las humillaciones que ellos le impondrían si intentara curarse o prolongar su vida. El escritor mediocre sabe que su vida ha sido mediocre, que la obra que deja es mediocre, que su última novela no escapa de esa previsible mediocridad, pero sabe también (o se aferra a esa superstición) que si continúa escribiendo como un demente, como un poseso, como un sujeto desalmado y vengativo, no morirá todavía y la enfermedad de ser un escritor derrotará a esa otra enfermedad, aquella que se aloja en su hígado y se extiende lenta e inexorablemente, corrompiendo sus entrañas. Peru21

Ya que está condenado a desempeñar ese oficio alimenticio


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Plasencia (350 noticias)
Visitas:
906
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.